25 de mayo de 2019
25.05.2019
Play off de ascenso. FC Cartagena
RM Castilla31FC Cartagena

El Cartagena mantiene un hilo de esperanza

El equipo de Munúa cae con estrépito por 3-1 ante el Castilla en el play off de ascenso, con una imagen lamentable sobre todo en la primera parte, pero el tanto de Santi Jara abre la esperanza para la vuelta

25.05.2019 | 20:15
El Cartagena mantiene un hilo de esperanza
Santi Jara junto con Antonio López tras el gol del primero

El tanto de Santi Jara en el minuto 86 de partido es el único argumento que tiene para defenderse para la vuelta el FC Cartagena en la primera eliminatoria de la fase de ascenso ante el Real Madrid Castilla. Ahora un 2-0 a favor los metería en la segunda ronda, pero con un cambio radical en el fútbol que exhibía en el Alfredo Di StéfanoEl bloque albinegro caía por 3-1 en uno de sus partidos más tristes de esta temporada.

Los madridistas desmontaron a la perfección el bloque defensivo de Munúa, con una verticalidad endiablada y jugadores con mucha calidad como De Frutos, Dani Gómez o Cristo arriba, que en la primera parte casi sentenciaron la eliminatoria.

El bloque albinegro, que puso sobre el tapete, un 3-5-2, se vio incapaz de frenar las acometidas de los locales por los carriles, que provocaron dos de los tres goles.

El primer contratiempo para los cartageneristas llegó con la lesión de Jesús Álvaro en los primeros compases del partido. Luis Mata, diestro, ocupó su carril y De Frutos, hizo de las suyas cuándo y cómo quiso. En el primer tanto, la jugada parte de sus botas, con balón a Cristo, que eleva para Dani Gómez y éste emboca a la red. Jugada sin fisuras y el Cartagena se queda haciendo la estatua ante la combinación madridista.

El bloque dirigido por José Manuel Díaz ya tenía el partido en su sitio. Ahora tocaba ceder el balón al Cartagena, robar y sentenciar a la contra. Ese A-B-C lo culminaron a la perfección los locales en los minutos 33 y 36. El segundo tanto llegaba con un carrerón de De Frutos -la auténtica pesadilla de los albinegros- que se marchó por velocidad de Moisés. Cedía en el área atrás y Dani Gómez a placer hacía el segundo. El tercero llegó con una pérdida de balón de Ayala en medio campo. Seoane roba, cede a Dani Gómez, Cristo le dobla y remata desde la izquierda.

El Real Madrid era una apisonadora, el Cartagena un muñeco roto en manos del oponente. Los albinegros, sin chispa, sin fuerza, sin ideas y sin recursos, se encontraron rotos. Esperaban que llegara cuanto antes el descanso.

Munúa decidió meter a una defensa de cuatro, tras el fiasco del 3-5-2 y Ayala dejaba el sitio para Ramírez. Pero el Cartagena no mejoró ni un ápice. Nadie vio la más mínima reacción, el cambio de imagen o la capacidad para remontar este escenario tan adverso.

El Real Madrid Castilla manejaba el partido a su antojo. No sufría lo más mínimo y ya se veía en la segunda ronda tras esforzarse lo justo para sentenciar.

Si algo iba mal, todavía podía ir peor. Y así fue. Moisés se marchaba a la caseta por doble amarilla en el minuto 74 y dejaba a su equipo indefenso en el último cuarto de hora. Munúa apostó por retirar a Aketxe y meter a Antonio López. Ya pensaba en la vuelta. Un 4-0 ya era definitivo.

Pero a los albinegros se les apareció la Patrona de la ciudad, con un gol a cuatro del final. Fue un balón al área de Cordero. Conseguía meterlo perfectamente ante la llegada de Elady y Santi Jara. El segundo remataba a bocajarro, pero Luca Zidane rechazaba. El balón volvía a caer a Jara que mandaba el balón a la red.

Este gol le da vida a los albinegros. No es lo mismo tener que meter cuatro tantos -un reto casi imposible- , que pensar ahora en dos goles para la remontada.

Habrá que confiar que este Cartagena aprende del desastre de partido e irá a por todas en la vuelta, el próximo fin de semana en el Cartagonova.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes