15 de septiembre de 2019
15.09.2019
Fútbol. Segunda División B
Real Murcia12San Fernando

Al Real Murcia se le hace tarde

La reacción de los granas en la segunda parte no es suficiente para sumar ante un San Fernando que se lleva la victoria de Nueva Condomina y deja a los de Adrián Hernández como colistas de la clasificación

15.09.2019 | 20:08
Al Real Murcia se le hace tarde

FICHA DEL PARTIDO

  • Real Murcia: Lejárraga, Álvaro Rodríguez, Antonio López, Julio Algar (Álex Melgar, 65), Iván Pérez, Manolo, Juanra, Juanma (Meseguer, 65), Peque (Dorrio, 74), Marcos Legaz y Chumbi.
  • San Fernando: Rubén Gálvez, Gabi Ramos, Fernando Pumar, Raúl Palma, Pedro Ríos (Javi Gómez, 57), Francis Ferrón, Hugo Rodríguez (Jorge García, 62), Amelibia, Lolo Guerrero, Sandro Toscano (Atti, 82) y Omar Perdomo.
  • GOL: 0-1. Min. 45: Perdomo. 0-2. Min. 61: Hugo Rodríguez. 1-2. Min. 69: Álex Melgar.
  • ÁRBITRO: Collado López. Amonestó a los locales Juanra y Chumbi, y a visitante Lolo Guerrero.
  • ESTADIO: Nueva Condomina. 5.501 espectadores.

Se le hizo tarde al Real Murcia. Los granas acumulan una semana más, y ya van cuatro, sin ganar. No saben los de Adrián Hernández lo que es sumar tres puntos en un encuentro de esta campaña y siguen colistas de la clasificación. Llegaba el líder, el San Fernando, a Nueva Condomina, y los gaditanos se llevaron el triunfo en un duelo que dominaron durante la primera parte, adelantándose en el marcador con un tanto de Perdomo, pero en el que tuvieron que sufrir en un segundo tiempo en el que el Real Murcia se vino arriba. Tuvieron dos reacciones los murcianistas. La primera acabó con jarro de agua fría, porque cuando mejor estaban, Hugo Rodríguez les mató al subir al marcador el 0-2. La segunda llegó con la salida al campo de Melgar y Meseguer. Solo unos segundos necesitaba Meseguer para conseguir su primer con los mayores. El 1-2 fue como una bebida revitalizante. Porque en la siguiente jugada, Chumbi estrellaba un balón en el larguero que pudo ser el empate. No pudo finalmente el Real Murcia cerrar el fin de semana con algún punto en su casillero. Nueva derrota y nueva semana como colista.

Tiene dos problemas el Real Murcia. Y el paso de las jornadas no parecen ser suficientes para que las soluciones aparezcan en el césped. El primero de los defectos granas, y vaya defecto si se acumulan situaciones, aparece en defensa, donde el equipo tiembla desde el minuto 1 al 90. El segundo, está en la zona de creación, donde los recursos escasean de tal manera que los de Adrián Hernández apenas son capaces de generar ocasiones de gol. Por cuarta semana consecutiva no hizo falta dejar correr el reloj excesivamente para que la afición volviese a mirar a los ojos la realidad, esa realidad que podría ser diferente si desde la dirección deportiva se hubiese rebuscado mejor en el mercado, si desde la dirección deportiva se tuviese más conocimiento o se hubiese esperado un poco más en vez de confeccionar una plantilla en prácticamente quince días.

Lo de los regalos en defensa parece que va a ser la tónica de cada fin de semana. Esta tarde, a los dieciocho minutos ya había recibido el San Fernando el primer regalito por parte de los murcianistas. La presión de los gaditanos complicaba la vida a un Lejárraga que les entregaba el balón a Francis Ferrón. El tiburón del área no se lo pensó, pero se encontró con la cruceta. Sí, la cruceta fue mejor aliada del Real Murcia que sus propios jugadores, porque si el balón servido al '9' del San Fernando era el primer gran detalle, minutos antes los de Sanjuán ya se habían encontrado con dos faltitas al borde del área de las que cualquier equipo quiere disfrutar.

No tenía el San Fernando el control absoluto del encuentro, pero regalo a regalo, se iba aproximando a una zona donde dispone de múltiples recursos. Hugo Rodríguez es de los que mira a puerta sin pensárselo, el mencionado Francis Ferrón ya lleva tres goles en lo que va de curso y Omar Perdomo regateaba por el césped de Nueva Condomina como si estuviese en su propio jardín. Y viendo la cantidad de armas de los visitantes, la defensa del Real Murcia temblaba. Ni la entrada de Antonio López evitó la inseguridad que parece que ha llegado para quedarse. No fue la única novedad en la zaga, porque además del de Puerto Lumbreras también entró Iván Pérez por un Kevin que se quedaba fuera de la convocatoria, posiblemente como castigo a sus errores en las tres primeras jornadas.

No hubo modificaciones de centro del campo para arriba. Adrián Hernández confiaba en los mismos que saltaron al Nuevo Arcángel y que jugaron de tú a tú al Córdoba, pero esta tarde todo ha vuelto a ser diferente. En la primera parte, cada balón dividido acababa en las botas de un San Fernando que no dudaba en mirar al ataque y al que solo le faltaba estar más inspirado en el último pase, aunque en 45 minutos tuvo ocasiones para irse por delante en el marcador, algo que al final consiguió. La tuvo Ferrón y la estrelló en el palo y se hizo una doble parada Lejárraga para evitar el tanto visitante, pero cuando parecía que el descanso daría un poco de respiro, Omar Perdomo, libre de marca por las inmediaciones del área, se sacó un duro disparo que sorprendió a Lejárraga antes de colarse en la red. De nuevo, el marcador volvía a transmitir malas noticias para los murcianistas, que en toda la primera parte no habían sido capaces de hacer sudar al meta Rubén Gálvez. Dos disparos lejanos que se marcharon fuera, uno de Legaz y otro de Peque, fue la poca aportación ofensiva de los de Adrián Hernández, que echan en falta un jugador en el centro del campo que les lance, alguien con ideas que les aporte confianza y seguridad al mismo tiempo.

Espoleó el gol al Real Murcia, que salió al terreno de juego como los niños que saben que llega la hora del recreo. Fue un inicio de la segunda parte que animó a los seguidores murcianistas. Con Peque y Marcos Legaz a banda cambiada, los de Adrián Hernández dieron un paso al frente y exigieron por primera vez a los visitantes. Pero lo hicieron sin mucha cabeza. Porque se olvidaron de la defensa, y el San Fernando pronto señaló en rojo cuál era el esquema que tenía que seguir. Cada balón que caía en los pies de los visitantes buscaba inmediatamente a los hombres peligrosos como Ferrón, Pedro Ríos, Hugo Rodríguez o Perdomo. Y en el 60 ocurrió lo que nadie quería que ocurriese. Contra de Ferrón que deja el balón a un Hugo Rodríguez que no se lo piensa para batir a Lejárraga. No pudo celebrar su tanto el atacante del San Fernando, que se lesionó en esa acción y tuvo que abandonar el terreno de juego.

Con todo perdido, Adrián Hernández puso todas las cartas sobre la mesa. Quitó a un defensa -Julio Algar- y reforzó la zona ofensiva con la salida de dos canteranos, Meseguer y Álex Melgar. Y el movimiento le salió bien al técnico grana. Reactivó a su equipo, les volvió a meter en el partido y asustó al San Fernando, sobre todo cuando Melgar ponía el 1-2 en el marcador en el minuto 69. Y pudo ponerse mucho mejor el encuentro si el cabezazo de Chumbi justo un minuto después no se hubiera estrellado en el larguero.

Con Nueva Condomina empujando al equipo, el empate estuvo cerca. Sobre todo en balones laterales, Chumbi cabeceó en varias ocasiones ante la meta visitante, pero sin suerte. La chispa se fue agotando poco a poco, y el partido se abrió, con ataques por ambos bandos y con opciones de subir goles al marcador de unos y otros. No veía puerta el Murcia y tampoco lo hizo el San Fernando, que tuvo tres muy claras. Salvó Lejárraga dos de ellas y luego el cuadro visitante no supo aprovechar un error del meta grana en un córner. Ahí acabó el partido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes