21 de junio de 2019
21.06.2019
Fútbol

Otro mes de junio a contra reloj

El consejo de administración del Real Murcia trabaja en cuatro frentes para reunir los 500.000 euros que se necesitan para salvar las denuncias de la AFE

20.06.2019 | 21:41
Otro mes de junio a contra reloj

Los responsables granas, que tienen hasta el 30 de junio para resolver el problema, quieren pagar entre lunes y martes. Mientras tanto, desde el club intentan convencer a algunos jugadores para que aplacen algunas cantidades.

«Estamos trabajando en cuatro frentes para conseguir el dinero y pagar a los jugadores. Sería difícil que uno de ellos no saliera». Así se expresaban ayer en Nueva Condomina al referirse a los quinientos mil euros que el Real Murcia debe reunir antes del 30 de junio para afrontar el pago de las cantidades que jugadores de esta y otras temporadas reclaman al club a través de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE). «Está cerca de llegar», insistían desde las oficinas de la entidad murcianista.

Como cada mes de julio, el Real Murcia lucha contra el reloj. La falta de liquidez se hace más visible que nunca cuando a principios de mes llegan a las oficinas las denuncias de la AFE en la que los futbolistas reclaman el dinero que se les adeuda. Este año no ha sido diferente. El club grana arrastra la nefasta gestión de Víctor Gálvez en la planificación deportiva y ni la limpieza llevada a cabo en el mercado invernal -donde se dieron ocho bajas para reducir al máximo la masa salarial- ni los 1,3 millones recaudados en la ampliación han permitido dar tranquilidad en el cierre de la temporada. Los futbolistas se marcharon el 12 de mayo de vacaciones con tres mensualidades sin cobrar, dinero que ha sido reclamado a través de la AFE. A la Asociación también han acudido jugadores de otras campañas.

Aunque en el último mes desde el club se ha querido vender tranquilidad absoluta e incluso Francisco Tornel lleva meses diciendo que se iba a cerrar el curso sin problemas, la realidad era otra muy distinta. Hace una semana Francisco Cobacho, presidente del Real Murcia, explicaba ante los medios que faltaban 500.000 euros para poder saltar el obstáculo que tiene como meta el 30 de junio, fecha límite para pagar si el club no quiere ser descendido administrativamente a Tercera.

«Vamos a pagar», indicaba Cobacho. Sin embargo, a nueve días para el final de junio, desde la entidad grana todavía no han logrado la liquidez necesaria.

Los responsables económicos del club están trabajando a contra reloj para no solo evitar el problema sino también para hacerlo cuanto antes. Ahora mismo, según explicaban ayer fuentes del club, hay cuatro frentes abiertos, y, aunque prefirieron no dar más detalles, sí indicaron que están seguros que alguno de ellos va a salir. «Queremos tenerlo todo solucionado para lunes y martes», añadían, y es que, ante la incapacidad para reunir los 500.000 euros, desde Nueva Condomina se está intentando conseguir el dinero para ir pagando una parte y convencer a los futbolistas para que acepten aplazamientos.

Una de las opciones que se han barajado en Nueva Condomina es pedir un préstamo a una entidad bancaria, sin embargo, la respuesta ha sido negativa. «No ha sido posible ni presentando un aval», comentan desde el club. En los últimos días también se ha hablado de un acuerdo que permitiría reunir el dinero necesario. Lo hizo tanto Francisco Cobacho en su rueda de prensa del 14 de junio como Francisco Miró, consejero delegado de la entidad, en una declaraciones a Onda Regional. Ese ingreso, que está a expensas de un trámite administrativo, según indican desde las oficinas, sería una de las fuentes de liquidez para hacer frente a los 500.000 euros que se necesitan para poder pagar lo que los jugadores reclaman ante la AFE.

El no jugar el play off ha hecho que el Real Murcia no tenga liquidez para superar con más tranquilidad este mes de junio. Ahora mismo los pocos ingresos que están entrando en las arcas del club son los que están dejando los aficionados por jugar amistosos en Nueva Condomina o lo que se está recaudando de la campaña de abonos puesta en marcha la pasada semana.

El objetivo del consejo de administración es dejar solucionado el tema entre lunes y martes, para que así no cunda el nerviosismo entre una afición que el pasado curso tuvo que esperar hasta el penúltimo día para respirar. Pese al «musculo financiero» de Víctor Gálvez, el oriolano entró en la última semana sin el dinero necesario para pagar a la AFE.

De hecho, primero presionó a las peñas para que entregaran lo recaudado de la venta de los carnés si no querían que el club descendiese y luego tuvo que acudir a Francisco Tornel, que puso unos 80.000 euros de su bolsillo para abonar las denuncias. Fue el 29 de junio cuando el Real Murcia hizo un comunicado en su página web en el que se informaba que «el Real Murcia ha saldado su deuda con las denuncias que estaban impuestas ante Asociación de Futbolistas Españoles, AFE», recalcando, pese a que no era verdad que «nuestro presidente Víctor Gálvez las ha saldado, personalmente, en la mañana de hoy».

Para salvar algunas de las denuncias, el oriolano no dudó en entregar pagarés a jugadores como Elady y Santi Jara, entre otros. Pagarés que llegado el momento de cobro no tenían fondos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes