27 de junio de 2019
27.06.2019
Segunda División B

El centro de la defensa, primera posición a reconstruir por el Cartagena

La continuidad de Antonio López, que ha vivido una temporada marcada por las lesiones, y Sergio Ayala es un interrogante, mientras que Moisés ya se ha despedido y Josua Mejías vuelve al Leganés hasta nuevo aviso

26.06.2019 | 22:16
Sergio Ayala posa en el Cartagonova.

El Fútbol Club Cartagena empezará, en breve, a poner piedras en el proyecto de la temporada 2019-2020. Son varias las contrataciones que tendrá que realizar el cuadro albinegro para presentarse al inicio de la próxima campaña con un plantel sólido y competitivo que intente asaltar, otra vez, el fútbol profesional. A falta de tres días para llegar a ese 30 de junio que marca la conclusión de un año, son muchas las dudas y pocas las certezas que se mueven en el entorno albinegro. Todas las posiciones tendrán que ser revisadas pero, en concreto, la línea defensiva tiene una condición diferente.

De momento, el Cartagena no dispone de ningún central en nómina. En la parte de atrás tienen un año más de contrato con la entidad albinegra Jesús Álvaro, Óscar Ramírez y Orfila. Los tres, laterales. Dos de ellos específicos y uno más versátil. Por ello, el centro de la zaga destaca por esa especial situación.

Moisés García se despedía hace unos días de la afición de Cartagena. Finalizaba contrato y el camino se ha terminado en este punto. El central concluía su aventura con la elástica cartagenerista con una mancha en su expediente como son las dos expulsiones sufridas en los dos partidos de play off que disputó. Atrás deja cuatro años en los que ha llegado a ser capitán de la nave y un fijo en el once inicial.

Hay otras situaciones como son la de Antonio López y Sergio Ayala que están entre interrogantes. En el caso del futbolista de Puerto Lumbreras, las lesiones han lastrado una temporada que no ha sido fácil para el futbolista. López está en el ecuador de su recuperación y permanece a la espera de una llamada de los mandatarios. La primera opción que baraja su mente es la de volver a estar otro año más en la casa albinegra. Pero la última palabra la tendrá el club. Hay factores que se están analizando para saber si se debe ofrecer un nuevo contrato al central o no. El principal, las lesiones. Antonio López ha estado ausente por este motivo gran parte del curso recién finalizado, donde ha sido titular en 11 ocasiones y ha participado en 13 partidos, completando nada más que 6 encuentros. El futbolista tiene ganas de seguir y demostrar lo que no ha podido esta campaña. Una muestra de su valía fueron los play off, donde se hizo dueño y señor del centro de la defensa y cuajó buenas actuaciones tanto en el encuentro de vuelta frente al Real Madrid Castilla como en la ida contra la Ponferradina, partido en el que se tendría que retirar por una rotura fibrilar de Grado II en el bíceps femoral de su pierna izquierda. El futbolista quiere escuchar al club y la situación se está analizando.

En cuanto a Sergio Ayala, su continuidad es otra duda más que despejar. En este caso, parece que entra otro elemento en la ecuación y se llama Mauro. El alicantino del filial termina etapa de sub-23 y tanto club como jugador muestran disposición a sentarse y negociar una ficha para el primer equipo. Ambos ocupan la misma posición sobre el césped y tendrán que valorar si interesan dos centrales zurdos o solo uno como viene ocurriendo durante todas las temporadas en las que Belmonte ha diseñado la plantilla. En el caso de Josua Mejías, el club quiere volver a pedir su cesión, con lo cual vestiría la camiseta del Cartagena por tercera etapa.

Pero todavía queda alguna incógnita más como, por ejemplo, qué pasará con Óscar Ramírez y con Orfila. Ambos laterales, que tienen un año más de contrato en vigor, han visto como la confianza del entrenador en ellos iba fluctuando a lo largo del transcurso de la competición. Los mejores números los presenta Ramírez, el cual ha participado en 29 partidos, de los cuales en 26 ha salido de inicio frente a las 18 titularidades de Orfila. Pero ambos han visto como en algún partido Luis Mata les adelantaba por la derecha. En lo que se duda menos es en la continuidad de Jesús Álvaro la temporada que le resta.

Paco Belmonte y Manolo Sánchez Breis ya están en movimiento para ocultar las carencias que pueda tener el equipo. Porque también el centro del campo necesita tapar agujeros, y más cuando el Badajoz hacía ayer oficial la contratación de Maestre, y la delantera una mano de pintura, la cual no dará Toché que, ahora mismo, es un sueño inalcanzable por su alta nómina.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes