22 de mayo de 2019
22.05.2019

Tres porteros en plantilla, más Mackay que interesa y Biel, pendiente de pago

21.05.2019 | 22:50

La portería del Real Murcia se convierte cada ventana de fichajes en un culebrón. El club grana sigue arrastrando la desastrosa gestión de Deseado Flores y para la próxima temporada ya cuenta con tres porteros. A Tanis Marcellán, fichado el pasado verano por Toni Hernández y suplente a lo largo del curso, se suman Simón Ballester, que regresa tras su cesión en el Jumilla; y Santomé, que ha estado en el Talavera. Los dos primeros ocuparían fichas sénior, por lo que su continuidad está casi descartada, mientras que el salario de Santomé no se ajustaría a la nueva política del club -ya se le intentó sacar sin éxito en enero-. Para engordar el problema, el club murcianista ha ofrecido la renovación a Mackay, quien solo tenía un año firmado, aunque con una propuesta a la baja. No acaba aquí el culebrón de la portería, porque el Real Murcia tiene que pagarle a un quinto portero que no está en nómina. Es el caso de Biel Ribas, al que Gálvez y Toni Hernández despidieron el pasado verano por las bravas. Al balear le ha dado un juez la razón, por lo que los granas le tienen que pagar una indemnización de más de 100.000 euros. a. m.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes