27 de junio de 2019
27.06.2019
Fútbol. Segunda B

El Real Murcia da otro bocado de 300.000 euros a su deuda concursal

Los granas cierran acuerdos con Ramón Madrid, José María Moreno, Damián Mora, Iván Malón y la empresa Campoes

27.06.2019 | 19:45
Ramón Madrid, Damián Mora y José María Moreno, en una junta de accionistas

El Real Murcia sigue llegando a acuerdos con los acreedores incluidos en el reconvenio que finaliza el próximo 31 de diciembre, con el objetivo de que a partir de esa fecha nadie pueda acudir a los tribunales a pedir la liquidación. Aunque los dos más importantes se obtuvieron después de los 'sí' dados por el representante uruguayo Paco Casal y del abogado Gabriel Torregrosa, quien tenía en sus manos una parte importante de la deuda de las empresas de Jesús Samper, el Real Murcia sigue trabajando para sumar a otros más pequeños.

En el día de hoy el club ha comunicado que también se ha llegado a un acuerdo con Damián Mora, José María Moreno y Ramón Madrid, los tres administradores que llevaron el concurso del club grana en 2009. Aunque su deuda es postconcurso, todos ellos han querido contribuir con el club en estos momentos de economía de guerra, aceptando unas condiciones más que ventajosas para la entidad. El miércoles también se dieron a conocer los acuerdos con el exgrana Iván Malón y con la empresa Campoes Servicio Integran XXI.

Entre los avances de esta semana, el Real Murcia ya ha conseguido dar otro bocado de 300.000 euros a su deuda concursal, que ascendía en total a 25,7 millones de euros. Este ahorro se suma al ya conseguido hace unas semanas, cuando gracias a los pactos con Casal, Torregrosa y otros pequeños acreedores como Richi y De Lucas se consiguió reducir de ocho, que era lo que entre todos tenían pendiente, a menos de dos millones lo que ahora hay que pagar.

Uno de los grandes frentes que sigue abierto es convencer a los clubes del G-30 para que también acepten una quita sobre los 3,7 millones que se les adeudan. En la lista hay otros acreedores medianos, que tienen pendiente de cobro cantidades que van desde los 200.000 a los 300.000 euros.

Todos estos acreedores están dentro del crédito ordinario, que antes del inicio de las negociaciones ascendía a 14,5 millones de euros. En el siguiente apartado aparecen los créditos subordinados. De los 6,8 millones pendientes de pago hay que restar los 4,5 condonados por Gabriel Torregrosa. Los otros dos millones y pico, la mayoría incluidos en la deuda que el club tiene con Desarrollos Nueva Condomina, también están en el punto de mira de la comisión económica. Como la sociedad impulsada en su momento por Jesús Samper está en concurso, el Real Murcia depende de que el administrador acepte las condiciones puestas sobre la mesa por los murcianistas.

Contando con que hay otros cinco millones de euros que son deuda privilegiada -a administraciones públicas- y que son innegociables -la Agencia Tributaria y la Seguridad Social no aceptan quita-, el objetivo del Real Murcia es reducir el total de la deuda concursal en unos trece millones de euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes