29 de mayo de 2019
29.05.2019
La Opinión de Murcia
Baloncesto. Entrevista

"Sito Alonso va a exigir para quedarse menos de lo que la gente piensa"

Alejandro Gómez, director general del UCAM Murcia CB, dice que las situaciones de «estrés y riesgo» han provocado una gran unión entre el entrenador y el club

29.05.2019 | 04:00
Alejandro Gómez, en el Museo Arqueológico de Murcia

Admite que esta temporada "todos hemos cometido errores" que las victorias en la "Champions hacían que no viéramos".

Ha terminado la temporada para el UCAM Murcia con la permanencia en la Liga Endesa. Alejandro Gómez, director general, admite que se han cometido errores y los sufrimientos vividos. En Sito Alonso encontró un entrenador diferente, que se ha implicado al máximo y espera cerrar su continuidad próximamente para empezar a construir el nuevo plantel.

¿Qué valoración hace la temporada?
Ha sido un temporada complicada, porque empezamos con mucha ilusión y con una buena plantilla. En pretemporada daba gusto ver jugar al equipo, pero tuvimos la lesión de Todorovic, que nos daba mucho en esa posición, y no existía un jugador para sustituirle. Nos quedamos todos un poco en shock justo al final. Teníamos la dificultad de tener que jugar la última ronda previa de la Champions, que también nos condicionaba, y había bastante estrés y sufrimiento para comenzar. A partir de ahí, llegaron las dinámicas, las inexperiencias, los viajes€ Aunque no son excusas, porque los errores son los que son. Luego llegó Sito en un momento complicado. Trajo aire fresco e ilusión, nos echó un brazo por encima a todos para ayudarnos y llegó la lucha final con él haciendo muchas cosas todos y sumando de verdad para no caer en un pozo que era complicado. Es importante conocer a la gente en momentos complicados, con el viento en contra y remando más fuerte, y este año ha servido a todos para darnos cuenta de nuestras posibilidades y ser conscientes de nuestra realidad. Se arriesga cada año y hay que estar preparados para ser capaces de darle la vuelta cuando las cosas no salen bien.

¿Se le ha hecho al equipo larga la temporada o corta por el tramo final?
Ahora era cuando mejor estábamos. La mejor versión del equipo la hemos visto en el último tramo con los partidos ante el Zaragoza en casa, frente al Estudiantes y el último frente al Gran Canaria. Cuando el equipo se ha soltado y no ha tenido esa presión, se le ha visto jugar muy bien. Luego hay partidos como los del Manresa y el Joventut que son de mucho mérito. Partidos en los que te planteas que los jugadores han tenido una angustia y un bloqueo porque quería ganar. Si un equipo no estuviera comprometido, unidos con el entrenador y el club, no hubieras ganado ni en Manresa ni en Badalona. Después de perder contra el Gipuzkoa Basket, se demostró de qué está hecho este equipo y este club. Siempre digo que el presidente nos demuestra a todos que es un ganador y el UCAM ha cambiado en los últimos años porque ya no va a Valencia pensando que va a perder o es capaz de lograr una permanencia en casa del Estudiantes. Va a Manresa, con ellos en play off, y gana. Tenemos que saber quiénes somos, y en los momentos complicados, todavía más. A todos nos hace ilusión jugar un play off contra el Real Madrid, como se consiguió con Fotis, pero en situaciones complicadas también hay que cambiar el estigma del club, y lo ha cambiado.

¿Ha sido una situación más complicada que la permanencia contra el Estudiantes? Porque esta temporada se sabía que un descenso no se llegaría a consumar...
La igualdad de la liga y los resultados que se estaban dando hacía que se complicase todo. Llegó una situación límite, en la que el que no aguantase, el que se pusiera nervioso o el que no tuviera talante, iba a ser el que cayese. Ha habido varios momentos de mucha presión por muchos sitios, era complicado. También la ventaja que tiene el club es que estamos muy unidos, y en los momentos complicados sabemos lidiar con estas dificultades.

El club siempre ha arriesgado en los últimos años, ¿este año ha tocado cruz después de varias caras?
Siempre se arriesga, y siempre digo lo mismo. La presión nos la metemos nosotros porque queremos. Porque el presidente no concibe el deporte si no es para luchar o ganar. Ser humildes, pero intentando dar el máximo. Eso no puede confundir ni a la gente, ni a la prensa, ni a nosotros porque es meterse una presión extra. La presión por entrar en Copa, por un play off o por la Champions, tiene dos factores que siempre repito. Que un equipo tenga presión por historia, como el Joventut, el Estudiantes, el Baskonia o el Valencia€ O por el presupuesto. Hay equipos que pueden tener un auge presupuestario como el Andorra, el Tenerife o el Burgos, que manejan números superiores a los nuestros, y deben tener más presión. La nuestra tiene que ser una presión positiva, de no ser acomplejados ni sentirnos inferiores a nadie. Pero no nos metamos la presión de bloquearnos, de fastidiarnos o de tener un mal ambiente en el Palacio por un resultado. Debemos ser conscientes de quiénes somos y a dónde queremos ir.

¿Esa ambición puede jugar en contra cuando no se consigue estar arriba?
Claro. Pero ya te digo que José Luis Mendoza es una persona ambiciosa y ganadora, por lo que traslada esas ansias por ganar. Se han batido todos los récords de victorias, puntos, temporadas en ACB, jugar en Europa€ Y ahora lo que tenemos que intentar es seguir batiendo récords, pero sin volvernos locos. Creo que eso es lo que tenemos que saber gestionar.

¿En qué momento del año pensó que podría ir mal?
Me quedé muy tocado después del partido en Málaga. Perdimos un partido que de 100 veces ganamos 95. Todo salió mal, el equipo contrario tiró 30 tiros libres y nosotros cinco. Se produce una injusticia en el juego, y ya son muchas, y te planteas que va a ser un año complicado. No quiero echarle la culpa de esto a los árbitros, pero te das cuenta de que todo viene en contra, de que el grupo es complicado y que tenemos un entrenador novato que trabaja bien pero que tiene dificultades. En Málaga me di cuenta de que el año se iba a complicar.

¿La sensación es que se ha perdido la oportunidad de poder estar arriba ahora que han regresado equipos como el Joventut o el Zaragoza?
Hay dos variantes para aclarar lo que dices. Los mejores resultados del UCAM Murcia se han dado en un momento en el que el baloncesto estaba en un proceso de crisis económica, donde con el mismo dinero, o incluso con menos, podías aspirar a fichar buenos jugadores o realizar buenos movimientos en el mercado. Pero el baloncesto lleva dos años en auge y hay equipos que han elevado mucho su presupuesto. El presupuesto de hace dos años del Tenerife, Andorra o Burgos no tienen nada que ver con el de ahora. Seguimos estando a la cola, pero las diferencias han aumentado. Y en segundo lugar, tanto Manresa, como Joventut o Zaragoza han pasado años complicados y tienen la ventaja de que no han jugado competición europea, por lo que han preparado partidos que nosotros no hemos podido. No es una excusa, solo es que este año hemos tenido el hándicap de tener que jugar fuera siete partidos seguidos en la Champions porque no tenemos pabellón. También se unen los viajes, que nosotros los hacemos en modo low cost, y la dificultades de conexión en una ciudad como Murcia. Todo esto, al final, nos ha condicionado el ir a por todos los partidos. No pensar que había partidos de Champions que nos iban a afectar al domingo, y no priorizar el partido del fin de semana.

¿Se ha priorizado demasiado la Champions?
No, lo que pasa que iba todo tan bien que tapaba los errores de la ACB. La Champions permitía que nos siguiéramos equivocando los domingos. Todos hemos cometido errores que la Champions hacía que no viéramos. Creo que es una competición muy bonita, fue un premio llegar a la Final Four el año pasado, y este año íbamos tan bien que no te hacía ver los problemas que tienes. Eso no te permitía ver las deficiencias los problemas que teníamos.

Pero cuando se contemplaba la posibilidad de cambiar de entrenador, unos de los argumentos del club era que tenía más victorias que derrotas sumando las de la Champions€
Si el 50% de las victorias hubieran sido de Champions y el otro cincuenta de la ACB, quizá Juárez hubiera terminado la temporada. Pero eso no lo eliges. Las cosas vienen como vienen, y creo que hay que saber cambiar el rumbo. En su momento se apostó por Javi Juárez porque necesitábamos innovar. Lo hacemos en todas las parcelas del club, en todas se intentan cosas nuevas para intentar mejorar, y unas veces salen las cosas y otras no. Javi es una persona honesta y trabajadora, intentó hacer las cosas lo mejor posible, pero hay momentos en los que hay que tomar decisiones y el entrenador es la parte más sensible a estos cambios.

¿El puesto de entrenador es el más sensible para arriesgar cuando tienes situaciones de límite presupuestario?
La sensación este año que tienes es esa, pero también arriesgamos con Ocampo, con Moncho o con Ibon Navarro, que venía de descender con Manresa. A veces es buscar el perfil que mejor se acomoda, y lógicamente, después de trabajar con Sito, ha sido muy satisfactorio. Ya lo dije el otro día, es un entrenador perfecto para este proyecto y te quedas con la sensación del principio. Pero hay que ser justos con el trabajo de Juárez, y siempre voy a serlo con la gente que trabaja y da lo mejor de sí. A veces nos creemos que el entrenador tiene el mando de la PlayStation, y muchas veces tiene que gestionar y llevar a los jugadores, que son los que juegan. El clima que se genera entre el entrenador y la grada o el entrenador y los jugadores, cuando por ejemplo ven la crítica permanente al entrenador, eso al final es más difícil con un técnico rookie que con otro más respetado por los jugadores y la grada. Eso hace que puedas afrontar más retos con confianza, por ahí si te doy la razón, en la que lógicamente es una parcela donde arriesgar tiene más asteriscos.

Hace tres años hablaba de que las instituciones debían dar un paso adelante, y la situación sigue igual€
No lo han dado. Creo que hay que ser justos y decirlo. Hay baloncesto porque José Luis Mendoza quiere. Hay patrocinadores a los que hay que estar muy agradecidos, pero la pata de las instituciones tiene que dar un paso adelante que no han dado. El equipo sí ha hecho por llamar la atención y demostrar que es un buen vehículo para genera riqueza a Murcia, pero no lo han sabido ver o se han mezclado otros temas personales de negocios o disputas que no han dejado ver eso. Creo que es importante que las instituciones entiendan que su equipo de baloncesto, que es de todos los murcianos, va camino de los 35 años y que todos deben subirse al barco. Me da pena que no se vea lo que tenemos, y que se vea cuando se pierda. El día que no tengamos ACB y te tires 10 o 15 años si un partido de la máxima comeptición, igual te acuerdas de estos momentos. En este sentido me gustaría tirar puentes para que la gente los cogiera. Esto no debe ir a nivel de ideologías, de partidos políticos o de personas, se debe pensar que el equipo es de todos y la gente debe dejar fuera cualquier otra cosa. Es importante que el presidente no se sienta solo en la parte de baloncesto y de deporte, hay empresarios que apoyan el proyecto y que lo ven como un buen vehículo, pero es importante que los servicios públicos sean conscientes de tener un contrato de patrocinio con el Ayuntamiento, porque muchos equipos lo tienen y porque antes sí existía. Cuando mejor ha ido el equipo es con la UCAM, y es cuando menos ayudas hay. Hemos conseguido una cosa muy importante, y es que los niños de Cartagena, de Lorca o Jumilla son del UCAM Murcia. Hace diez años el equipo solo era de la ciudad, y ahora es de la Región. Tenemos abonados de todos sitios, la gente lo siente y tenemos que ir todas las partes de la mano.

Pero también están las amenazas de llevarse al equipo a otro lado€
No hablo de amenazar. Si el mejor equipo deportivo de la Región te molesta, o no lo quieres, es mejor salir y decirlo. Todo son buenas palabras, pero cuando luego llamas, no puedes concretar nada. Al final, el propietario es el que pone el dinero o el que aguanta la presión y dice que le dan ganas de llevarse al equipo porque no tiene respaldo. Hay que reunirse y hacer las cosas bien. Aprender de ciudades como Bilbao, que han apoyado. Nosotros hemos dado un paso para hacer cosas que deportivamente nunca se han hecho cuando menos apoyo tienes.

¿Existe la incertidumbre de otras temporadas?¿Se puede empezar a dar ya pasos para el próximo año?
No es bueno no dar pasos, pero claro, la incertidumbre presupuestaria existe cada año. Estamos a finales de mayo y el club ha ingresado cero euros de la Comunidad, cero euros del Ayuntamiento, cero euros de la dirección general de Deportes y cero euros de Turismo. Al final de la temporada es cuando hay que pagar a jugadores, impuestos, viajes€ y es difícil porque no sabes el año que viene qué va a pasar. Esto es complicado mientras que el resto de equipos firman contratos de este tipo a cuatro años para poder trabajar. Tenemos la suerte de tener un propietario que tapa los agujeros y que pone dinero, pero necesitamos más gente que apriete. Nos gustaría lanzar los abonos y que la gente se ilusione, pero a veces los tiempos no los podemos marcar nosotros.

Fotis se marchó cuando parecía que se iba a quedar y con Ibon ocurrió lo mismo€ ¿En qué ha cambiado el escenario para que pueda seguir Sito Alonso?
Es importante eso. La ilusión era máxima con Fotis para que se quedase, de hecho, comenzó a trabajar con nosotros. Pero llegó una oferta que no podía rechazar a nivel económico y tenemos que saber nuestras limitaciones. Lo respetamos y entendimos; entonces fichamos a Ibon y ahora está en un proyecto mejor económicamente y también lo entendemos. La diferencia este año es que la forma de ser de Sito es muy especial. Es una persona que cuando trabaja con alguien se involucra al máximo, y cuando ha conocido cómo trabaja la UCAM, le ha gustado mucho. Ha estado muy a gusto en una situación de máximo estrés y riesgo que no tuvimos con Fotis o Ibon, y eso une mucho a la gente. Sito está muy identificado con el club y con nosotros, pese a que antes de llegar, desde fuera, nos veía diferentes a él. Nos hemos apoyado mucho y está encantado, eso hace que no quiera escuchar ninguna oferta y le creo, porque me está llegando por muchos sitios. Hay que valorar el compromiso que ha tenido en momentos difíciles, porque después de perder contra el Gipuzkoa estuvo dando el callo.

Si no llega a ser por Sito, ¿se hubiera cortado a Booker a mitad de temporada?
Askia me gusta, me gustaba incluso cuando la gente le pitaba. No entendía que no fuésemos capaces de tener paciencia con un jugador que es capaz de generar ventajas en poco tiempo tal y como se juega hoy en día. A veces faltaban más cosas y lo fácil era echar la culpa a Booker, pero hay que cambiar el chip porque el baloncesto se ha modernizado. No podemos traer a jugadores consagrados, por lo que tenemos que traer a tíos que pensamos que son capaces que puedan jugar así y tener paciencia. Cuando traemos a un jugador rookie y arriesgamos, hay que tener valentía por ellos y ser optimistas. Sito lo que hizo fue darle un voto de confianza escuchando la confección de la plantilla que teníamos, y dio los roles que teníamos que haber dado mucho antes.

¿Se le puede ofrecer ya a Sito Alonso los mínimos para que acepte el proyecto?
Sito va a exigir poco. Valora diferente a lo que pensáis los temas de presupuesto, jugadores, invitación de la Champions€ Sito va más al tema personal, a la implicación y a la identificación. En este sentido, a mí me ha sorprendido gratamente como es. Va más allá de lo estrictamente profesional en este negocio, por lo que soy optimista para que continúe por todo esto. Pero esto baloncesto y a veces hay equipos vienen con ofertas u otras situaciones, y nosotros estamos como estamos.

En una de las primeras ruedas de prensa de la temporada, decía que se había apostado por la elaboración de juego en la posición de escolta. ¿No era demasiado riesgo con Oleson, que tuvo dudas de retirarse, y un rookie como Doyle?
Sí, pero a Oleson le fichamos por dos años porque sino no hubiera venido. Necesitábamos cupos y a veces, cuando tomas decisiones, te condicionan para bien y para mal. A lo mejor no ha sido tan regular como el primer año, pero también ha hecho grandes cosas. De salida, complementar a Doyle con un veterano como Oleson no estaba tan mal. Pero es verdad que ninguno nos ha dado la seguridad en los momentos calientes, como ocurría con Benite, que le dabas la responsabilidad en los últimos cinco segundos y siempre la asumía. Pero esto, cuando lo planteas en verano, no se sabe lo que va a pasar hasta que empiezas a jugar ves las dificultades en los partidos.

¿Está agotado el discurso de que el UCAM es un equipo incómodo?
No, lo que pasa es que el presidente nos pide ser valientes. No vamos a aceptar ninguna injusticia, lo que pasa es que gracias a equipos como nosotros se han conseguido cambios para el bien del baloncesto. En esa línea vamos, queremos que se nos trate como a cualquier equipo, que se pite igual a un equipo grande que a un equipo pequeño, que la liga sea más igualada, que haya más reparto y menos diferencia presupuestaria. Somos incómodos en ese sentido. Peleamos por lo nuestro, pero creo que eso es bueno. Para mí, el mejor equipo del mundo es el UCAM Murcia, entonces no voy a permitir nunca mirar a otro lado o callarnos. Y el presidente piensa igual. Hay mucha gente que funciona por detrás para ver si consigue más de esa forma, pero nosotros no.

¿Esperaba más de los jugadores que se quedaron para mantener el bloque?
Sí, hay jugadores veteranos que no han estado al nivel que esperábamos. Unos por problemas físicos, otros por problemas del momento. Hubo momentos en los que el equipo ha echado en falta a esos jugadores. Creo que el equipo del año pasado tenía menos talento global, pero contaba con dos jugadores que marcaban la diferencia a nivel de personalidad y minutos finales, que eran Hannah y Benite. Asumieron cosas que no son entrenables ni previsibles en verano, que es cerrar partidos. Sobre eso tenemos que analizar y aprender todos, porque todos nos equivocamos. El equipo era más completo a nivel de talento, pero faltaba esa personalidad. Pero también hay que tener en cuenta que Hannah se marchó a jugar la Euroliga con Gran Canaria y Benite a un gran proyecto en el Cedevita en Eurocup.

¿Ha sido Rojas el que más ha sufrido el desgaste al no tener recambio en los últimos tres años?
Ha sufrido más todavía porque él no vino en un estado de forma bueno en verano. No sé por qué, pero Rojas no estaba en los tres primeros meses al nivel físico que tiene que estar. Es un jugador que es muy válido para nosotros cuando juega como el otro día ante el Gran Canaria, con ese nivel de energía porque tiene unas limitaciones técnicas en su juego, y cuando su intensidad no es superior a la del contrario, es difícil. También ha tenido frustración cuando no le entraban los triples o no reboteaba, y eso le crispa porque es capitán y la gente le quiere. Ha habido momentos de la temporada en los que no nos ha ayudado como podía ayudarnos, Sadiel tiene que saber que es un jugador importante pero sabiendo cuál es su rol. Si Todorovic no se hubiera lesionado, no hubiera tenido esa presión y hubiese entrado poco a poco en el equipo y quizá hubiera hecho una temporada mejor.

¿Le ha pasado factura el querer jugarlo todo, incluso lesionado?
A veces fuerza y juega muy tocado, pero el verano pasado no venía tocado. Por lo que sea su verano no fue bueno a nivel físico, y él tiene que venir el próximo año mucho mejor. Tiene que venir físicamente bien, independientemente de golpes o lesiones. Es un jugador muy bravo, que tiene el umbral del dolor diferente, y el año pasado en Barcelona me costó convencerle para que se volviese a Murcia después de perder tres dientes. Siente al equipo y es una persona muy implicada, pero hay que intentar de que sea consciente de cómo ayuda y sabiendo que no hay ninguna duda de su compromiso con el club. Además, tiene el hándicap de que la gente con mala intención quiere dar una mala imagen de él que no se corresponde. No les gusta la forma de rebotear o de ir al límite en una falta a gente acomodada en la liga, y eso acaba afectando al equipo y a mí. Me ha costado muchas amistades porque no voy a permitir ninguna injusticia con Rojas, por eso me he enfrentado con clubes, entrenadores y árbitros. Rojas se ha dejado el alma por el club y el club tiene que se consecuente con él. He llegado a decir que habría que plantearse si Rojas debe jugar en la liga, y creo que no hemos sido inteligentes en afrontar todo esto. Ha habido momentos, no todo el colectivo, pero sí árbitros puntuales en acciones puntuales, que protegen a jugadores rivales cuando nunca he visto agredir a Rojas, pero él sí ha sido agredido. Es una mosca cojonera, pero va con nobleza. Hemos tenido jugadores más duros, como Udoka, pero duros de verdad. Vamos a intentar que se le trate con justicia.

Rojas dijo que le iba a ayudar a montar el nuevo equipo€
Bueno, se refiere que él intentó convencer a jugadores para que se quedasen. Aquí nos inventamos todo tipo de cosas para convencer a un jugador, dentro de las condiciones económicas que tenemos, y hay muchos que se quedan aunque pierdan dinero. Sadiel hace lo que puede por convencerles y no hay queja.

¿Se barajó la posibilidad de fichar a un alero que no fuese cupo tras la lesión de Torodovic?
No había, no podías. Necesitábamos un jugador cupo porque en ese momento teníamos que ganar la eliminatoria. La gente decía que qué iba a pasar con el abono si no pasábamos, teníamos mucha presión. La angustia que se vivió con Charleroi en casa fue grande, hasta que Doyle se echó al equipo a las espaldas con dos triples. La situación requería a un jugador español con ciertas condiciones económicas, y Álex Urtasun nos ayudó mucho porque conocía el club y era fácil integrarlo.

Pero Urtasun no encajó con Sito...
Bueno, cambió su rol y las circunstancias cambiaron. Álex ha hecho un gran trabajo en Murcia y es importante que no nos quedemos con el final. Mejor quedarnos con él jugando de base en la eliminatoria frente a Tenerife para sustituir a Hannah y anotando 11 tiros libres para poder pasar, me quedo con eso, con la parte buena.

Vamos, que no va a contar por qué se fue. Pasamos entonces a Delía. ¿Qué pasó con él?
Delía fue una apuesta del club para traerlo de Argentina siendo rookie y fue un jugador muy importante en las temporadas que estuvo aquí. Es una persona de club, con la que el trato fue bueno, educado, y Juárez apostó por él por encima de lo que podía asumir. Me acuerdo que le llegó a defender públicamente cuando fallaba los tiros libres. Pero se le abre la posibilidad de ir a Badalona por temas familiares, por Laprovittola y demás€ Tomó la decisión de irse y nosotros nunca vamos a tener a un jugador que no quiera estar aquí. Tuvo una charla conmigo, me pidió ir a casa y cuando volvió mantuvo su decisión. Juárez se mostró dolido porque abandonó el barco en un momento complicado, y eso no se puede maquillar, pero entendí a Delía y no le puse pegas para que se marchase porque si tienes a un jugador descontento, cuando vaya al tiro libre y lo fallas vas a pensar que es porque se quiere ir. Mi recuerdo no es el jugador que se va, es el que se sacrificó el año pasado por jugar de 'cuatro'.

¿El UCAM tiene un mercado cíclico?
Es cuestión de paciencia, tenemos la sensación siempre de que el jugador que venga juegue bien rápido y a veces las circunstancias se corresponden con un problema más personal. O en otras no queda más remedio que ser pacientes por motivos económicos. La gente tiene que ayudar a los jugadores, la grada es importante porque cuando está con el equipo es increíble, lo lleva en volandas. Pero cuando se critica, o se dicen cosas en redes sociales, eso les afecta. Les afecta porque el baloncesto no es solo un juego de narices o de corazón, también es de precisión y cuando vas al tiro libre y lo fallas también se piensa en esas cosas. Por eso tiene mérito lo de Booker, porque por encima de anotar o fallar, está que quiere tirar. Askia ha pasado por momentos difíciles personales, pero ha tenido momentos de valentía cuando el balón quemaba.

¿Le gustaría que siguiera?
Es un jugador que me gustaría ver otra temporada aquí, ahora que ha cambiado su percepción de la ciudad y el club. He peleado mucho con Askia y he tenido desencuentros para que sea mejor jugador. Es una bendición la relación que tiene con Sito Alonso, porque él supo tocar la tecla que no sabíamos los demás para sacar su mejor versión a nivel personal. Habla con todo el mundo, ha querido aprender español, come la comida de aquí€ eso es mérito de Sito. Nosotros lo hemos hecho con otros jugadores, pero lo de Askia es de Sito.

El club tiene los derechos de Benite, ¿podría volver?
El problema de Benite son las ofertas económicas que puede llegar a tener y nosotros, para fichar, tenemos unas condiciones que no se corresponden a lo que le pueden ofrecer. A mí Benite me encanta. Es un tío extraordinario, me lo llevaría a todos lados conmigo, porque es un tío que siempre aporta en el vestuario y tiene un punto ganador. Siempre quiere la bola y siempre suma. Ojalá pudiera ficharle.

Si Benite va a otro equipo, ¿el UCAM recibirá una compensación económica?
Es algo que la gente no entendió en el momento que fichó por Burgos. Nosotros no vamos a fastidiar a un jugador. Podíamos entrar en un tema judicial porque no había convenio en ese momento, pero no podemos fastidiar a un jugador que lo ha dado todo por el UCAM Murcia. Siempre defenderemos los derechos del club, pero es una situación que podía entrar en un tema judicial y bloquearíamos al jugador. No lo veo bien cuando me pasa a mí y no lo veo bien hacerlo a alguien.

¿Condicionaría la pretemporada el jugar las tres rondas de Champions? ¿Hay posibilidad de recibir invitación?
No lo sé. Si la Champions se plantea dar invitaciones, tenemos una ventaja porque somos un equipo que ha apoyado esta competición y que tenemos un ránking alto tras la Final Four y la fase de grupos de este año. Pero nadie nos ha dicho nada ni nos ha llamado, tampoco hay esa sensación. Habría que analizarlo cuando pasara.

Pero también puede condicionar la campaña de abonados...
Ahora mismo hemos quedado en decimocuarto lugar en la ACB, por lo que no podemos jugar en Europa. Hemos perdido muchos partidos este año, hay que ser humildes y aprender de los errores. Si viene un caramelo de estos, tenemos que procurar que no esté envenenado porque a lo mejor tenemos que decir no. Pensando en nuestra afición, a mi me gustaría jugar en Europa siempre. A pesar de los viajes, de los problemas, de lo que significa la doble competición€ Pero nuestra realidad ahora mismo es que somos el catorce y hemos estado a punto de descender, y después de la derrota ante el Gipuzkoa Basket había gente que me consta que celebró un posible descenso a LEB Oro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook