13 de junio de 2019
13.06.2019
Segunda B. Real Murcia

Viento en popa, a toda vela

El Real Murcia da otro bocado importante en el objetivo de reducir la deuda concursal tras llegar a un acuerdo con Gabriel Torregrosa, que cede los 4,5 millones de crédito que tenía en sus manos

12.06.2019 | 21:46
Viento en popa, a toda vela

El OK del murciano y la quita aceptada por Paco Casal permiten al club ahorrarse unos seis millones

El Real Murcia y Gabriel Torregrosa separaron sus caminos el 15 de febrero de 2019. El abogado murciano dimitía como consejero grana por presiones del resto de sus compañeros. La deuda que tenía en sus manos de 4,5 millones, procedente de empresas de Jesús Samper y adquirida en subasta, desencadenó el conflicto. La forma de afrontar la reestructuración de la deuda distanciaba a las partes y sacaba a Torregrosa de Nueva Condomina. El consejo de administración incluso hizo una rueda de prensa para señalar al abogado. Sin embargo, en el día de ayer y después de distintas conversaciones, ambas partes llegaban a un acuerdo que permite al Real Murcia dar un bocado importante a la deuda concursal, que asciende a 25,7 millones. «He firmado con el club un acuerdo por el que he entregado 6,5 millones de euros de deuda frente al grupo, de la cual 4,5 millones de euros corresponden a deuda propia del Real Murcia», indicaba el letrado en un comunicado.

El OK de Gabriel Torregrosa es la segunda gran noticia que el Real Murcia consigue dentro del play off económico que está disputando y que tendrá como meta conseguir que la deuda concursal quede reducida en unos 13 millones de euros a 31 de diciembre. La primera victoria llegó hace una semana cuando el club anunció un acuerdo con el representante uruguayo Paco Casal, al que se le deben más de tres millones de euros, siendo el segundo acreedor más importante de la entidad grana. Pese a no conocerse los detalles de la operación, según fuentes del club hay una quita importante, estableciéndose un calendario de pagos para el resto del dinero.

Así, después de varias semanas de conversaciones, el trabajo de Daniel Moreno y Emilio García, los dos encargados de ir negociando con cada uno de los acreedores, ha dado sus primeros frutos. De los ocho millones de euros que controlaban entre Torregrosa, Casal y otros pequeños acreedores como Richi, Venta Alegría o Rincón de Pepe, el Real Murcia tendrá que abonar menos de dos millones, según explican a esta redacción desde Nueva Condomina.

Con la maquinaria funcionando a toda vela, todavía queda mucho trabajo por hacer. Mientras se consigue llegar a acuerdos individuales con los clubes del G30 para que hagan un esfuerzo y perdonen gran parte de los 3,7 millones que se les adeudan en total, Daniel Moreno y Emilio García también tienen sobre la mesa una larga lista de acreedores medianos, cuyas cantidades rondan los 200.000 y los 300.000 euros. Entre ellos aparecen, sobre todo, sociedades de exjugadores o agencias de representación, aunque también están clubes como el Sevilla, que tiene 290.000 euros pendientes de pago, o el Real Zaragoza, al que se adeudan casi 200.000 euros.

Todos estos acreedores están dentro del crédito ordinario, que asciende, incluida la deuda total de Casal, a 14,5 millones de euros. En el siguiente apartado aparecen los créditos subordinados. De los 6,8 millones pendientes de pago hay que restar los 4,5 condonados por Gabriel Torregrosa. Los otros dos millones y pico, la mayoría incluidos en la deuda que el club tiene con Desarrollos Nueva Condomina, también están en el punto de mira de la comisión económica. Como la sociedad impulsada en su momento por Jesús Samper está en concurso, el Real Murcia depende de que el administrador acepte las condiciones puestas sobre la mesa por los murcianistas.

Contando con que hay otros cinco millones de euros que son deuda privilegiada -a administraciones públicas- y que son innegociables -la Agencia Tributaria y la Seguridad Social no aceptan quita-, el objetivo del Real Murcia es reducir el total de la deuda concursal en unos trece millones de euros. «Si se consigue ese reto, los fondos propios negativos quedarían en unos tres millones de euros, y eso es asumible desde una ampliación de capital», indican desde Nueva Condomina.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes