05 de junio de 2019
05.06.2019
La Opinión de Murcia
Real Murcia

Adrián Hernández: "Cuando te llama el Real Murcia, tienes que tirarte a la piscina de cabeza"

Rodeado de familiares y amigos, disfruta de su puesta de largo como nuevo entrenador del Real Murcia

04.06.2019 | 21:53

El murciano pide que no le «prejuzguen» y quiere contagiar al club de su «personalidad pasional y visceral»

Adrián Hernández no tendrá que cambiar de código postal. Tampoco necesitaron ayer programar el GPS del coche sus familiares y sus jugadores del Churra para acompañarle en su puesta de largo como técnico del Real Murcia. Seguirá viviendo en la misma ciudad y realizando el mismo trabajo, solo que ahora sentirá que todo se multiplica por diez.

De Tercera División salta a Segunda B, del Churra al Real Murcia, de jugar en un campo de césped artificial con unas dimensiones de 92x59 a hacerlo en Nueva Condomina, un estadio cinco estrellas, con capacidad para 31.000 espectadores y con unas medidas de 105x67, y de compaginar el fútbol con las clases en el instituto Ramón y Cajal a dedicarse exclusivamente a liderar el banquillo del club murcianista.

Aunque su fichaje era un secreto a voces, aunque el consejo de administración del Real Murcia ya filtró su nombre hace muchos meses, incluso antes de que Julio Algar se hiciera cargo de la dirección deportiva, la nueva vida deportiva de Adrián Hernández comenzó ayer en Nueva Condomina, y lo hizo con la ilusión de un niño con zapatos nuevos, con el apoyo de sus técnicos y jugadores del Churra, que no quisieron perderse el salto de su hasta ahora técnico, y ante las miradas de sus familiares, que disfrutaban de ver como el sueño se hace realidad.

«Es un reto, pero cuando te llama el Real Murcia solo te queda tirarte de cabeza a la piscina». Sus palabras se han escuchado otras muchas veces en Nueva Condomina. Cada nuevo jugador, cada nuevo entrenador que llega, destaca la importancia de que el club grana llame a tu puerta, pero después de mucho tiempo, el tópico sonó muy real. Adrián Hernández es una apuesta, más por las necesidades económicas que por valentía, pero una apuesta. Llega de Tercera División y a sus 37 años solo se ha sentado en el banquillo del Churra, entidad a la que ha llevado de Autonómica al Grupo XIII, equipo al que ha clasificado las dos últimas temporadas para el play off de ascenso a Segunda B.

No se le notó nervioso. No dejó de responder a ninguna de las preguntas. Fue claro, habló de la necesidad de adaptación, de lo positivo que puede ser entrenar a jugadores con un perfil mucho más bajo que los que hasta ahora vestían la elástica del Real Murcia, y, sobre todo, pidió tiempo. Sabedor de que en el fútbol lo que no hay es tiempo, de que escasea la paciencia, el murciano subrayó una y otra vez en la importancia de pensar «a medio plazo». «Si me dan tiempo, llevaré al Real Murcia donde se merece», explicaba ante los medios, ante sus familiares y amigos, ante, sobre todo, los miembros del consejo de administración que le acompañaban -José María Almela, José Manuel Cano y Francisco Miró- y el director deportivo, Julio Algar. Y es que, sin la necesidad de sentarse en el banquillo de Nueva Condomina, Adrián Hernández sabe que el Real Murcia las derrotas son más que tres puntos perdidos.

No fue su único mensaje. El murciano pidió que «no me prejuzguen», que se le dé la oportunidad de mostrar el entrenador que lleva dentro y que se ha hecho imprescindible en un club modesto como el Churra; y habló de adaptación. «Yo soy un enamorado del juego de posesión, pero cuando llegué al Churra, de nueve partidos perdimos siete, y tenía claro que yo no podía fracasar con mi equipo. Busqué jugar de otra manera, por las dimensiones del campo, porque iba mejor el juego directo», comentaba, dejando claro que lo importante para él es que «mi equipo tenga más posibilidades de gol que el contrario» y posicionando su estilo al de Jurgen Klopp, actual campeón de la Champions con el Liverpool.

No dudó en definirse como una persona «pasional y visceral», dejando claro que «no podemos despojarnos de lo que nos hace diferente», aunque quiso quitar valor a los vídeos que circulan en las redes sociales y que han llamado la atención por su manera de arengar a los que hasta ahora han sido sus jugadores y muchos de los que ayer disfrutaban viéndolo en su nueva casa. «Esos vídeos están grabados en momentos de confianza, con jugadores que son amigos, que han crecido conmigo». Eso sí, insistió en lo importante que es para él estudiar el lado emocional de sus futbolistas. «Quiero impregnar de ese espíritu al Real Murcia», fue otra de esas frases que estará apuntada en negrita en su libro de estilo, pero, apuntilló, que siempre «adaptándose al contexto y a los futbolistas».

No se equivocan los que destacan de Adrián Hernández que es un técnico motivacional. Pero el técnico murciano, que da la razón a los que le definen así, destacaría de sí mismo «el aspecto táctico y su capacidad para gestionar al grupo». «Saber llevar al grupo y leer las emociones, porque no todos los jugadores son iguales», recalcaba el murciano, que tiene claro que los éxitos llegarán si consigue «que los futbolistas confíen en mí tanto como lo han hecho los jugadores que he tenido en el Churra. Si eso sucede, pondremos al equipo donde se merece».

Al ser cuestionado por los objetivos, Adrián Hernández fue prudente y tiró de tópico. «Iremos partido a partido», dijo, sabiendo que «el Real Murcia tiene que salir a ganar a todos los campos». Y, una vez más, en otra respuesta más, insistió en que necesitará «un proceso de adaptación», en que no se deberían sacar conclusiones «hasta que no pasen unos meses».

Hernández estará en el banquillo y Julio Algar en los despachos, de hecho, los tres fichajes que han llegado hasta ahora son apuestas personales del director deportivo, sin embargo ayer el técnico murciano fue generoso al señalar que «trabajamos juntos. Aunque la última palabra la tiene Julio, todos los pasos me los comentan».

En su puesta de largo como entrenador del Real Murcia, Adrián Hernández contó con un invitado de lujo, el extécnico Vicente Carlos Campillo, uno de los más queridos y destacados de la historia grana. Campillo llegó al club grana en la década de los ochenta sin apenas bagaje, pero llevó al equipo a Primera División. A su lado, en su primer día, Campillo quiso ser el espejo en el que se mire Hernández.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Especial

 

Guía del fútbol regional de Murcia 2020-2021

Guía de Fútbol Regional de Murcia de la temporada 2020-2021. Conoce todos los equipos y sus plantillas y el Calendario de encuentros de 2ª, 2ªB y 3ª. ¡Adelante!