22 de septiembre de 2019
22.09.2019
Fútbol. Segunda División B
Talavera12Real Murcia

Josema y Curto levantan la moral del Real Murcia

Los dos futbolistas relegados a la suplencia por Adrián Hernández lideran la primera victoria de los granas en este campeonato liguero

22.09.2019 | 20:55
Josema y Curto levantan la moral del Real Murcia

FICHA DEL PARTIDO

  • Talavera: Óscar Santiago, Expósito, Sanjosé (Alonso, 73), Gerrit (Ángel López, 64), Aguilera, Oca (Cristian, 52), Zamorano, Juanra, Sergio Martínez y Samu Corral.
  • Real Murcia: Lejárraga, Armando, Antonio López, Juanra (Edu Luna, 41), Manolo, Juanma, Álvaro Rodríguez, Iván Pérez, Josema, Alberto Toril (Marcos Legaz, 70) y Víctor Curto (Peque, 67)
  • GOL: 1-0. Min. 13: Pablo Aguilera. 1-1. Min. 27: Josema. 1-2. Min. 47: Víctor Curto, de penalti.
  • ÁRBITRO: Santos Pargaña. Amonestó con amarilla a Oca, Zamorano, Expósito y Sanjosé, del Talavera, y a Juanma y Edu Luna del Real Murcia.
  • ESTADIO: El Prado.

El Real Murcia ha sumado su primera victoria de la temporada y lo ha hecho gracias a los goles de dos futbolistas que en las últimas jornadas se han tenido que conformar con ver los partidos de su equipo desde el banquillo o la grada. Recapacitó Adrián Hernández y dio la titularidad a Armando, Víctor Curto y Josema, tres jugadores en el olvido en este inicio liguero, y con ellos tres sobre el campo, los granas no solo se repusieron al 1-0 logrado por el Talavera en el minuto 13 sino que además remontaron, confirmándose el primer triunfo liguero de esta campaña. Y si el Murcia ganó fue gracias a un gol de Josema y a otro de penalti de Víctor Curto. Si todo era cosa de un triunfo, los murcianistas ya han dado el paso para abandonar la zona baja de la clasificación.

Necesitaba el Real Murcia ganar como fuese para despejar de golpe todas las dudas que se han acumulado en las cuatro primeras jornadas, y Adrián Hernández lo puso todo del revés. Modificó su once titular, renunciando a esos principios de los que hablaba hace solo quince días y poniendo sobre el campo a los jugadores más experimentados, cambio de esquema, apostando por una defensa de tres, y se encontró con múltiples problemas, debido a las lesiones de Chumbi, en el calentamiento, y de Juanra, cuando el primer tiempo llegaba a su fin.

Poco o nada tenía que ver el equipo que saltó al césped de El Prado con el que perdió hace una semana frente al San Fernando en Nueva Condomina. Armando era la novedad en una defensa de tres con Antonio López y Juanra, que dejaba su puesto en el centro del campo para introducirse en el centro de la zaga. Josema, ese futbolista que ilusionó la pasada campaña y al que Adrián Hernández ha relegado al olvido en apenas un mes de competición, tenía que improvisar y jugar de mediapunta, con Álvaro Rodríguez e Iván Pérez como carrileros. Totalmente nueva fue la línea de ataque. Entraba Víctor Curto, otro al que el técnico grana tenía en el ostracismo, y aparecía Alberto Toril para sustituir al lesionado Chumbi.

Parece que no tiene solución este Real Murcia. Eso se demostró en los primeros minutos. Los cambios no ayudaban a que los murcianistas tuviesen el control del partido. Tampoco la modificación del sistema, que agravó los problemas defensivos que se vienen repitiendo desde el día que comenzó la liga. El Talavera, muy serio y con las ideas claras, pronto construyó una autopista que dejaba a Antonio López a un lado de la cuneta y a Juanra a otro. Era tal la distancia entre uno y otro, que el exgrana Pablo Aguilera disfrutó ganando cada carrera a los murcianistas. Así llegó el gol que adelantaba a los locales y que ponía de los nervios a los visitantes. Zamorano, con un pase largo, buscó a Aguilera. El delantero, ante la lentitud de Antonio López y Juanra, se sintió volar, y cuando ya estaba delante de Lejárraga no tuvo ningún problema para definir como un auténtico delantero.

Otra vez se repetía la historia. Un error defensivo condenaba al Real Murcia. No puede seguir cometiendo el conjunto grana despistes de ese nivel, pero cada partido ocurren a las primeras de cambio. Siguió el Talavera dominando el encuentro. Juanma y Manolo no podían hacerse fuertes en el centro del campo, y los castellano-manchegos jugaban a sus anchas en un terreno de juego que no estaba en sus mejores condiciones. Los balones largos de Lejárraga tampoco ayudaban. El esférico siempre estaba en las botas de los locales. A continuación del gol de Aguilera, en una acción prácticamente similar y que dejó desnudos a Antonio López y Juanra volvió a intentarlo el equipo de Fran Alcoy. En esta ocasión, la jugada se fue alejando del área y finalmente el disparo de Sergio Martínez se marchó alto.

Estaba muerto el Real Murcia hasta que el Talavera le dio vida. Ocurrió en el minuto 27. Un balón cedido por la defensa puso en aprietos al meta Óscar Santiago, que ante la presión de Víctor Curto, golpeó como pudo, dejando el balón a un Alberto Toril que rápidamente vio a Josema. Sin portero, el muleño puso el empate en el marcador y dio oxígeno a un equipo grana que en ese instante se sintió mucho más fuerte. Tanto, que pudo dar la vuelta al marcador solo un minuto después. Álvaro Rodríguez creció por la banda derecha. Su centro encontró a Alberto Toril que solo tenía que empujar, pero el portero local sacó una mano salvadora, dejando a los murcianistas con la miel en los labios.

Aunque el partido se fue igualando de nuevo, la vuelta del descanso benefició de nuevo al Real Murcia. Casi en la primera acción, Sanjosé golpeaba a Víctor Curto dentro del área. Por una vez, eran los defensas visitantes los que ganaban a los granas en regalos. La acción infantil permitió al catalán disponer una pena máxima, y no falló el '10' murcianista. Minuto 47 y el Real Murcia ya estaba delante en el marcador, lo que parecía imposible tras los primeros veinte minutos del partido.

Pese a que quedaba un mundo, con el marcador a favor el Real Murcia supo gestionar su ventaja. Cedió la iniciativa al Talavera y apostó por balones largos y velocidad para sorprender a los de Alcoy. Sin sufrir atrás, los de Adrián Hernández fueron llegando timidamente, acumulando alguna ocasión para encarrilar definitivamente el partido. Con mejor cara en defensa y con el equipo reagrupándose bien para no dar concesiones, el Real Murcia veía cómo el reloj iba avanzando a la meta final, y con el minuto 90, los granas pudieron celebrar su primera victoria de la temporada, un triunfo que llegó liderado por dos futbolistas con los que el técnico no estaba dispuesto a contar hasta hace solo una semana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes