16 de junio de 2019
16.06.2019
ElPozo Murcia FS
Contracrónica

Pito borra el 'síndrome Juanjo'

La magistral actuación del brasileño anula el poder bajo los palos del portero ciezano del Barça

16.06.2019 | 04:00
Pito borra el 'síndrome Juanjo'

De un plumazo, en un solo partido, ElPozo se cargó varias rachas negativas y un síndrome creado por un ciezano, Juan José Angosto, criado en su propia cantera. 'Cría cuervos y te sacarán los ojos' dice un refrán español. No, precisamente el bueno de Juanjo no es un carroñero, pero sí un portero espectacular capaz de encoger la pierna a cualquier lanzador. Además, con el paso de los años, ha adquirido ese saber estar que le otorga hoy en día la etiqueta de mejor guardameta español.

Dicen que las tandas de penaltis son una lotería. No se lo crean. Es falso. Siempre suelen perderlas los equipos con jugadores con menos experiencia o personalidad. Pero en fútbol sala hay un plus añadido: el portero. Y cuando bajo los palos está Juanjo, el porcentaje se desquilibra muy en favor del equipo al que defiende éste nacido en Cieza.

El 'síndrome Juanjo', precisamente, se había instalado en el fútbol sala nacional. El portero murciano fue determinante en las dos tandas que los azulgranas ganaron en semifinales al Palma. Con anterioridad, este chico al que un día le echó un ojo Miguel Sánchez, el gurú de la cantera de ElPozo, y al que Duda, en esos primeros años atrevidos del hispanobrasileño en el banquillo –con el paso del tiempo se convirtió en conservador para salvar su puesto– dio una oportunidad pese a las críticas que recibió, había rizado el rizo. Fue en los cuartos de final de la Copa del Rey y en la misma portería donde ayer se lanzaron los penaltis. Juanjo no solo paró varios lanzamientos, sino que también marcó el definitivo. Pero es que en esos cuatro disparos desde los cinco metros que concluyeron con uno marcado por Pito, el mejor, el más desquelibrante, el hombre que mañana jugará su último partido en el Palacio como local porque se va al Movistar Inter, ElPozo alejó una buena cantidad de fantasmas que le habían perseguido en los últimos tiempos. Por un lado, ser un equipo que siempre falla en los momentos clave y ante su afición. Y por otro, perder tandas de penaltis. Ocurrió en la final de la Copa de España de 2017 contra el Movistar Inter; prosiguió con el resbalón de Andresito en las semifinales ante el Barça también de esa misma campaña; y concluyó en enero pasado en los cuartos de final de la Copa del Rey.

En el tercer partido de la primera final de Liga de ElPozo con Diego Giustozzi en el banquillo, aunque no marcó ninguno de los goles que llegaron en el tiempo reglamentario, quien llevó a su equipo a acabar con el 'síndrome Juanjo' no fue otro que Pito. El brasileño estuvo magistral. Forzó las dos tarjetas que vio Sergio Lozano y que acabaron con el cierre azulgrana expulsado, una situación clave, y acto seguido también provocó la falta que significó el 2-3 de Andresito,que vivió un final feliz a una pesadilla, ya que Juanjo evitó que marcara dos dobles penaltis en la segunda parte.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes