22 de agosto de 2019
22.08.2019
La Opinión de Murcia
FC Cartagena

Elady, otro 'caso Chavero'

El cruce de declaraciones entre Paco Belmonte y Elady provoca una ruptura de relaciones a solo tres días de arrancar la liga

21.08.2019 | 22:07
Elady, otro 'caso Chavero'

La oferta del Burgos desestabiliza a un club que vive por segundo verano una crisis con un jugador franquicia, que renovó su contrato hace solo tres semanas.

Como cambia la vida. Hace 23 días los inescrutables caminos del fútbol llevaban a Elady a renovar por un año más cuando varios equipos de la Segunda División estaban pendientes de su situación y, ahora, todo apunta a que el final va a ser su salida. Para una película sería un gran guion, pero para los aficionados del Fútbol Club Cartagena es un mareo solo comparable a lo que se vivió el verano pasado con Chavero.

El 31 de julio, la entidad albinegra informaba de la renovación del de La Puerta del Segura. Tras un mes donde el Tenerife planteó una oferta de 150.000 euros que fue rechazada por Paco Belmonte y Manolo Breis, Elady estampaba su firma en un nuevo contrato con el Cartagena. Parecía que la calma iba a llegar, que el máximo goleador del curso pasado sería, nuevamente, el referente ofensivo cartagenerista. En rueda de prensa, Elady aseguraba que «estoy agradecido del esfuerzo que hace el club. Si no creyera en el proyecto y que se está haciendo un gran equipo, no estaría aquí. Hubiera forzado mi marcha. No he puesto mucho de mi parte para irme». La predisposición era plena. También, el futbolista decía que «he firmado un buen contrato porque se me ha valorado y estoy contento por seguir en el Cartagena». La vida de color de rosa, y todo el contexto albinegro insuperablemente feliz. Pero esto ha cambiado en solo 23 días. «Renové porque se da una circunstancia y no me quedaba otra que hacerlo. No me arrepiento, estoy en un gran club. Me he sentido muy querido hasta hoy», comentaba el futbolista el pasado martes. Palabras que suena a obligación, no a voluntariedad, como parecía en aquella comparecencia del 1 de agosto.

Antes de que Elady explotara esta semana, el Cartagena informaba de cada detalle de una negociación que se sacó de la manga el Burgos, llenándole la cabeza de ceros al futbolista y provocando inestabilidad. Si era la estrategia de los Caselli, César Traversone, Florentino Manzano y compañía, es imposible que les saliera mejor. Visiblemente enfadado, salía al ruedo Paco Belmonte. Elevando la voz y no dejando títere con cabeza, afirmaba el mandatario albinegro que «si quieren al futbolista, ahí está. Me gustaría pasar a la historia como el presidente que consiguió el mayor traspaso de Segunda B. Es más, ojalá se lleve a cabo. Si quieren a Elady, 500.000 euros de la cláusula y un dinero que le he adelantado al jugador y sin historias». Arremetía, claramente, contra un Burgos que no subió la puja de 350.000 euros a pagar en siete plazos. «Si un club tiene el dinero que le ofrecen a Elady (220.000 euros al año), tiene que tener también para pagarnos a nosotros», sentenciaba Belmonte.

Pero esto no quedaba aquí. Ya, en más clara alusión al jugador, el presidente albinegro no se mordía la lengua. «Yo no quiero películas. Voy, te digo, te presiono? Escucha, Elady, pausa. Hablando de dinero no me pongo nervioso. Si el dinero me importara le habría vendido esto a los del turbante o a los chinos. Y posiblemente lo haré en dos, tres años. Porque esto me está cansando. Hay gente que sí se pone nerviosa al hablar de esto porque le va la vida. Si alguien se altera igual juega en el Burgos o en el filial del Cartagena», decía Belmonte. Y esa amenaza, no le gustó al futbolista.

El divorcio parecía evidente. Aún así, esta semana, el jugador quería dar mesura a la situación. «Mi relación con Belmonte no está deteriorada. Quizá por su parte sí después de lo que dijo», afirmaba Elady. Y, tal y como han ido aconteciendo las cosas, no suena muy creíble. Porque, además de esto, el extremo añadía que «estoy jodido en Cartagena porque me han echado a la afición encima y creo que no merezco esto».

Veintitrés días han pasado. Lo cambiante que es la vida. Elady ha pasado de ser renovado y pensar en «estabilidad», como aseguró, a un divorcio con su directiva. Además, no está entre los capitanes de la próxima temporada y sí dos recién llegados como Carlos David y Verza –Cordero y Sergio Ayala son los otros–. Desde el club no han querido hacer declaraciones. No quieren salir al paso de lo expresado por el todavía jugador del Cartagena. Y siguen teniendo claro que, o 500.000 euros o Elady no se mueve. Se ha llegado a un lugar de no retorno, justo al punto que querían los equipos que aspiran a llevarse al jienense. Y, al final, lo conseguirán.

El 'culebrón Elady' no ha escrito sus últimas líneas. Hasta el 2 de septiembre, momento de finalización del mercado, van a pasar cosas. Pero, por ahora, está siendo otro desamor de verano que apunta a ruptura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Especial

 

Baloncesto Regional 2020-2021

Conoce todos los equipos y sus plantillas y el calendario de encuentros de ACB, LEB Oro, LEB Plata, EBA, LF2 y BSR ¡Adelante!


Especial

 

Guía del fútbol regional de Murcia 2020-2021

Guía de Fútbol Regional de Murcia de la temporada 2020-2021. Conoce todos los equipos y sus plantillas y el Calendario de encuentros de 2ª, 2ªB y 3ª. ¡Adelante!