18 de junio de 2019
18.06.2019
Fútbol. Real Murcia

El Real Murcia y la suma más difícil del mundo

Los responsables granas dicen que necesitan 500.000 euros para cerrar la temporada y despejar el fantasma del descenso

18.06.2019 | 04:00
El Real Murcia y la suma más difícil del mundo

Es el quinto cálculo que hacen desde el club, que previamente habían hablado de 800.000 euros, 1,2 millones y 250.000 euros

El teléfono roto es un juego en el que varios participantes van pasando un mensaje que a lo largo de la cadena acaba distorsionado. Algo parecido, aunque con una calculadora en vez de con un teléfono, es lo que está ocurriendo en el Real Murcia desde que el actual consejo de administración tomó el control del club. Desde principios de febrero, fecha en la que los consejeros vieron validados su cargos en junta de accionistas, y hasta hoy, los responsables granas han ofrecido hasta seis cifras distintas del dinero que se necesita para acabar la temporada sin que el fantasma del descenso por impagos sobrevuele Nueva Condomina.

Seis calculos que no han ido rebajándose por los distintos pagos realizados, sino todo lo contrario, y es que las estimaciones suben y bajan sin que nadie pueda dar una explicación razonable. En cuatro meses, ni el consejo presidido por José María Almela ni la comisión económica han sido capaz de hacer una suma que ya se ha convertido en la más difícil del mundo.

Todo comenzó el 3 de febrero. Durante la junta de accionistas del Real Murcia, Emilio García, uno de los encargados del área económica, informaba a los presentes de los gastos y los ingresos realizados desde la llegada de la PARMU, mostrando una diapositiva en la que se explicaba que para cerrar la temporada sin pérdidas, el club tenía que conseguir 500.000 euros. El cálculo apenas tuvo validez unos días, y es que a mediados de febrero, José María Almela, presidente de la entidad, elevaba la estimación, comentando en una entrevista radiofónica que serían necesarios 800.000 €. Antes de acabar ese mes, Francisco Tornel tranquilizaba a los aficionados al afirmar que cubrir los gastos de esta campaña «estaba garantizado».

La subida, que nadie supo explicar, se convirtió en bajada a mediados de marzo, cuando en otro medio de comunicación, en el que se citaban fuentes de la comisión económica, se decía que había que ingresar 300.000 euros para pagar los gastos hasta el 30 de junio.

500.000 euros, 800.000 euros, 300.000 euros... Ninguna de esas cifras fue la correcta cuando el 13 de marzo Francisco Cobacho, acompañado por el resto del consejo de administración, metía el miedo en el cuerpo a los aficionados al explicar que al club le faltaban 1,2 millones de euros para poder salvar la temporada a 30 de junio. También aprovecharon esa conferencia para dejar claro que «está descartado que se acabe la temporada a cero», contradiciendo las palabras pronunciadas por Francisco Tornel unos días antes.

No acaba ahí el baile. En apenas un mes, y sin que se anunciase la llegada de un inversor importante o de un patrocinador relevante, el Real Murcia pasaba de necesitar 1,2 millones a solo tener que conseguir 300.000 para evitar problemas al final del curso, cuando la AFE exige el pago a los jugadores que han denunciado. El nuevo cálculo salió de la boca de Francisco Tornel en una entrevista en la Cadena Ser. En las semanas siguientes, los consejeros se ajustaron a esa versión, dando cifras que iban desde los 250.000 euros a los 300.000 euros.

Pues el pasado viernes, 14 de junio, Francisco Cobacho confirmó que las sumas realizadas anteriormente carecían de validez o eran completamente improvisadas, y es que el consejero murcianista indicó que hacen falta 500.000 euros para salvar la campaña, cumpliendo con las reclamaciones que tanto de jugadores actuales, a los que se deben tres mensualidades, como de otras temporadas han realizado ante la AFE.

El responsable murcianista también informó que todavía no se ha abonado ninguna de las tres nóminas que se deben a la plantilla. Este retraso ha hecho que el club incumpla su palabra de hacer frente a las nóminas a las primeras de cambio, y es que la idea era satisfacer el pago antes del cierre de la pasada semana, tras recibir un ingreso importante que no acaba de ser explicado pese a la promesa de transparencia a abonados y accionistas. «Vamos a pagar», tranquilizaba Cobacho, que pedía «confianza porque nos la hemos ganado». «Vamos a pagar aunque tengamos que pagar nosotros mismos», insistía. Lo que no quiso dar fue plazos. «Estamos preocupados, pero no vamos a dar una fecha. Lo que pretendemos es no llegar al 29 de junio hablando de este tema».


EL BAILE DE CIFRAS

500.000 euros
Previsión dada en la junta de accionistas de febrero.
En la Junta del 3 de febrero, se explicó que hacían falta 500.000 € para cerrar la temporada.
800.000 euros
La estimación se eleva a finales de febrero.
José María Almela habla de que faltan 800.000 euros a mediados de febrero.
1,2 millones de euros
Cobacho dispara el calculo de gasto el 13 de marzo
Francisco Cobacho, el 13 de marzo, dice que se necesitan 1,2 millones de euros para cerrar la temporada.
300.000 euros
Cifra dada por Francisco Tornel el 14 de abril
Francisco Tornel, en una entrevista en la Cadena Ser, habla de que faltan 300.000 euros. En los días sucesivos, otros consejeros hacen un calculo similar, bajando incluso a los 250.000 euros.

500.000 euros

El viernes, el club dio una nueva estimación de gasto
Francisco Cobacho indicó que faltan 500.000 euros para cerrar la temporada.

 
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes