07 de octubre de 2019
07.10.2019
Yeclano Deportivo
Villarrobledo11Yeclano Deportivo

Tonete da al Yeclano Deportivo su noveno punto

Un tanto del delantero azulgrana en la segunda mitad permite a los de Sandroni sumar un punto en su visita a un Villarrobledo superior

06.10.2019 | 21:57
Mario trata de despejar el balón entre dos rivales.

El Yeclano Deportivo es mucho más que un equipo. Tiene alma de torero. Hasta en sus muletazos más difíciles y desviados sabe sacar casta, sabe sufrir y sabe, casi siempre, hacerse querer. Quizá no fue casualidad que el campo se llamara Nuestra Señora de La Caridad, pero lo cierto es que algo parecido a la Virgen le salió al equipo de Sandroni para llevarse de Villarrobledo un empate tan doloroso para los locales como el que sacó el Córdoba de La Constitución. Y es que así de bonito es el fútbol, y más con una afición como la azulgrana, que se desplazó con cientos de aficionados en las gradas manchegas.

Sandroni volvió a mostrar trazas de ser un José Tomás de los banquillos modestos. Pocos se acercan al toro tanto como él y pocos contagian esa irracionalidad a su gente llenando autobuses y gradas. Y es que, pese a tener la baja de última hora de un jugador clave como el pivote Carlos Selfa, fue capaz de decidir sentar a Ubai bajo el mantrax de darle alternativas a todos.  Lo cierto es que a los jugadores no se les puede reprochar falta de entrega, pero el equipo careció en muchas fases de consistencia. Delante había un Villarrobledo mejor de lo que se podía prever, que en el primer cuarto de hora tambaleó a un conjunto azulgrana más lento.

Tras fallar el Villarrobledo hasta cuatro acercamientos claros, y tras un susto yeclano que acabó en fuera de juego de Alayeto, el equipo local con la brillate movilidad de sus jugadores atacantes se iba a poner por delante en una buena acción desde la banda de Dani Lozano que Agus Alonso aprovechó con placidez en el corazón del área. Con el marcador en contra, los de Sandroni se estiraron algo pese a sentirse irregulares, y tuvieron dos disparos de Vivanco y Mario que acabaron en córner. Por su parte, al filo del descanso el conjunto castellano manchego pudo anotar un segundo psicológico por medio de Dani Lozano, salvando Serna con dificultades. 

Tras el descanso, Sandroni salió por chicuelinas y si precisamente el equipo carecía de recuperación y contundencia en el centro del campo, decidió dejar en el vestuario a Vivanco y sacar a Carlos Felipe para unos menesteres a los que el chaval no está acostumbrado. El equipo no mejoró en contundencia pero sacó ese espíritu de Curro Romero que corre por sus venas. Y para ello era necesario introducir al torero más laureado de la plantilla como es el mítico Tonete, quien iba a conseguir la oreja tras muchas banderillas interesantes mal clavadas por parte de los locales en la portería de Serna. El Yeclano achicó un buen número de balones en boca de gol que apenas hacía falta empujar, y que los atacantes locales no encontraban la manera de remachar, e incluso salvó bajo palos un tiro a gol de Pablo García con Serna ya batido.   

Pues fue justo después de que Mario despejara en la línea cuando, a la contra, Víctor Fenoll lucía una verónica con la que dejó a Tonete solo ante Salcedo, quien acertó metiendo un rentable rejonazo al Villarrobledo. El tanto no hizo más que meterle todavía más locura y emoción al choque, con un Yeclano que pasó de estar a punto de sacar a Javi Muñoz a la desesperada a meter a Ubai para intentar ofrecer más seguridad atrás. Los minutos finales fueron emocionantes, el Villarrobledo clamaba justicia con todo el equipo volcado en el ataque y el Yeclano olía que en una contra podía llevarse también el rabo, especialmente en una internada de Alayeto hasta la cocina. El caso es que no se repartirían más premios, aunque como viene siendo habitual la vuelta al ruedo fue para Serna, que sacó una mano descomunal en los minutos finales.

Siempre se ha dicho que bien está lo que bien acaba, pero el Yeclano sigue teniendo asignaturas pendientes de mejorar si no quiere que los capotazos del destino se conviertan más adelante en cornadas. Lo que sí parece inmejorable es lo de la afición yeclana, que sigue dando pasos hacia delante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes