14 de agosto de 2019
14.08.2019
Segunda División B

Una pretemporada muy atípica

Las continuas lesiones han provocado que solo siete de los jugadores que han participado en los seis amistosos puedan estar en el estreno liguero del Cartagena, al que aún le quedan cuatro refuerzos para completar una plantilla que se confecciona a fuego muy lento

13.08.2019 | 21:09
Una pretemporada muy atípica

La pretemporada del Fútbol Club Cartagena se está convirtiendo en un auténtico quebradero de cabeza para los mandatarios albinegros, que pelean por apagar los fuegos que van surgiendo.

Se está empezando a convertir, más en una cuestión de fe que de otra cosa, pensar que el conjunto albinegro va a llegar en óptimas condiciones al comienzo de la competición liguera en 10 días. Si algo tiene que fallar, está fallando. Si los jugadores no se tienen que lesionar, se lesionan. Si el césped tiene que estar, no crece. Vamos por partes.

En lo estrictamente deportivo, la confección de la plantilla está siendo muy lenta. A pocos días de que todo arranque, todavía sigue habiendo dudas. Fichajes van a llegar, pero cierto es que la sensación que se transmite desde la casa cartagenarista es que la fallida firma de Toché y Donovan hizo más daño del que se intenta aparentar.

También, la enfermería está muy saturada. Durante el transcurso de una pretemporada, es normal que jugadores sientan molestias en momentos puntuales. Pero lo que no es habitual es que solo Marc Martínez, Andújar, Quim Araujo, Elady, Carrillo, Mauro y Adama hayan jugado todos los partidos. Estos dos últimos saldrán cedidos, lo que hace más extraña la situación. El resto de componentes de la plantilla, por un motivo u otro, no han estado presentes en todos y cada uno de los seis partidos que lleva la escuadra cartagenera desde que arrancaran los entrenamientos.

Se está empezando a echar de menos a un Santi Jara que, a pesar de ser una de las piezas fundamentales en el esquema de Gustavo Munúa, no va a llegar en forma al primer encuentro frente al Badajoz. Uno de los refuerzos, Manu Viana, llegó, jugó tres partidos y nada más se ha vuelto a saber de él. O el caso de Mario Fernández, que no está presente en los test veraniegos, ni se le espera, a pesar que desde las oficinas del Cartagonova no descartan la posibilidad de que continúe. Este asunto tiene tufo a baja desde hace tiempo debido a su condición de jugador senior y porque, en estos partidos de preparación, siempre ha ido Fran, guardameta del filial, por delante. No tiene molestias, ha entrenado con el resto del grupo, pero a la hora de sumar minutos desaparece. Y, aún así, es posible que siga, algo que, después de lo anteriormente relatado, suena a misterio.

Si sale Mario, Mauro y Adama habrá 14 fichas senior ocupadas. Las otras dos están reservadas a un delantero y a un futbolista de segunda línea de ataque que están en camino. Pero llegan tarde. Otra vez, toca sufrir un proceso de acoplamiento con la liga a punto de dar el pitido inicial.

Y a todo esto hay que añadir un césped del Municipal Cartagonova que ha causado problemas añadidos. El verde no ha crecido con normalidad y peligra el primer partido de liga. Y mira que se han escrito líneas sobre un tapete que daba más disgustos que alegrías, pero esta es nueva. La Carabela de Plata no se disputó y esto llevó a que las relaciones con el Elche quedaran mermadas. Ante esto, no se puede negar la magnitud del asunto.

Quedan 10 días. Se entra en una recta final de una pretemporada que está dando dolores de cabeza. Lo bueno está muy próximo y, al final, los mandatarios albinegros podrán respirar tranquilos, pero está costando.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes