10 de septiembre de 2019
10.09.2019
Fútbol. Segunda B

Adrián echa más leña al fuego

Al mal inicio liguero, que ha dejado al Real Murcia en el último puesto de la tabla, se une la decisión del técnico de prescindir de Armando y Víctor Curto, dos de los pesos pesados del vestuario

09.09.2019 | 21:30

El murciano ha sido titular indiscutible en las últimas cinco temporadas

No ha comenzado la temporada con buen pie el Real Murcia. Confirmando las dudas de los más críticos con la planificación deportiva liderada este verano por Julio Algar, los granas no han sido capaces de ganar en las tres jornadas disputadas. Un solo punto, el logrado en Nueva Condomina ante un Algeciras que aireó todas las carencias de los murcianistas, ha colocado a los de Adrián Hernández en el último puesto del Grupo IV.

Pese a contar con 700.000 euros de presupuesto, una cifra que le colocaría en el segundo grupo de clubes que afrontan el curso con el objetivo de no sufrir, Julio Algar solo ha sido capaz de confeccionar una plantilla con una mayoría de jugadores llegados de Tercera o de equipos que el pasado curso descendieron como el Jumilla y el Almería B.

A lo largo del verano, el director deportivo prefirió no pelear por futbolistas experimentados en Segunda B que están en clubes menos reconocidos o que jugasen en el Norte, donde los sueldos siempre son más bajos. Tampoco logró el madrileño ninguna cesión atractiva de equipos de Segunda o algún descarte del fútbol profesional que se quedase sin sitio en los últimos días del mercado.

Con la plantilla confeccionada a principios de agosto, las dudas estaban esperando en la puerta, y solo tres jornadas han llevado al Real Murcia al último puesto de la tabla tras no ganar a dos recién ascendidos -derrota ante el Cádiz B y empate frente al Algeciras- y perder en el campo del Córdoba.

Adrián Hernández no ha dudado en reiterar que todo proceso lleva su tiempo. Pidiendo paciencia, el técnico grana confía en que en enero ya nadie se acuerde de las dudas actuales. Pero mientras que intenta compensar la falta de calidad de sus jugadores con aspectos tácticos que le lleven a ganar partidos, el preparador murciano ha decidido prescindir por ahora de Armando y Víctor Curto, dos de los cuatro descartes del partido frente al Córdoba. El centrocampista murciano y el delantero catalán, que continúan del pasado curso y que son dos de los pesos pesados del vestuario, no entraron entre los 18 convocados, una decisión que echa más leña al fuego que ya arde por la falta de resultados.

Al ser cuestionado en rueda de prensa, Adrián Hernández hablaba de que había sido él mismo, que había hecho lo que le decía su corazón, y explicaba que los dos jugadores no tienen ritmo al no haber jugado la mayoría de los partidos de pretemporada al estar renegociando sus contratos -como medida de presión desde el club se obligó al técnico a no alinearles en los amistosos-.

Sin esos minutos en los choques veraniegos, ni Curto ni Armando están ahora al nivel que requiere el técnico, quien prefirió dejar en casa la experiencia del centrocampista, titular indiscutible con todos los entrenadores que han pasado por Nueva Condomina en las últimas cinco temporadas, y del delantero, cuya salida al campo frente al Algeciras coincidió con los mejores minutos de los murcianistas. Incluso, sin el catalán en el banquillo, como se vio en Córdoba, a Adrián Hernández solo le queda Alberto Toril como opción en el ataque, un jugador de 22 años que el pasado curso disputó 32 partidos con el Almería B marcando solo cuatro goles.

Si era casi previsible que Curto adquiriese un papel secundario, la no convocatoria de Armando sorprende mucho más, y es que el capitán lleva cinco años siendo prácticamente imprescindible. Lo fue para José Manuel Aira, para Paco García, para Vicente Mir, para Sanlúcar y para José María Salmerón. Solo Manolo Herrero dudó en sus primeras jornadas en el banquillo, pero finalmente apostó por el centrocampista, que ya no salió del once, manteniéndose incluso con Julio Algar. La gran polivalencia del murciano, que también ha jugado de central y de lateral, parecía que iba a ser decisiva dentro de una plantilla con una zaga que no da el nivel de la categoría y que apenas cuenta con alternativas, pero de momento Armando, que acumula 178 partidos como grana y que ha jugado cuatro play off con los murcianistas, se encuentra ahora en una situación nueva para él cuando afronta su sexta temporada en el Real Murcia.

Armando Ortiz: sexta temporada de grana, 178 partidos, cuatro play off

Armando Ortiz llegó al Real Murcia a finales de agosto de 2014, cuando los granas corrían para confeccionar una plantilla de Segunda B tras el descenso administrativo. Sin tiempo ni para bajarse del autobús, el murciano ya era titular, un puesto de privilegio que no perdió en las dos temporadas que Aira estuvo al frente del banquillo. La destitución del leonés no le afectó. Ha seguido de titular con Paco García, Vicente Mir, Sanlúcar, Salmerón e incluso con Manolo Herrero, quien al principio no confió demasiado en el murciano. Lleva 178 partidos como grana y con él como titular, el Real Murcia se ha clasificado para cuatro play off.

Víctor Curto:79 partidos en Segunda B, 21 goles en el año antes de lesionarse

El 15 de octubre de 2017 significó un antes y un después para Víctor Curto. El delantero catalán, que vivía una segunda juventud tras un año en el que entre el Linares y el Real Murcia había sumado 21 goles en Segunda B, se lesionaba de gravedad en la rodilla derecha. Pasó por el quirófano y afrontó más de seis meses de recuperación, un periodo que no impidió que los granas le renovasen, gesto que fue aplaudido por los aficionados. Tras recuperarse, Víctor Curto, que ya cuenta con 37 años, ha sido más utilizado como revulsivo que como titular. El pasado curso jugó 800 minutos y marcó dos goles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes