30 de junio de 2019
30.06.2019
La Opinión de Murcia
Segunda División B

Otro curso con una mancha imborrable

El Cartagena vuelve a estar en los play off consiguiendo el mayor número de puntos en su periplo por Segunda División B, pero no cumple con el objetivo marcado al comienzo de la temporada hace justo un año de ser primero y ascender de categoría

30.06.2019 | 04:00

Hoy, la temporada 2018-2019 pasará a la historia. El 30 de junio es una fecha donde concluyen todos los caminos y es cuando se le echa la llave a un año que, en el caso del Fútbol Club Cartagena, deja un sabor agridulce.

Y es que hoy, oficialmente, es la entrega de notas de un curso en el que se empezó con muchas dudas, continuó con unos exámenes de febrero con matrícula de honor, y termina con una Ponferradina que dejó en la lona todas las esperanzas e ilusiones que generaba una de las mejores plantillas de todo el fútbol de bronce español. Al final, lo que podía haber sido no fue. Los objetivos marcados a principio de año no se han cumplido y toca, de nuevo, rearmar una plantilla que vuelva a despertar a la 'Efesemanía'. Es el reto al que se enfrentan Paco Belmonte y Manolo Sánchez Breis otro verano más. Porque la Segunda División B desespera, pero parece que las ganas por revivir lo que ocurría aquella tarde de 2009 en Alcoy no se pierden nunca.

Este curso recién finalizado termina con un Cartagena que ha sido capaz de superar el mayor número de puntos en todas las temporadas en la tercera categoría del fútbol nacional -75 puntos- pero los albinegros vuelven a remar para quedarse en la orilla.

Un récord suele significar superación, pero en esta ocasión fue insuficiente para rebasar a un Recreativo de Huelva que tuvo una segunda vuelta casi impoluta y que, por derecho propio, se colaba como líder de grupo.

El año, como casi siempre en este deporte, ha sido una montaña rusa.

Tras el desastre de Majadahonda y la posterior derrota con el Extremadura, el Cartagena quedaba muy tocado. Por lo que desde la cúpula directiva se optó por un giro de timón. Se marchaba Monteagudo y se renovaba el banquillo con un Gustavo Munúa al que contrataron porque «quiere crecer con el proyecto», decía Belmonte el día de su presentación. Con el técnico uruguayo llegaron un total de 17 jugadores nuevos. De los 'supervivientes' del Cerro del Espino permanecieron 6 futbolistas, más Cristo Martín sin ficha por la lesión que venía arrastrando. Las primeras quejas llegarían en las 4 jornadas iniciales ya que el equipo cosechó 2 puntos de 12 posibles, una cifra que condenaba al Cartagena a la decimoctava posición. Como más abajo era prácticamente imposible ir, solo quedaba la opción de escalar puestos. Tres victorias consecutivas hicieron que la clasificación presentase un aspecto más normal, o al menos que se fueran cumpliendo las pretensiones que tenía todo el contexto albinegro. La derrota frente al Melilla en casa escoció porque los locales fueron superiores y decidieron paliar ese dolor con 6 partidos sin perder, cinco victorias y un empate. Un nuevo tropiezo contra El Ejido hacía sonar, sorprendentemente, las alarmas. Pero pronto todo volvería a su cauce tras encadenar el equipo una racha de 14 partidos sin perder. Seis victorias consecutivas hicieron que se igualara la mejor marca en este registro que, hasta el momento, poseían Pato y Tevenet. Los albinegros no lo superaron por un empate frente al Recreativo de Huelva en el Cartagonova donde se atisbó que los onubenses iban a estar arriba con un equipo construido desde la defensa.

El Cartagena ganaba pero empezaba a flaquear en su fútbol. Mes y medio después, llegarían los 6 partidos que condenaron a la escuadra cartagenerista a conformarse con otra posición en la tabla que no fuera la de líder y olvidarse así del primer gran objetivo del año. Marzo fue un mes fatídico. Los de Gustavo Munúa llegaron a tener una ventaja de 8 puntos sobre los de Salmerón y de 10 con el Melilla y vieron como fue recortada.

En la recta final, 4 victorias y un empate hicieron que se sellara el pase a los play off a falta de dos jornadas para terminar el campeonato. El resto de la historia, se lo conocen. Remontada en la eliminatoria frente al Castilla y rendición frente a la Ponferradina.

Un año que sirve para sanar las heridas de Majadahonda, para el resurgir de la afición con más de 13.000 personas en los dos partidos de play off en el feudo albinegro, pero donde el objetivo vuelve a enquistarse. A partir de mañana, se reinicia todo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Especial

 

Guía del fútbol regional de Murcia 2020-2021

Guía de Fútbol Regional de Murcia de la temporada 2020-2021. Conoce todos los equipos y sus plantillas y el Calendario de encuentros de 2ª, 2ªB y 3ª. ¡Adelante!