18 de septiembre de 2019
18.09.2019
Segunda División B

La primera crisis de Adrián Hernández

La derrota frente al San Fernando deja «destrozado» al entrenador del Real Murcia, quien no esperaba un inicio liguero con tan malos resultados

17.09.2019 | 21:38
La primera crisis de Adrián Hernández

El preparador grana no encuentra soluciones pese a utilizar cuatro alineaciones distintas y a dar minutos hasta a veintidós jugadores, dos de ellos del filial.

Adrián Hernández se sentó por primera vez en la sala de prensa de Nueva Condomina el 4 de junio. Fue el día en el que el murciano era presentado como nuevo entrenador del Real Murcia. En aquella comparecencia, el ya ex del Churra pedía tiempo y hablaba de la necesidad de un periodo de adaptación. «Si me dan tiempo, llevaré al Real Murcia donde merece», decía. El domingo, Adrián Hernández volvió a sentarse ante los medios. En esta ocasión para analizar la derrota frente al San Fernando. Y solo tres meses después, la sonrisa había desaparecido de su boca. En la sala de prensa del estadio grana apareció un entrenador «destrozado», como él mismo afirmó, que había recibido un «guantazo» y que prometía seguir trabajando pese a no encontrar soluciones.

Cuatro partidos ligueros han bastado para que el preparador murciano viva su primera crisis en el banquillo del Real Murcia. Su cara después de la derrota frente al San Fernando lo decía todo, sus palabras reflejaban su ánimo. «No me perdono llevar un punto de 12 porque soy el que dirijo este barco», decía, continuando autoflagelándose al explicar que «sabía que el comienzo iba a ser difícil, pero estaba convencido de que este partido lo íbamos a sacar».

No ha logrado ni una sola victoria en cuatro jornadas el Real Murcia de Adrián Hernández. Y, lo peor, es que la imagen no deja en buen lugar al equipo pese a la cantidad de caras nuevas. Si hace solo unos días el técnico pedía tiempo y defendía que hasta 17 futbolistas son recién llegados, el domingo se vino abajo. «Me agobia no llevar ya cinco o seis puntos», indicaba, no sabiendo explicar cuál es el problema, no consiguiendo encontrar la solución. «Posiblemente sea culpa mía por no saber transmitir».

Tendrá el próximo domingo, en el campo del Talavera, una nueva oportunidad de revertir un inicio liguero que a las primeras de cambio se ha convertido en una crisis importante. Solo un punto de doce y verse instalados en el último puesto de la clasificación durante dos jornadas ha helado de puertas para adentro las sonrisas de los integrantes del consejo de administración, quienes venían defendiendo el nivel de la plantilla para estar en la zona tranquila de la tabla.

Será ante los castellano-manchegos cuando el Murcia deba dar el paso al frente que todo el mundo le pide, pero de momento Adrián Hernández no ha conseguido resultados, y eso que lo ha probado todo o casi todo.

En cuatro jornadas ligueras ha alineado cuatro onces distintos, y en esos mismos partidos ha utilizado un total de 22 futbolistas. Va tan rápido el técnico grana que hasta ha dado varios volantazos. Solo dos jornadas necesitó para señalar a Tanis, portero al que había dado la titularidad en el inicio liguero; y apenas 90 minutos le fueron suficientes para entender que Armando no le sirve. Lo mismo le ocurrió a Alberto Toril, que solo ha jugado ocho minutos frente al Córdoba; y a Alberto Rodríguez, del once a la grada en apenas dos semanas. Víctor Curto, uno de los futbolistas que puede aportar cosas a este equipo en las segundas partes por su experiencia y por su pegada, lleva dos jornadas quedándose fuera de la convocatoria.

Y así posición por posición. Josema, titular frente a Algeciras y protagonista del gol que anotó Chumbi, no está en la lista de favoritos del entrenador, no jugando ni un minuto frente al San Fernando, donde vio como le adelantaban dos jugadores del filial, Meseguer y Melgar. De esa lista ha salido también Kevin, titular tres partidos consecutivos pese a sus fallos y ausente el domingo, según el club por problemas físicos. Iván Pérez ha pasado ya por el lateral y el extremo; Juanma Bravo está siendo utilizado como mediapunta pese a no ser su puesto inicial, y Antonio López ha saltado al terreno de juego en el momento que se ha recuperado de su lesión.

Tiene tal lío en su cabeza el preparador murciano que mueve su once semana a semana. Hasta veintidós jugadores han disfrutado de minutos en estas cuatro primeras jornadas. Veinte forman parte del primer equipo y Melgar y Meseguer han subido del filial. El único que no ha debutado es Andy Escudero, y, por las palabras que pronuncia Adrián Hernández en cada rueda de prensa, parece que va a pasar bastante tiempo para que el atacante sub-23 pueda ser considerado como válido por el técnico.

Pese a utilizar a los dos porteros y a todas las piezas de las que dispone en defensa, los errores se siguen acumulando partido a partido. Tampoco consigue el técnico encontrar una solución a la falta de un futbolista organizador en el centro del campo. Con todos los centrocampistas –Armando, Manolo, Juanma, Juanra y Alberto Rodríguez– del mismo corte, Hernández empezó apostando por el ex del Lorca, pero tras el pésimo partido frente al Algeciras, la titularidad se le acabó al lorquino, que lleva dos partidos sin disputar ni un minuto. Ahora es Juanma el que ha dado un paso adelante para hacer esas funciones, pero de momento no está consiguiendo cumplir con esas tareas de conexión con la delantera.

El domingo contra el San Fernando no solo debutó Antonio López, ausente en los primeros partidos por lesión, sino que también lo hizo Dorrio, el último fichaje realizado por los granas en el mercado veraniego.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes