07 de junio de 2019
07.06.2019
Fútbol. Segunda B

Un pacto que puede resultar clave

El Real Murcia anuncia que ha llegado a un acuerdo con el representante uruguayo Paco Casal, que ha aceptado una importante quita y un aplazamiento que supone un paso de gigante para cumplir con las obligaciones del concurso de acreedores en el mes de diciembre

06.06.2019 | 22:54
El uruguayo Mario Regueiro, en Primera División con el Murcia en la campaña 2007-2008.

El Real Murcia anunció ayer un importante acuerdo para su viabilidad. El club, a través de un comunicado en la red social Twitter, informó de que «ha llegado a un acuerdo con el Club Atlético Cerro, segundo mayor acreedor concursal. Lo que permite dar un paso de gigante en la viabilidad futura. Desde la entidad agradecemos enormemente su disposición para unirse al #horizonteconcursalRMU». Así explicaba la centenaria entidad a través de sus canales oficiales que habían alcanzado un acuerdo que supone un paso de gigante para salir airosos de las obligaciones que hay que cumplir en diciembre respecto al concurso de acreedores.

El club tiene una deuda de unos tres millones de euros con el agente uruguayo Paco Casal, segundo acreedor de los ordinarios más importantes. El club, según ha explicado a esta Redacción, no va a dar ningún detalle de este acuerdo ni de cualquier otro que se consiga con los acreedores y que se están negociando. Sin embargo, la realidad es que el segundo acreedor más importante de la entidad y un acuerdo con su persona supone un plus de tranquilidad en este sentido. Tan solo indicó que la quita llevada a cabo en este caso es importante y que el resto de la deuda se ha aplazado. Paco Casal ya se sumó al reconvenio de 2016, siendo fundamental para que en ese momento saliera adelante el aplazamiento de cinco años y la modificación del mismo.

De igual modo, el Consejo de Administración del Murcia está trabajando en la actualidad para lograr un acuerdo con los clubes del G30 -el montate total es de unos 3,7 millones-. Desde la entidad se está hablando con cada uno de los implicados, ya que los acuerdos deben ser adoptados de manera individual, aunque los más importantes parecen que al menos están encauzados.

La deuda total del concurso de acreedores asciende a 17 millones euros. El objetivo del club es dejar la misma hasta los 5, es decir, reducir unos 12 millones, para los restantes cubrirlos con una nueva ampliación de capital. La fecha máxima para llegar a los acuerdos es el próximo 31 de diciembre, fecha en la que expira el reconvenio de acreedores, por lo que cualquier acreedor podría pedir la liquidación a partir de ese instante, siempre que no haya llegado a ningún acuerdo.

Asimismo, el club está negociando con todos los acreedores, intentando llegar a acuerdos beneficiosos para cada parte. Hay algunos que aceptan mayor quita al necesitar que se les pague de inmediato, mientras que otros han optado por la vía de los aplazamientos y con una quita menor. Según la entidad, en la mayoría de los casos la quita supera el 70%. Este acuerdo se suma a los alcanzados esta misma semana por el Real Murcia con los exjugadores Richi y Quique de Lucas, así como Venta Alegría y Rincón de Pepe.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes