23 de septiembre de 2019
23.09.2019
La Opinión de Murcia
FC Cartagena

Munúa: "Nos quitamos un peso de encima"

El entrenador cartagenerista admite que "había nerviosismo" por conseguir la primera victoria en el Cartagonova ante la afición

22.09.2019 | 23:16
Gustavo Munúa da instrucciones desde la banda en el partido.

El entrenador del Fútbol Club Cartagena, Gustavo Munúa, aseguraba en sala de prensa lo que se reflejaba perfectamente en el campo: el cuadro albinegro estaba inquieto. «Cuesta ganar por ese nerviosismo de sacarnos ese peso de encima de sumar la primera victoria en casa de una vez. En el primer tiempo no estuvimos bien puestos en el campo para superar esa presión fuerte del Cádiz B. Nos hacían equivocarnos. Ellos se sentían cómodos. Había nervios. Nos hemos sentido incómodos en la primera parte. Aún así, enganchamos dos o tres jugadas. Tuvimos alguna llegada interesante», decía el entrenador.

Pero, por suerte para los albinegros, en el segundo acto cambió todo porque «hubo más tranquilidad y estuvimos más alegres. Fuimos desgastando al rival. Atacamos por fuera, por dentro, a la espalda, hasta que pudimos encontrar alguna jugada para marcar. Fueron varias las ocasiones. Creo que de la segunda parte podemos sacar imágenes muy positivas. Por suerte, se pudo ganar», declaraba Munúa. Un partido que, según el preparador de Montevideo, fue «muy trabado». Sabíamos que iba a ser duro. Es difícil encontrar espacios frente a este equipo. En la segunda parte llevamos el partido a donde queríamos».

Además, el máximo responsable del vestuario cartagenerista justificaba la sustitución de Cordero. «Me ha pedido el cambio por una contractura en el abductor. No era necesario forzar. Entró Verza y lo hizo muy bien. Nos dio esa circulación que nos faltaba. Se notó su salida al campo», decía.

Otro de los nombres propios que saltaban a escena era el Elady, el autor del único tanto del encuentro, que no veía portería desde el pasado 2 de junio, frente al Real Madrid Castilla.

Sobre el jienense, Munúa aseguraba que su suplencia fue debida a «toda la situación que ha vivido esta semana. Esa sensación de felicidad que tiene en estos momentos es lo mejor que te puede pasar. Le quisimos dar tranquilidad. Viana hizo un buen partido en Sanlúcar y queríamos darle continuidad». El duelo requería la presencia del máximo goleador del curso pasado y su aportación no dejó indiferente.

Como William, jugador que vino para estar a caballo entre el primer equipo y el filial. Salió y dejó detalles de calidad. Fue eléctrico e insistente por el costado derecho. «Nos dio cosas interesantes. Estuvo muy bien en el uno contra uno y sacó bastantes faltas», decía Gustavo Munúa.

Un entrenador al que se le veía más aliviado que en jornadas anteriores. El no ganar en casa se estaba convirtiendo en una pesadilla de la que ya ha podido despertar el cuadro albinegro.

La inexperiencia, su condena

Por su parte, el entrenador del Cádiz B, Juan Manuel Pavón, tenía muy clara la causa de esta derrota. «Yo señalo a la inmadurez», señalaba el técnico del filial amarillo.

«Fue un partido muy disputado con un tiempo para cada equipo. Nos vamos fastidiados. El Cartagena ha ido de menos a más. Nos ha faltado esa madurez que le pido a nuestro equipo. Somos un equipo joven que tenemos que ir creciendo con este tipo de partidos. Creo que mi equipo no ha sabido interpretar bien cuando teníamos el balón. Nos ha faltado más picardía», aseguraba.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes