10 de junio de 2019
10.06.2019
La Opinión de Murcia
Futbol sala. Juvenil

Los juveniles de ElPozo ya son campeones de España

Los goles de José Saura y las paradas de Antonio Navarro le dan el triunfo en la gran final a los jugadores del equipo murciano frente al Barcelona Lassa

09.06.2019 | 19:57
Los juveniles de ElPozo celebran la consecución de la Copa de España tras superar al Barça.

ElPozo Murcia juvenil se proclamó ayer campeón de España al vencer en la final por 1-2 al Barça Lassa. En un intenso partido, los murcianos se impusieron gracias a los goles de José Saura y a la soberbia actuación del guardameta Antonio Navarro.

Estaban destinados a encontrarse. No en vano, eran los dos principales favoritos antes de que el balón echara a rodar sobre la pista azul del pabellón de la Ciudad del Fútbol. El Fútbol Club Barcelona y Aljucer El Pozo Mucia son, tras lo visto en las dos primeras jornadas, dos meritorios finalistas. Los catalanes dejaron por el camino a Burela y a Maristas, mientras que, por su parte, El Pozo se impuso en el derbi murciano y evitó que el Ciudad de Móstoles soñara con el título.

Como no podía ser de otra manera, el partido decisivo no defraudó. Sobre la pista, algunos de los jugadores que están llamados a liderar este deporte y la Selección en los próximos años. Más pronto que tarde los Nico Marrón, Bernat Povill, Alejandro Cerón, David Peña, Nacho Torres o Ricardo Mayor, por mencionar a algunos de los ya internacionales, se convertirán en referentes. De hecho, ya lo son entre los jóvenes sub-19.

La alta presión por parte de los dos conjuntos dejó patente la intensidad con la que se desarrolló esta final. Cada metro hay que lucharlo, si quieres ganarlo. Los aficionados de la grada movían la cabeza de un lado a otro. Parecía un partido de tenis. De área a área. Y en ese toma y daca, el primero que encontró el premio fue el culé Santiago Martín Rufino. Robo de balón, rechace del portero y con la punta del pie, hizo el primero. Al que respondió rápidamente José Saura, gracias al rechace de una falta botada por Ricardo Mayor. El empate generó buenos momentos de ida y vuelta. Contrataque tras contrataque, el físico se convirtió en determinante. Antonio Navarro lo paró absolutamente todo y llevó a los murcianos a alzarse con la Copa.

Para contrarrestar la rápida circulación de balón del Barça, el juego entre líneas de El Pozo fue la solución. Se intercambian los acercamientos y ocasiones. Pero es que tanto Álex Royo, como Antonio Navarro estuvieron especialmente acertados. Bonito y disputado también el particular duelo entre Nicolás Marrón y Ricardo Mayor. Los jugadores lo dieron todo. Hubo momentos en que cada interrupción se convirtió en una bombona de oxígeno para los que estaban en la pista. No existía margen para pestañear.

Y en vez de pensar, simplemente se jugó. Lo hicieron casi de memoria. Para ellos es intuitivo. No hay duda. Estos dos equipos están por encima del resto. Desnivelar la balanza iba a producirse por cuestión de detalles. Como la acción del penalti que Nacho Torres cometió sobre Bernat Povill. El catalán estrelló el balón en la base del palo derecho.  

Un par de minutos después, y cuando los azulgranas más apretaban, una pérdida de balón permitió a José Saura adelantar a los suyos, justo cuando peor lo estaban pasando. Precisamente, la excelente actuación de Antonio Navarro bajo palos y el acierto de Saura en ataque fueron los pilares en los que se apoyó El Pozo para detener las acometidas catalanas.

Con el Barcelona volcado en los últimos minutos, jugando con portero jugador a falta de seis minutos para la conclusión del choque, llegó el momento de empujar por parte del cuadro murciano. Sudaron la gota gorda, pero lo consiguieron. Mantuvieron el 1-2 y, por lo tanto, Aljucer El Pozo Murcia se proclamó campeón de la Copa de España Juvenil.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Especial

 

Guía del fútbol regional de Murcia 2020-2021

Guía de Fútbol Regional de Murcia de la temporada 2020-2021. Conoce todos los equipos y sus plantillas y el Calendario de encuentros de 2ª, 2ªB y 3ª. ¡Adelante!