11 de septiembre de 2019
11.09.2019
Fútbol. Segunda B

Los aficionados granas y albinegros no se bajan del carro

El Real Murcia y FC Cartagena entran en la última fase de sus campañas de venta de carnés con el objetivo de superar sus máximos históricos en Segunda B

10.09.2019 | 21:18

Los granas están a setecientos socios de sobrepasar los 10.775 del pasado curso y los albinegros rozan los 7.663 de hace un año

Las decepciones de la pasada campaña no han espantado a los aficionados del Real Murcia y del FC Cartagena. Tanto los seguidores granas como los albinegros solo necesitaron unas semanas para olvidarse de una temporada en la que los murcianistas se vieron luchando por el descenso y los cartageneristas se dieron de bruces con la realidad en un play off en el que quedaron eliminados en la segunda ronda. Llegado el mes de agosto, unos y otros ya estaban listos para volver a ocupar sus butacas, y así se confirma con el número de abonados que han logrado ambos clubes. Mientras que el Real Murcia está a unos setecientos socios de superar su máximo en la Segunda B, el FC Cartagena prácticamente toca con los dedos un nuevo récord.

Aunque el inicio liguero no ha sido el mejor posible, especialmente para los murcianistas, que tras tres jornadas se han situado en la última posición del Grupo IV con un solo punto, los dirigentes de Nueva Condomina todavía confían en que en los próximos días la campaña de abonados dé un último estirón que permita alcanzar los 10.800 socios, cifra con la que se superarían los 10.775 del pasado curso y que supusieron el máximo de los granas en la categoría de bronce.

A principios de septiembre, desde el Real Murcia anunciaban que ya se había superado la barrera de los 10.000, pero que las taquillas seguían abiertas para que los más rezagados pudiesen sumarse al proyecto y acercarse a los 12.000 que se puso como objetivo el consejo de administración. No ha pesado en la afición la bajada de presupuesto y la falta de estrellas en la plantilla. Desde la grada se ha decidido dar un voto de confianza a la actual directiva, y el resultado es que diez mil fieles ya tienen su carné para esta campaña.

Si el Real Murcia está a unos setecientos abonados de superar la cifra del pasado curso -la mejor en Segunda B-, el FC Cartagena prácticamente también roza su récord en la división de bronce. Los albinegros, que hasta hace dos campañas nunca eran capaces de superar la barrera de los siete mil socios, han logrado mantener un número muy similar a los 7.663 abonados del pasado curso, una cifra que incluso esperan superar antes del cierre del periodo de venta de carnés.

Hace una semana, los responsables albinegros informaban que eran 7.183 los aficionados que habían acudido a las oficinas a recoger su abono para el curso 2019-2020, donde, a diferencia del Real Murcia, se mantienen las altas expectativas, habiéndose construido una plantilla que volverá a luchar por el primer puesto del grupo y el posterior ascenso al fútbol profesional.

Aunque en las últimas dos campañas el club presidido por Paco Belmonte ha fracasado en su intento por llegar a la Segunda División, la grada sigue manteniendo la confianza, respondiendo notablemente en una campaña de abonados que en los próximos días intentará pegar otro pequeño estirón para poder superar los 7.663 socios del pasado curso, cuando se batió el récord de la entidad en Segunda B.

Ni al Real Murcia ni al FC Cartagena ha ayudado el inicio de la temporada en la venta de carnés a aquellos que no acaban de decidirse. Mientras que los granas no saben lo que es ganar en las tres jornadas que se han disputado y son colistas del Grupo IV con un solo punto, los albinegros han sumado cuatro puntos después de ganar al Don Benito y empatar en el partido inicial con el Badajoz. El pero de los de Munúa en este arranque es que no ha sabido ganar en el Cartagonova, donde al 0-0 frente a los pacenses hay que añadir la derrota sufrida este domingo contra el Sevilla Atlético (0-1).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes