18 de mayo de 2019
18.05.2019
FC Cartagena

"Este equipo está mentalizado para estar aquí hasta julio"

Gustavo Munúa admite que las posibilidades de ser primeros son "remotas", aunque insiste en que hay que esperar hasta el final

18.05.2019 | 04:00
Los jugadores del Cartagena, realizando ejercicios en el estadio Cartagonova.

El técnico ve a sus jugadores preparados para afrontar tres eliminatorias.

El FC Cartagena afronta mañana (18.00 horas, La 7), en el Cartagonova, el último partido de liga regular ante el Linense. Un encuentro en el que se mezclan la decepción por no haber consolidado el primer puesto cuando era el momento, y la esperanza de que Recreativo de Huelva y Melilla no hagan su trabajo y se cumplan las mínimas posibilidades que tiene el equipo albinegro de ser líder.

Pero, si al final, el cuadro de Gustavo Munúa no llega a situarse en la cima de la tabla, el entrenador avisa. «Estamos preparados para estar aquí hasta julio luchando por el objetivo. Vamos a esperar a este fin de semana por esa remota posibilidad que tenemos», decía el uruguayo.

Ese ha sido el mensaje que se ha mandado a lo largo de toda la semana. En el Cartagena confían en apurar las opciones hasta el último suspiro. Son conocedores de la dificultad.

El guión ha ido cambiando a lo largo del tiempo y se ha pasado de buscar ser campeón a, poco a poco, ir centrándose en los segundos o terceros clasificados del resto de grupos. Aún así, el club albinegro estará por quinta vez en los últimos siete años en play off. «Es el momento de estar todos unidos porque estamos ante una situación muy importante», decía Munúa.

Para el preparador, sí es lo mismo jugar como segundo que como tercero aunque añade prudencia. «Vamos a esperar» o «hay que apretar hasta el final» eran algunas de las frases que el entrenador, en su intento de que no decaiga la esperanza, mencionaba en rueda de prensa.
Y esa ilusión es la que le debe llegar a la afición. «Siempre han estado con nosotros. Yo veo a la gente con mucha confianza, la que le ha trasmitido el equipo. Más allá de lo que pase este fin de semana, estoy seguro de que nos van a seguir apoyando», expresaba.

Antes del play off y de que el lunes todo gravite en torno al sorteo para determinar los rivales en esas eliminatorias que restan salud a la vez que te recargan de energía, el Cartagena deberá afrontar la última prueba de esta temporada en su estadio. El feudo albinegro ha sido casi un santuario esta campaña.

Los de Benipila no pierden en casa desde el 14 de octubre, frente al Melilla. Desde entonces, llevan 14 partidos como local sin conocer la derrota. Diez victorias y cuatro empates conforman los números de un equipo que se siente cómodo sobre el verde del Cartagonova. Enfrente, los pupilos de Munúa tendrán un equipo que, en las últimas siete jornadas, ha perdido todos sus partidos.

Un rival herido, un equipo que en la jornada 18 estaba cuarto y que poco a poco se ha desvaneciendo en la tabla. Un conjunto que buscará despedir la temporada con una alegría, no con la marca de la derrota. «Vienen de una racha negativa. Es el último partido del año y querrán dejar buena imagen.

Siempre es una motivación jugar en este estadio. Aunque estén en una situación en la que su temporada ya está hecha, no tengo duda que van a dar lo mejor y nos van a dar dificultades. Nuestras ganas de vencer tienen que estar por encima de las de ellos», explicaba el de Montevideo.
La temporada termina para 60 equipos este fin de semana. Hay cuatro que lucharán por evitar el descenso. Los otros 16 sueñan con subir a Segunda División.

El Cartagena estará en el bombo de los elegidos para la gloria. Mañana domingo se pone el broche a la liga regular y, hasta el último segundo, la emoción en el feudo albinegro está asegurada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes