13 de mayo de 2019
13.05.2019
La Opinión de Murcia
Real Murcia

"Yo también tengo ganas de hablar, pero al terminar la Liga"

El técnico del Murcia asegura que irán a Sevilla "a ganar" y que entonces será el momento de dar detalles, aunque "ya estamos trabajando en el nuevo proyecto"

12.05.2019 | 23:54
Julio Algar, en la rueda de prensa que ofreció ayer tras la victoria contra el Melilla.

El entrenador del Real Murcia, Julio Algar, el tercero que pasa por el banquillo grana esta temporada, dejó ayer en el aire tras conseguir el equipo la permanencia de manera matemática que todo no es felicidad y que «yo también tengo ganas de hablar, pero por respeto no lo haré hasta que acabe la Liga». «Tengo que felicitar a la afición y a toda la gente espectacular que lo ha hecho de manera fenomenal durante los noventa minutos. También tengo que darle las gracias al Consejo de Administración por seguir trabajando para que este proyecto siga adelante», explicó un entrenador que no quiso decir ni una palabra sobre el nuevo proyecto, donde en principio dejará el banquillo para pasar al despacho de director deportivo.

«Ha sido un curso cargado de altibajos importantes porque fuimos a Granada y ganamos bien, después nos daban por muertos para Cartagena y logramos empatar y encima las circunstancias no han acompañado entre tantas adversidades», dijo el preparador madrileño y quien va a terminar la Liga como técnico tras iniciarla Manolo Herrero y después de que Javi Motos hiciera las veces de técnico interino durante tres jornadas.

«Cada uno tiene su forma de ver las cosas, pero para mí la noticia tendría que ser que un chaval juvenil está siendo titular este campeonato y que encima puede tener la conciencia tranquila. La herencia que tenemos no es buena, pero si no vamos todos juntos en la misma dirección seguiremos oyendo la famosa pregunta de '¿Por qué el Murcia no está todavía en Segunda División?». «El Melilla venía a Nueva Condomina después de nueve jornadas sin perder y en el primer tiempo de ellos solo recuerdo una acción más o menos clara, pero está claro que hemos sabido esperar nuestro momento, algo que no hemos sido capaces de hacer en otros partidos», añadió.

La otra cara de la moneda era Luis Carrión, el entrenador del Melilla, que con la decepción en el rostro de haber dejado escapar el liderato, explicó en una breve rueda de prensa que «hemos querido ganar muy rápidos y al final las prisas no son buenas». «Me esperaba más o menos un partido así y en la segunda parte hemos ido un poco más rápido de lo que debíamos. El Murcia se ha beneficiado de este aspecto y a nosotros nos ha pesado mucho la prisa».

No obstante, la gran segunda vuelta del Melilla le va a permitir, a pesar de perder el liderato, luchar en un play off de ascenso por el que muchos suspiran ahora en mayo tras no haber hecho los deberes durante el curso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes