26 de julio de 2019
26.07.2019
La Opinión de Murcia
FC Cartagena

El Cartagena y Toché se dan cariño

Manolo Sánchez Breis, director general albinegro, y el delantero santomerano se lanzan piropos, pero el fichaje del atacante por parte de los cartageneristas sigue sin concretarse

25.07.2019 | 20:44

El futbolista, con otras ofertas sobre la mesa, no se decide.

Enésimo capítulo que se escribe sobre el 'caso Toché'. Sin ninguna duda, está siendo el nombre más repetido en la boca de todo el contexto del Fútbol Club Cartagena. Sobre la mesa, su contratación, un asunto que sigue candente. Son innumerables las muestras de cariño que ha recibido el delantero por parte de Paco Belmonte y Manolo Sánchez Breis. Los mandatarios albinegros han dicho por activa y por pasiva que le quieren, que están encandilados con el ariete al que consideran «amigo» y que quieren algo más.

Pero Toché tiene que pensarlo. Y sí, él quiere estrechar la relación porque considera el Cartagonova su casa y porque «sé que allí me van a recibir con mucho cariño», pero aún no se ha dado el paso definitivo.

Ayer, el delantero de Santomera pasaba por rueda de prensa para despedirse del Real Oviedo, el que ha sido su hogar durante las últimas cuatro temporadas. Tras cinco minutos de monólogo en el que agradecía a toda la familia azulona el trato recibido y después de destacar que «este es el equipo más importante de mi carrera, mi mayor acierto», el 9 era preguntado por el Cartagena. «Es una opción real jugar allí. Estuve dos años, es mi tierra y es una propuesta que escucho con mucho cariño. Durante años han intentado que fuera pero mi circunstancia no era la idónea. Es una de las opciones porque sé que me van a acoger bien. Eso puede hacerme bajar a Segunda B y disputar mis últimos años en casa», decía Toché. El único 'pero' es que el delantero proseguía afirmando que «no he tomado ninguna decisión. Hay opciones de Segunda y voy a esperar un poco más».

Es aquí donde entra Manolo Sánchez Breis, mánager general del Cartagena. El mandatario albinegro intentaba aclarar la cabeza del delantero asegurando que «sería una decepción si no fichara pero por el hecho de que es un jugador importante.Si firma por nosotros, viene a ser uno de los importantes del proyecto. Si al final, uno de esos jugadores no viene, claro que es una decepción. Y más cuando sabemos que el jugador quiere venir aquí. Si le preguntas a él dónde quiere jugar, estoy convencido que te dice que en Cartagena».

Continuaba Breis explicando que « su amor y sentimientos por el club ya se saben. Si Toché viene, va a hacerlo perdiendo mucho dinero. Sé que tiene ofertas económicas muy superiores a la nuestra. Si llega, el esfuerzo por su parte también sería grande».

Y es aquí donde establece el dirigente cartagenerista la línea roja. Porque el atacante tiene jugosas propuestas de Segunda División, además de otras de la categoría de bronce como la del Burgos. Algunas de ellas, cerca de los 200.000 euros. Por lo que, ante esto, el director general del Cartagena era rotundo. «Si hay equipos que pueden apostar más, no podemos hacer nada. Con ninguna operación vamos a poner en peligro la estabilidad económica del club. Para nosotros, hay cifras inalcanzables en esta categoría. No podemos pagar eso a un futbolista», comentaba Breis.

Ambas partes, por sus declaraciones, caminan en la misma dirección pero la decisión final solo está en la cabeza de Toché.

El cariño es mutuo, las ganas también, pero solo falta el 'sí, quiero', para que esta historia de amor culmine con un final al más puro estilo Hollywood.

Los días siguen pasando y cada vez se genera más expectación sobre el futuro del que fuera un icono en aquel Cartagena que rozó el cielo de la Primera División.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes