26 de septiembre de 2019
26.09.2019
La Opinión de Murcia
Entrevista
Exciclista y comentarista de Eurosport

Eduardo Chozas Olmo: "Es más difícil para Valverde ganar el Mundial de este año"

"Alejandro es el eje de España, pero también tiene opciones Luis León", dice el exciclista

25.09.2019 | 20:33
Eduardo Chozas Olmo: "Es más difícil para Valverde ganar el Mundial de este año"

Eduardo Chozas y el equipo de Eurosport están transmitiendo durante toda la semana el Campeonato del Mundo, que concluye el domingo con la prueba reina, donde Alejandro Valverde defenderá el título que logró hace un año. El madrileño vaticina que retener el jersey arcoíris será más difícil.

El exciclista Eduardo Chozas, comentarista de Eurosport, analiza para LA OPINIÓN el Mundial que el próximo domingo se disputa en Yorkshire, donde Alejandro Valverde defenderá el jersey arcoíris que conquistó hace un año. El madrileño, ganador en 1991 de una etapa de la Vuelta a Murcia, también ve a Luis León Sánchez con oportunidades de brillar en Yorkshire.

Valverde hizo el año pasado la Vuelta a España a tope y ganó el Mundial. ¿No cree que este año también llega desgastado?

El año pasado no guardó nada, se entregó en la Vuelta, pero acabó peor que éste porque al final tuvo problemas, pero en 2019 ha acabado un poquito mejor. La diferencia es que el Mundial de 2018 era tan duro que era más fácil para el ciclista que estaba bien porque era como un día de montaña. El recorrido este domingo es más de Mundial, de estos que se corren como una clásica, que al final no se puede controlar del todo bien la carrera. Hay muchas alternativas y los grandes favoritos están muy marcados. Valverde es el eje de España, para el que va a trabajar toda la selección, intentando que esté con los mejores en la parte final para intentar ganar, pero el recorrido no es tan duro y va a tener más rivales de la entidad de Peter Sagan, que vuelve a ser uno de los grandes favoritos por su forma de ver los Mundiales, a los que hay que sumar gente rápida como Matteo Trentin y Michael Matthews, así como otro tipo de corredores como Mathieu Van der Poel. En definitiva, es un Mundial muy abierto.

El año pasado España jugó a guardar durante todo el recorrido. ¿No debería cambiar de táctica en esta ocasión ?

No porque el Mundial es tan duro, como una clásica del tipo Lieja, que al final del día se acumula mucho desnivel y hay que estar muy bien en las dos últimas vueltas al circuito. Si España tiene que tirar, gasta lo que tiene y en la última vuelta no puede controlar nada. La selección debe meter a un ciclista en cada escapada y controlar un poco para tener la posibilidad de ganar con su hombre más rápido. Al final, los que están más en forma están delante, pero no va a ser como el año pasado, que si estabas bien ganabas. Este año, aunque estés bien, puede que se vaya el caballo, que se produzca un corte por delante y no lo puedas coger. Además, hay otro factor a tener en cuenta, que es el tiempo, porque como llueva, es un circuito muy peligroso, que se va a hacer mucho más duro. A lo mejor son los ciclistas de segunda fila rápidos los que se metan en una fuga y tengan su oportunidad. Pero está claro que al no ser tan duro como en Innsbruck es más difícil para Valverde.

Solo se habla de Valverde, ¿pero España no puede tener otra baza en la recámara?

Puede. Se ha dicho que todo va en función de Alejandro, pero la carrera está viva y si se meten dos corredores de la selección en una escapada de siete u ocho, puede tener posibilidades un ciclista del tipo de Luis León Sánchez. La teoría es una, pero hay que decidir sobre la marcha y no llevan pinganillo. Por eso son tan bonitos los Mundiales.

¿Ve normal que Valverde aún no se haya retirado y que sí lo hayan hecho otros más jóvenes?

Es algo admirable. También es verdad que en los últimos años se han visto casos de gente mayor que ha alargado su vida deportiva porque se corre un poco menos que en mi época. Si disfrutas de lo que haces, estás en un buen equipo y el físico te acompaña, es normal. Alejandro también ha tenido varios ciclos, como cuando estuvo dos años sin correr dos años por la sanción, que le ayudaron a regenerar a nivel mental porque el tema está en la cabeza más que en el cuerpo, en querer seguir; y luego la lesión. Todo eso son balones de oxígeno aunque sean un mal que no deseas. Todo eso le ha ayudado aunque ha reconocido que tuvo esa depresión por la persecución que sufrió varios años y que le pasó factura, pero dentro de que son males, le ha ayudado porque ha hecho dos parones biológicos.

Es que se pone en forma muy rápidamente.

Físicamente es un portento. Además, está en un equipo donde se siente bien tratado y disfruta, al margen de ganar relativamente fácil. Está motivado para seguir y hasta que no le falle uno de los tres ejes, seguirá. Ya ha dicho que hasta 2021 estará en activo porque imagino que ya necesitará estar más tranquilo. Pero un ciclista, de lo que más se puede cansar, es de estar tanto tiempo haciendo lo mismo, pero en cuanto le cueste ganar, será el momento de dejarlo. Además, lo hará con el pabellón muy alto antes de tener que arrastrarse.

¿Cree que al Movistar le perjudicó tener dos líderes e indefinirse en algunos momentos de la pasada Vuelta a España?

Yo creo que no. Al final Nairo nunca fue un líder porque no estaba en forma. Subiendo no fue bien y se colocó porque fue un gran estratega. Ganó en Calpe, pero siempre falló en la montaña, y en los abanicos se colocó por estrategia. El Movistar siempre trabajó con la convicción de que Alejandro era el que mejor iba y así fue. En el seno del equipo sabían muy bien quién estaba bien. Por ejemplo, cuando Nairo se metió en el abanico, destrozó la táctica del Jumbo Visma y eso favoreció mucho a Alejandro. Creo que Movistar corrió muy bien a pesar de todo lo que se dijo.

¿Hay explicación al ataque de Valverde al que no dio continuidad en la penúltima etapa?

Se lo pregunté a Eusebio Unzue en directo, durante la transmisión, y me dijo que fue porque salieron los Bora a su rueda y decidió parar porque favorecía a Roglic. Le pregunté si fue porque querían mantener a los dos corredores en el podio, pero dijo que no, que fue porque el Bora empezó a tirar y Alejandro decidió parar.

Quizás tampoco se veía con fuerzas para ir a por Pogacar.

A mí también me extrañó que parara tan rápido, pensé que tenía que haber seguido para pillar a Pogacac y ver qué pasaba. Pero hay que tener en cuenta que Roglic siempre fue el mejor subiendo, nunca tuvo un día malo. Alejandro estuvo fenomenal el día del Acebo, nunca lo había visto atacar a siete kilómetros de la meta, pero luego lo pasó mal al día siguiente. Y Nairo corrió de una manera muy buena, fue un maestro estratégicamente y eso ayudó mucho al Movistar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes