25 de agosto de 2019
25.08.2019
Fútbol. Segunda B
FC Cartagena00Badajoz

El FC Cartagena da por bueno el empate

El cuadro de Gustavo Munúa empieza la liga con una actuación pobre ante el Badajoz en un partido sin ocasiones y con el bajo ritmo propio de la pretemporada

25.08.2019 | 22:38
El FC Cartagena da por bueno el empate
El FC Cartagena da por bueno el empate

El FC Cartagena ha empezado la liga 2019-2020 con un empate sin goles contra el Badajoz. El conjunto albinegro dejó una imagen por debajo de lo esperado ante su afición, y demostró que al nuevo proyecto todavía le falta bastante rodaje. En la primera parte, las sensaciones no fueron del todo malas, pero el equipo se fue apagando a medida que transcurrían los minutos y acabó dando por bueno el reparto de puntos.

Le costó al Cartagena soltarse los nervios del estreno. Salió con un once de circunstancias, marcado por las ausencias. Santi Jara y Verza se quedaban en el banquillo, aún lejos de su mejor estado de forma. En la alineación, la principal novedad era la titularidad de Javi Vera, un mediocentro físico, de contención, que tampoco tuvo su mejor día.

Otro de los focos de atención, el césped del Cartagonova, mostraba una apariencia mejor de la esperada, lejos de aquel patatal que era hace dos semanas, cuando se temía por la disputa de este partido.

Pablo Caballero, incorporado este verano al Cartagena, dejó sus primeros destellos. Antes de llegar a los diez minutos de juego, y desde casi la frontal del área, el argentino se sacó un testarazo descomunal, dirigido directamente hacia el larguero.

El Cartagena echaba de menos algo más de mordiente por las bandas. Las posesiones eran algo insulsas, sin profundidad y el Badajoz aprovechó esas dudas del Cartagena para ir ganando protagonismo en el partido. Su mejor oportunidad, a cargo del ex valencianista Álex Corredera, sirvió para probar las cualidades de Marc Martínez.

En el minuto 60, Munúa buscó que el equipo diera un paso hacia adelante con la entrada de Verza (por Javi Vera) y de Santi Jara (por Carrillo). Sin embargo, el partido entró en una fase aún más insulsa, en ocasiones enredado.

El único acercamiento del FC Cartagena fue un lanzamiento de falta de Verza, que se marchó cerca del larguero. A diez minutos de la conclusión, entró el joven Lucas de Vega por un Pablo Caballero demasiado cansado. La ausencia del nueve para colgarle balones acabó con los argumentos del equipo cartagenerista, al que aún le queda bastante por mejorar en lo táctico, y sobre todo en lo físico, por lo visto hoy sobre el terreno de juego.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes