27 de junio de 2019
27.06.2019
La Opinión de Murcia
Segunda División B

La 'murcianización' nunca llega a la portería

La apuesta del Real Murcia por jugadores de la tierra no beneficia a Simón, que tendrá que marcharse una vez más ante la decisión de Algar de fichar al madrileño Lejárraga

26.06.2019 | 21:01
La 'murcianización' nunca llega a la portería

Simón Ballester es murciano y el Real Murcia va a contar en la plantilla para la temporada 2019-2020, según palabras de Julio Algar, con un 40% de futbolistas de la tierra. Simón Ballester también es canterano grana y el Real Murcia, según palabras de su director deportivo, va a tener en sus filas un 20% de efectivos criados en la factoría grana. Pero Simón Ballester, pese a tener contrato en vigor, no estará incluido en ninguna de las dos categorías. El guardameta de 25 años tendrá que buscar de nuevo una alternativa al no entrar en los planes de un Real Murcia en el que la 'murcianización' no llega a la portería.

Después de una temporada de cesión en el Lorca Deportiva y otra en el FC Jumilla, Simón Ballester tampoco tendrá este verano la oportunidad de convencer al técnico murcianista, en este caso Adrián Hernández, y es que el portero murciano no entra en los planes de Julio Algar, quien ya le ha comunicado que no tiene sitio en la plantilla.

La marcha de Mackay y la apuesta por un proyecto en el que el producto de la casa tiene prioridad hacía presagiar un final distinto, sin embargo, Simón Ballester se quedará una vez más sin poder cumplir el sueño de triunfar de grana después de toda una vida jugando en el Real Murcia, club al que llegó en edad alevín y con el que debutó en la primera plantilla en febrero de 2016, ganándose la titularidad en la segunda vuelta de la campaña 2016-2017, con Vicente Mir en el banquillo.

Mientras se cierra la rescisión de su contrato o una nueva cesión, la portería del Real Murcia contará con dos inquilinos foráneos. Para ser titular en el equipo de Adrián Hernández llegará el madrileño Alberto Lejárraga, quien, a la espera del anuncio oficial, ya tiene un acuerdo con el club grana. El portero que llega con el respaldo de Julio Algar aterrizará en Nueva Condomina después de jugar una campaña en el Recreativo Granada, donde no le han ofrecido la renovación. El nuevo guardameta murcianista, de perfil bajo como todos los fichajes que han llegado hasta el momento, tiene unos números muy similares a los de Simón Ballester.

Mientras que el murciano, cuya titularidad coincidió con los mejores meses del FC Jumilla, jugó 26 partidos encajando 28 goles y manteniendo la portería a cero en diez ocasiones; Lejárraga ha sido titular en 33 partidos encajando 35 tantos y quedándose a cero en diez encuentros.

La balanza tampoco se ha decantado a favor del madrileño por la edad -Lejárraga tiene 24 años y Simón, 25- ni por la experiencia. De hecho, mientras que en la trayectoria del madrileño está el Navalcarnero, el Alcorcón B y el Recreativo Granada; el canterano grana ya sabe lo que es la presión de jugar en Nueva Condomina. Con Vicente Mir en el banquillo se ganó la titularidad en la segunda vuelta de la temporada 2016-2017, actuando a un gran nivel, aunque un error en la eliminatoria de play off frente al Valencia Mestalla le acabó marcando. Pese a renovar por tres campañas, Deseado Flores tiró de chequera para firmar a Biel Ribas, obligando a Simón a salir cedido al Lorca Deportiva. Algo parecido ocurrió el pasado verano, Toni Hernández apostaba por dos porteros de su confianza -Mackay y Tanis- y el murciano acabó en el Jumilla.

A la espera de que Lejárraga aterrice oficialmente en Nueva Condomina, la opción de que Simón Ballester forme parte de la plantilla e intente ganarse la confianza de Adrián Hernández está descartada completamente. Y no porque el murciano ocupe una ficha sénior, sino porque Julio Algar no lo quiere en el equipo, y es que el director deportivo madrileño ha llegado a afirmar que Tanis continuará como segundo portero. El vasco, que ya ha perdido la condición de sub-23, se quedaría en principio como suplente de Lejárraga. Otra cosa es que con la llegada de nuevos fichajes, el Real Murcia necesite liberar fichas de mayores, en ese caso lo más probable es que el club contrate a un portero menor de 23 años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook