27 de mayo de 2019
27.05.2019

El Fuenlabrada deja temblando al Recreativo (3-0)

?El entrenador del Cartagena, Gustavo Munúa, recibe un gran número de críticas tras la derrota frente al Real Madrid Castilla en un encuentro muy flojo de sus jugadores ?Desde el club albinegro no dudan en respaldar al preparador uruguayo

26.05.2019 | 23:25
El Fuenlabrada deja temblando al Recreativo (3-0)

El técnico del Fútbol Club Cartagena, Gustavo Munúa, está, otra vez, en el centro de la diana. Es un superviviente en esta situación en la que ya se ha visto en anteriores ocasiones pero, en este caso, el tiempo se agota porque la temporada está tocando a su fin. En play off, los héroes pueden pasar a villanos y viceversa. Es el cortoplacismo del fútbol elevado a la enésima potencia. Quien falla, fuera. El que vence, gloria. Y, tras la derrota de los albinegros el pasado sábado frente al Real Madrid Castilla y la imagen ofrecida por el cuadro cartagenerista, los ánimos andan decaídos por la ciudad portuaria.

Tras la nefasta tarde de Valdebebas, todos los dedos acusadores señalan hacia Munúa. La crítica va desde el planteamiento inicial del partido, siguiendo por no saber reaccionar cuando la máquina blanca estaba en formato apisonadora, pasando por la pizarra hasta llegar a unos entrenamientos a puerta cerrada que, por lo que se vio, no dieron sus frutos.

«Sentimos mucho estos primeros 90 minutos porque el equipo no ha estado a la altura que todos queríamos, pero nos falta otro partido y no tengo duda de que los jugadores se van a dejar todo para revertir la eliminatoria», decía el entrenador. Un Munúa más crítico que de costumbre, aseguraba que «no fuimos inteligentes». Un técnico al que estamos acostumbrados a ver con otro mensaje más optimista, realmente se le notaba alicaído.

Pero el de Montevideo está acostumbrado a atravesar por situaciones similares. Esta temporada ya se ha pedido su destitución hasta en 2 ocasiones. Al comienzo de temporada, tras las cuatro primeras jornadas donde el equipo solo sumó dos puntos, surgieron dudas. El Cartagena empezó jugando bien pero sin reflejo en el resultado. Se avecinaba un equipo que iba a impresionar por su fútbol pero la urgencia tras lo vivido pocos meses atrás propició el murmullo de la grada. Tras el primer mes dubitativo, los albinegros tendrían un camino de 24 encuentros donde, en 18 de ellos conseguirían la victoria, en 4 el empate y en 2 cosecharían la derrota. En este mismo tramo, los de Munúa sumarían 13 partidos sin perder. Este hecho volvería a situar al uruguayo en un trono de alabanzas. Se destacarían las rotaciones, el juego de posesión del equipo e, incluso, se hablaba sin tapujos de que el objetivo número uno era ser líder del grupo para intentar el asalto a la Segunda División por la vía directa. Pero, jornada a jornada esa meta se iría truncando ya que, después de una racha triunfal, el Cartagena estaría 6 partidos sin ganar. En ese segundo bache, el Recreativo de Huelva y el Melilla adelantarían a los albinegros, el discurso ya iba derivando, había que mentalizarse de que el camino iba a ser el largo y volverían a aparecer las voces que susurraban en contra del actual técnico.

Y a día de hoy estamos en la tercera, la que puede definir el futuro de la entidad cartagenerista y el devenir futbolístico de toda una ciudad. Aunque, en esta ocasión, con más firmeza, compartida con los futbolistas, a los que también se les acusa su parte de responsabilidad, mostrando el lado más oscuro de todo el curso.

Desde el club no tienen dudas. Munúa es su entrenador y, si hay que morir, será luchando juntos. En su cuenta personal de la red social Twitter, el director general, Manolo Sánchez Breis, escribía textualmente "»o sigo creyendo en mi gente. Y mi gente es Belmonte. Es Munúa. Es la plantilla. Sois vosotros, la afición», con lo que se despejaba cualquier duda. Al Cartagena le puede quedar una semana de competición o puede que consiga una remontada que sería inolvidable y se alargue el fin de temporada. Por lo que el mensaje que se quiere enviar es de unión. Al fin y al cabo, tras un mal partido, los albinegros salieron con vida del Alfredo Di Stéfano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes