08 de agosto de 2019
08.08.2019
Baloncesto
Jugador de baloncesto

'El maestro Jedi' dice adiós

El sanjaviereño Jordi Lledó 'cuelga las botas' a los 38 años por una oferta de trabajo tras ser el jugador que más minutos disputó la pasada campaña en la EBA

07.08.2019 | 22:16
'El maestro Jedi' dice adiós

Una oferta de trabajo ha obligado a Jordi Lledó a 'colgar las botas'. Con 38 años de edad y después de promediar 18 puntos en su última campaña en Liga EBA, donde jugó 34 minutos por encuentro, tenía intención de seguir en activo, pero al 'Maestro Jedi' no le ha quedado más remedio que dar un paso atrás.

Jorge Juan Lledó Fernández (San Javier, 19 de noviembre de 1980) ha decidido decir adiós al baloncesto. No lo hace porque a sus casi 39 años ya no se sienta protagonista. Todo lo contrario. Esta última campaña, con una media de casi 35 minutos por encuentro, fue el jugador que más tiempo estuvo en pista en la Liga EBA. No parecía tener fin este murciano que nunca ha pisado la ACB –

Casi nadie cree que Lledó, que hasta en tres ocasiones en su carrera luchó por el ascenso a la ACB, lo vaya a dejar. Pero él lo tiene muy claro: «Mi problema es que soy my serio para entrenar. No sé a partir de ahora las opciones que tendré porque los horarios no van a ser muy buenos. Lo que no voy a hacer es comprometerme para seguir en Nacional o Autonómica si el equipo no es serio porque eso lo llevo bastante mal. La única posibilidad es jugar en el Marme, en San javier, porque vivo en Santiago de la Ribera. Quini García ya me lo ha dicho, que juegue allí, pero ahora mismo no lo veo compatible», afirma Lledó, que es padre de dos niños –el mayor juega en los benjamines del Marme–.

Lledó tiene claro el secreto de su longevidad deportiva: «Me gusta pelearme en los entrenamientos, no me cuesta nada ir a entrenar. De hecho, hasta el momento mi descanso diario ha sido ese. Si te cuesta ir a entrenar a estas edades, ya no juegas. Me gusta el ambiente del vestuario, la relación con los compañeros aunque algunos, como me ha pasado este año, hayan sido veinte años más jóvenes. Eso es lo que me gusta, lo que te une en un vestuario, esa amistad que no se parece a ninguna otra que puedas tener», dice el sanjaviereño.

Lledó también estaba entrenando a un equipo femenino del AD Infante, pero es otra ocupación que va a tener que dejar de lado: «Si jugar es difícil, entrenar a un equipo de base es imposible. Ya hice encaje de bolillos la pasada temporada para estar con Infante, que es un club que me encanta, pero va a ser imposible», afirma.

De momento dice que ha asumido bastante bien su retirada, pero no sabe qué ocurrirá en los próximos meses: «Ahora no lo estoy notando porque es agosto, pero en octubre sé que lo voy a pasar bastante mal. Sé que no voy a llevar nada bien ir a los partidos y estar en la grada, pero es lo que toca», dice resignado un jugador que en su última temporada firmó números de 'estrella' en un equipo de Liga EBA, con medias de 18 puntos y más de 8 rebotes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes