17 de junio de 2019
17.06.2019
Temporada 2017-2018

El Cerro del Espino, un lugar grabado en la historia negra del club

16.06.2019 | 19:40
Batacazo.

Con la lección aprendida de la temporada anterior, Monteagudo perfiló un equipo a su gusto. Se marcharon pesos pesados del club y llegaron jugadores con experiencia en la categoría, y también en Segunda División. El inicio no fue tan fulgurante como en la temporada anterior, pero a medida que pasaban las jornadas el Cartagena se iba entonando. Era un equipo muy regular durante toda la temporada, bastante sólido en casa y sumando en los desplazamientos. Además, crearon un conjunto con oficio, una virtud ineludible para triunfar en esta categoría.

A diferencia del año anterior, la directiva tocó pocas cosas en el mercado invernal. En uno de los movimientos que hicieron, acertaron de pleno. Rubén Cruz marcó 11 goles en media temporada, uniéndose a los 14 de Aketxe. Formaban la dupla más temible de la división de bronce. Fueron campeones de liga, y la suerte les sonrió emparejándoles con el equipo más débil, a priori, el Rayo Majadahonda.

Un buen resultado en la ida y un partido controlado en la vuelta, hasta que todo se fue al traste. Intentaron reflotar un barco hundido, pero el Extremadura les terminó de rematar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes