24 de octubre de 2019
24.10.2019
La Opinión de Murcia
Entrevista

Rafa Luz: "Booker es un gran trabajador, pero todavía me cuesta controlarle"

Rafa Luz, base del UCAM Murcia, afirma que "no hay que volverse loco por perder" en Fuenlabrada y que la presencia de Sito Alonso ha sido clave para fichar por el club universitario después de quedarse cerca en dos ocasiones

23.10.2019 | 23:00
Rafa Luz: "Booker es un gran trabajador, pero todavía me cuesta controlarle"

¿Cómo está en Murcia, una ciudad diferente a Andorra?

Muy diferente. Mis últimos años en España viví en ciudades donde llovía y hacía frío, además de estar acostumbrado a jugar dos partidos a la semana. Por eso venir aquí es un cambio importante. Jugamos una vez a la semana, tenemos más sesiones de entrenamiento, convivimos con el calor... La verdad es que está siendo todo muy diferente porque hacía años que me había adaptado a otro tipo de día a día.

¿Y por qué decidió venir aquí?

Más que nada por Sito (Alonso). Una vez que tomé la decisión de no seguir en el Andorra, salieron tres o cuatro ofertas. Hablé con Sito y me dio la confianza de venir. Es cierto que en dos o tres ocasiones anteriores casi había fichado por aquí y al final no pude, por eso al final creo que también ha podido influir en la decisión.

¿Qué pasó en esas otras ocasiones para que llegara a cerrarse su fichaje?

Si te llama un equipo de Euroliga es complicado, y si te llama un equipo de Eurocup, también. Pensé que en ese momento era lo mejor para mí, fueron circunstancias deportivas las que me hicieron al final no fichar por Murcia.

¿Y ahora sí, por qué?

Hablé con amigos brasileños que han habían jugado aquí, como Faverani, Benite, Augusto Lima, incluso Paulao Prestes. Confío mucho en Sito de mi etapa en Baskonia y me ha trasmitido la ilusión que tiene el club de borrar la temporada pasada y de escribir una nueva historia. Todo eso pesó hasta que me decanté por Murcia.

Vayamos al presente. ¿Han analizado qué pasó el domingo en Fuenlabrada?

Yo no sé por qué la gente se ha vuelto tan loca con esa derrota. Esto es baloncesto, eso pasa, no es la primera vez ni quizás será la última que pase esta temporada. Fue una toma de decisiones malas del equipo y buenas por parte del rival. Ya está, no hay que dar muchas vueltas. Claro que hay que corregir, claro que fue una oportunidad de oro para ganar un partido fuera de casa, pero esto acaba de empezar, tampoco hay que volverse loco. Estamos a una victoria de la zona de play off y quedan trece partidos más para terminar la primera velta. Hay mucho camino que recorrer, muchas cosas que mejorar y, sin duda, este partido ha servido para esto. No hay que volverse loco por perder un partido así.

¿Esa derrota no añade presión al partido de este sábado?

No lo veo como una forma de presión, porque si fuera así, no estaríamos trabajando como lo estamos haciendo, con buenas caras, buena actitud. La presión la ponen quienes viven esto desde fuera. Nosotros queremos ganar el partido del sábado y reaccionar, como hicimos tras perder con el Madrid, saliendo a tope y haciendo las cosas bien. No podemos venir a jugar a casa y sentir la presión como si estuviéramos jugando fuera.

Se les nota muy cómodos aquí, en el Palacio.

Muchísimo y se nota en la manera de jugar el equipo, que es muy agresivo en ataque y duro en defensa. En casa damos un paso adelante importante.

Tiene un compañero, Askia Booker, que todo el mundo coincide en decir que es especial. ¿Es complicado entenderse con él?

A la hora de comunicarnos, por supuesto que no porque Askia es un gran tío. Parece un tipo duro, un poco aislado, pero es un gran tío, un trabajador que intenta mejorar todos los días, pero es cierto que su carácter a la hora de jugar a mí todavía se me hace un poco difícil a la hora de intentar controlarle. Todavía no he cogido la confianza que tengo con los demás jugadores, pero seguro que más adelante la vamos a tener y se va a notar porque el equipo depende mucho de él y, sin duda, él va a dar un paso adelante muy importante.

¿Pensó antes de venir que iba a tener menos protagonismo en la plantilla por tener a Askia Booker como compañero?

No, para nada. Cuando tomé la decisión de venir, estaba seguro de que Askia iba a seguir y era un jugador que yo quería tener en mi equipo. Demostró el nivel que podía dar la temporada pasada, también durante el verano en la liga de Estados Unidos que disputó, y en ningún momento pensé en mis minutos. Siempre he sido un jugador de equipo y si alguna vez no he tenido que jugar o jugar menos, lo he asimilado tranquilamente. Compartir equipo con Askia y Manu Lecomte es un gustazo. En el día a día nos llevamos muy bien, nos presionamos porque sabemos que los partidos van a ser así, siempre con respeto máximo entre nosotros.

En los dos próximos partidos se enfrenta a equipos donde ha estado. Su paso por Santiago fue especial. ¿Qué recuerda?

Siempre voy a tener un cariño especial a Santiago porque fue el equipo donde maduré como jugador y persona, dejé de ser niño en Santiago. Moncho Fernández fue el entrenador más importante para el equilibrio que tengo a la hora de controlar el equipo. Entre Moncho y los bases que he tenido en las últimas temporadas, he madurado muchísimo. Vivir solo me hizo madurar como persona, dejar de ser adolescente y ser más hombre. Fue una etapa muy bonita de mi vida que voy a guardar con mucho cariño y, a la vez, ahora sé cómo va a jugar el Obradoiro, porque aunque cambien los jugadores, la idea es prácticamente la misma. Espero que eso sirva de ayuda para ganar el sábado.

De Andorra sé que no salió muy contento, que no le gustó que le incluyeran en el derecho de tanteo cuando sabían que no se iba a quedar.

El tema del tanteo es muy complicado y solo existe en España, donde intentan proteger a los equipos pero se olvidan de los jugadores. En Andorra el club sabe por qué fue mi salida, por qué no quise continuar, y es un tema que debe quedar en eso, no hay que dar muchas vueltas. La temporada pasada hicimos cosas muy importantes para el club y el país y estoy orgulloso de haber jugado allí.

Sito dijo en una entrevista a La Opinión que usted era un líder, que por eso le había fichado. ¿Qué le falta para terminar de ser el líder que quiere su técnico?

Que pasen un poco los días. El Mundial me ha cascado un poco, se me ha hecho un poco largo. No paré este verano, con tanto viaje para ir a China y volver directamente aquí. La verdad es que está siendo un poco complicado. Una vez el cuerpo se acostumbre de nuevo al día a día, a pensar con rapidez, yo creo que voy a ser mejor jugador y seré muy útil al equipo.

Pues menos mal que esta temporada juegan solo un partido por semana, porque de lo contrario sería más complicado.

Se puede ver en los jugadores que han estado en el Mundial y que juegan en Euroliga o en Eurocup, que les está costando ser lo que son, y yo soy uno de ellos, sin duda.

¿Cómo vivió esa grave lesión que le tuvo un año en dique seco?

El primer día fue horrible para mí, no sabía ni cómo darle la noticia a mis familiares. Mi familia ha vivido el baloncesto y decírselo a mi padre fue muy duro, pero al día siguiente me desperté positivo. Tuve la mala o buena suerte de que uno de mis amigos, Dani Bordignon, que estuvo en el Baskonia conmigo y que acababa de pasar por una recuperación de rodilla, estuviera siempre a mi lado porque fue muy importante para cambiar mi manera de pensar. No podía ser negativo porque iba a ser malo para mi recuperación, así que al día siguiente ya eran todo sonrisas y ganas de recuperarme.

Por las redes sociales divulgó vídeos de su recuperación. ¿Era una forma de demostrar que estaba ahí?

Es que no me había muerto, solo había sufrido una lesión grave. Conozco mi cuerpo y sé que se recupera bien de las lesiones. Y así fue. Me costó, como pasa con cualquier lesión de rodilla, y una vez que me puse en forma al final de la temporada siguiente, me sentí como antes.

Últimamante, desde el baloncesto chino, están reclutando a muchos jugadores de su país con buenos contratos. ¿A usted no le han llamado?

En China les gusta el show, que los jugadores metan 50 puntos y yo no soy para nada un jugador espectacular. Nunca me han llegado ofertas de China y si alguna vez llegaran, como he estado allí y sé como es el país, sé que me iba a costar mucho adaptarme, así que no doy muchas vueltas porque no creo que sea muy posible.

Por último, ¿tiene techo el UCAM Murcia?

No podemos ponernos límites, eso sería una equivocación grande. Hay que pensar que el entrenador, por más que terminara bien la pasada temporada, es ahora cuando ha podido imponer su filosofía. También han cambiado algunos jugadores y otros que se han quedado, tienen que entender también su filosofía. No hay que poner límites porque el que se limita sale perdiendo. Este equipo tiene mucho que crecer durante la temporada y estoy seguro de que lo haremos porque veo que tenemos ganas. Aunque hemos perdido tres partidos fuera de casa, la reacción del equipo en el siguiente entrenamiento siempre ha sido muy buena tras una derrota. Estoy seguro de que pasaremos por un momento muy bueno esta temporada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Especial

 

Baloncesto Regional 2020-2021

Conoce todos los equipos y sus plantillas y el calendario de encuentros de ACB, LEB Oro, LEB Plata, EBA, LF2 y BSR ¡Adelante!


Especial

 

Guía del fútbol regional de Murcia 2020-2021

Guía de Fútbol Regional de Murcia de la temporada 2020-2021. Conoce todos los equipos y sus plantillas y el Calendario de encuentros de 2ª, 2ªB y 3ª. ¡Adelante!