13 de octubre de 2019
13.10.2019
Fútbol sala
Jimbee Cartagena22O'Parrulo Ferrol

El Jimbee solo empata y da otro disgusto a su afición

Los cartageneros, que no saben lo que es ganar en esta temporada, dejan escapar dos puntos ante el O'Parrulo

13.10.2019 | 04:00
El Jimbee solo empata y da otro disgusto a su afición

Un sector de la grada despide al equipo con pitos.

El Jimbee Cartagena sigue sin conocer la victoria en la liga tras cosechar el segundo empate y el segundo punto del campeonato ante el O'Parrulo de Ferrol. A los chicos de Brocanelo se les vio con más actitud sobre la pista que en ocasiones anteriores, pero esto fue insuficiente para sumar los tres puntos en juego. El público despidió al equipo con división de aplausos y pitos.

Comienzo con juego rapidísimo donde Jimbee inició los primeros instantes tratando de arrinconar a O'Parrulo que no sabía salir con claridad de la presión alta de los locales. En el primer minuto el pívot Eka ya disfrutó de dos oportunidades para inaugurar el marcador, donde también se veía a un Attos que duplicaba su función en ataque y defensa.

A los cuatro minutos ambos entrenadores cambiaron sus cuartetos en bloque, obteniendo como consecuencia que los gallegos dieran un paso adelante, mientras que los locales plegaron sus filas para sorprender en la contra. A pesar de todo y aunque la bola circulaba con velocidad, las ocasiones iban apareciendo de forma muy difuminada. Al llegar al minuto 7 y tras un aviso previo de Fernández, el propio el ala fue quien batió a Chemi con un testarazo dentro del área.

El 1-0 daba confianza a la escuadra de Brocanelo, que disfrutaba de minutos con cierta comodidad sobre la pista ante un O'Parrulo que se asomaba muy poco a las inmediaciones de Raúl y tampoco defendía con firmeza, cargándose además de faltas. A los diez minutos sumaba ya cuatro, aunque dos más tarde fue el Jimbee el que llegó a la cuarta.

Existían momentos en que los visitantes trataban de insistir sobre la frontal del área cartagenera, pero la falta de mordiente dejaba a Raúl casi sin participación. A los quince minutos fue el Jimbee el que acumuló las cinco faltas, y de hecho iba bajando el ritmo en el juego. Esto fue aprovechado por los visitantes para llegar con más claridad al marco cartagenero.

Fue aquí cuando llegó el tanto de Rahali. A los diecisiete minutos, después de una jugada bien llevada por el cuadro gallego.

Acto seguido Brocanelo utilizó su tiempo muerto y la reacción del Jimbee fue inmediata, consiguiendo otra vez ventaja en el marcador con un tanto de Franklin tras una combinación rápida por banda izquierda. Todo esto ocurría en el mismo minuto 17.

Se llegó a la conclusión de la primera mitad con el quinteto local más despierto que en minutos anteriores, haciendo una lectura perfecta de la forma de juego visitante que además contrarrestaban con las contras rápidas.

Con idas y venidas, se inició el segundo acto, donde ambos equipos estiraban la pista dejando el juego abierto sin tantas apreturas en defensa.
Este escenario beneficiaba por el momento a O'Parrulo, que logró equilibrar el electrónico con un disparo a media distancia de Hélder. El 2-2 dejaba aturdidos a los jugadores del Jimbee, que volvían a dar el dominio del esférico a los pupilos de Héctor Souto.

Conforme avanzaba la segunda parte, el Jimbee estaba más agazapado sin poder contar con los contragolpes. A los 26 minutos Eka concluyó un disparo cruzado que Chemi despejó a córner como pudo. Esta ocasión era el primer acercamiento serio de los blanquirrojos en la segunda parte.

Desde este momento, el Jimbee le dio más intensidad a su juego y a la presión en ataque. El balanceo ofensivo era continuo, aunque al paso de los minutos eran los locales los que más insistían. Se llegaba al minuto 32, donde el equipo cartagenero adquirió el dominio del juego, pero aún le faltaba conseguir más argumentos en el último pase para inquietar a Chemi.

Las réplicas de O'Parrulo apenas se contabilizaban. Esto hacía presagiar que el tercer gol local podía llegar en cualquier momento, pero el crono se iba echando encima. Ante la falta de profundidad los de Brocanelo lo intentaban también a media distancia, pero los disparos terminaban o lejos de la portería gallega o eran rechazados por el muro visitante.

Al final, O'Parrulo defendió el empate con uñas y dientes y Jimbee se quedó cerca de una victoria que aún sigue sin conseguir después de cinco jornadas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes