20 de junio de 2019
20.06.2019
La Opinión de Murcia
Segunda División B

Los sub-23 albinegros tienen dos caras

Joao Costa, Luis Mata, Josua Mejías y Julio Gracia destacan entre un grupo de futbolistas donde Igor Paim, Rui Moreira, Carrillo y Juan Moreno han dejado dudas

19.06.2019 | 21:41
Joao Costa, en un entrenamiento con el FC Cartagena.

El guardameta cedido por el Oporto ha sido el más regular y la gran sorpresa de la temporada.

Los futbolistas sub-23 son un melón por abrir. Unas veces provocan esa sensación de frescor y revitalizante que siempre necesita una plantilla y otras una agria sensación de vacío. En el Fútbol Club Cartagena pueden presumir de haber tenido ambas versiones. En el apartado de las luces, han estado varios futbolistas que, a pesar de haber tenido más o menos protagonismo, se puede intuir en en ellos un buen futuro.

El primero en esta lista es Joao Costa. El guardameta, cedido por el Oporto, abandonará la disciplina cartagenerista si no hay otro acuerdo que lo impida. Empezó teniendo la etiqueta de suplente pero, tras una expulsión de Mario Fernández en la octava jornada frente al Melilla, se hizo el rey de los palos. Desde entonces, solo una expulsión en Sanlúcar hizo que pudiéramos ver de nuevo al teórico portero titular y dejarnos a todos boquiabiertos con una espectacular intervención frente al Villanovense. Tras esto, Joao volvía a ser dueño y señor. El 'gatinho' ha dejado su huella.

Y si seguimos en clave lusa, Luis Mata ha sido otra grata sorpresa. El lateral zurdo ha tenido más presencia en la recta final de la competición, pero ha conseguido generar a lo largo de todo el año el debate sobre quién merece la titularidad disputada con Jesús Álvaro. Todos sabemos que el canario era la primera opción, pero Mata ha dejado un buen sabor de boca, tanto a nivel defensivo como cuando se sumaba al ataque. Frente a la Ponferradina falló, pero la norma decía que el carril izquierdo estaba seguro. El futbolista portugués, cedido desde el estadio do Dragao, retornará, si nada o nadie dice lo contrario, después de haber participado con la elástica blanquinegra en 17 partidos, de los cuales 14 de titular.

Josua Mejías ha sido otro soplo de aire fresco. La única diferencia es que del potencial del venezolano no había dudas. La temporada pasada maravilló a la grada con su potencia y su descaro. Este año ha tenido momentos brillantes. Le vimos 'redebutar' el 3 de febrero, frente al UCAM Murcia. Una semana después, en otro derbi regional frente al Jumilla, se lesionaba. El tiempo de recuperación se demoró más de lo normal y hasta dos meses después no volvía a pisar el verde. En la recta final de la competición estuvo presente en todos los partidos. En los últimos 9 choques, solo fue suplente en uno. Regresará al Leganés, equipo que le tiene en propiedad.

En el caso de Julio Gracia, el sevillano demostraba talento, desparpajo, calidad y pase, lo que hacía presagiar que pronto sería indiscutible. Pero solo en el tramo central de la competición fue fijo. Empezó siendo promesa que pasó a realidad, y que se fugó al final del año. En los 10 últimos partidos ha ido alternando la grada con el banquillo y algún minuto en el campo y solo en dos fue titular. El jugador cedido por el Betis tendrá que regresar a Sevilla antes de saber su futuro.

Y nos toca irnos a la cruz. Sea por falta de confianza del entrenador o por la juventud y sus consecuencias, las sombras han estado presentes en la plantilla albinegra. Y empezamos por Igor Paim, una apuesta del entrenador uruguayo que terminó saliendo mal. Al principio prometía, algún detalle dejó en pretemporada, pero luego se fue apagando. De doce partidos en los que jugó, solo en dos salió de inicio. En ambos terminó siendo sustituido y concluye con la cartera vacía de goles. Tiene un año más de contrato.

Al tercer luso de la plantilla, Rui Moreira, lo hemos visto jugar en cinco ocasiones. No será recordado por nada en especial. Fue un alumno de 5, suficiente para agradecer estos meses, como se hace en este tipo de casos. En cuanto a Juan Moreno, poco se puede decir porque no jugó. Salió en el mercado de invierno. Y Carrillo, la gran sorpresa que se fue evaporando. Tiene 20 años y un camino prometedor aunque no haya sido su año. Con ficha del filial, ha participado en 11 partidos entre liga y Copa, saliendo en 7 de inicio, sobre todo al principio de la temporada.

Además, destacar la participación de Mauro, futbolista del filial de Tercera División que le dio la victoria al Cartagena frente al Jumilla en el día de su debut con el primer equipo, o Mario, que también debutó aunque saltaba al terreno de juego en el minuto 89. Por último, Mariano no tuvo la fortuna de debutar pero entró en convocatoria, al igual que Fran, tercer portero del equipo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Especial

 

Guía del fútbol regional de Murcia 2020-2021

Guía de Fútbol Regional de Murcia de la temporada 2020-2021. Conoce todos los equipos y sus plantillas y el Calendario de encuentros de 2ª, 2ªB y 3ª. ¡Adelante!