12 de mayo de 2019
12.05.2019
Segunda División B

Ha llegado la hora de reír o llorar

El Real Murcia, que todavía no tiene asegurada la permanencia, recibe al líder Melilla en la penúltima jornada del campeonato obligado, como mínimo, a conseguir un punto que no convierta el último partido en dramático

11.05.2019 | 21:45
Ha llegado la hora de reír o llorar

El defensa Charlie Dean, baja en el conjunto grana.

Por muchas cosas que hayan ocurrido y las que faltan por llegar, un Real Murcia que todavía no tiene la permanencia asegurada en la categoría tras una penosa segunda vuelta y faltando dos jornadas para el final de Liga, los pupilos de Julio Algar reciben esta tarde al líder Melilla con la urgencia de ganar para alejar fantasmas después de no haber aprovechado la oportunidad ante rivales en peor situación que los nortefricanos, quienes dependen de ellos mismos para terminar como campeones del Grupo IV.

Es decir, que el rival de esta tarde no llega precisamente de turismo para medirse a un Murcia que no gana ante su público desde el 13 de enero, una maldición que la única manera de romper esta campaña es dando la campanada e imponiéndose al líder. El conjunto grana lleva semanas transmitiendo unas sensaciones muy preocupantes sobre el campo y para el encuentro de esta tarde antye el Melilla, Algar tiene las bajas seguras de Nahuel y Parras por lesión, mientras que esta semana, el extécnico del Lorca tiene que buscar sustituto para un Charlie Dean que tiene que descansar de forma obligada por sanción.

En principio lo más lógico sería que Armando retrasara su posición hasta el eje de la zaga, ya que el murciano sabe desenvolverse también en esta posición, pero Algar lleva dejando su sello personal en cada partido dando entrada a alguna cara inesperada, o bien a un canterano, por lo que la alineación titular es complicada saber por dónde puede ir.

Después de la derrota tan vergonzosa contra el descendido Malagueño hace una jornada, los jugadores de Algar saben que están siendo mirados por lupa por una afición que todavía no se ha revuelto contra el palco, pero que sabe perfectamente que los futbolistas que van a saltar hoy a jugar contra el líder son perfectamente conscientes del mensaje que los actuales dirigentes le transmitieron a la plantilla a través de la plataforma de apoyo al Real Murcia (PARMU), quienes esta semana han apuntado a la profesionalidad de los jugadores como gran crítica para explicar la peligrosa situación del equipo de la capital del Segura.

Por eso existe cierta interés y hasta por un momento expectación por saber qué actitud van a poner sobre el césped de Nueva Condomina unos jugadores señalados hasta por sus propios 'jefes', de una u otra manera. Jugar en Nueva Condomina se ha convertido en una tortura para algunos y queda claro solo con mirar los pobres datos de un equipo que a lo largo de este campeonato solo ha conseguido cuatro victorias delante de su afición, cifra que explica también porque los granas miran hacia abajo en lugar de hacia arriba en la clasificación general.

Para el partido de esta tarde, la directiva ha vuelto a repetir la misma fórmula que no le funcionó ante el Almería B, la de establecer una entrada general a cinco euros para todo el público, mientras que los abonados podrán retirar las que necesiten al precio de dos euros cada una. La medida, justificada desde el club no solo por la asistencia, sino también por obtener ingresos, no ha sido igual de bien vista por una afición que esta temporada conidera que lleva gastado mucho más de la cuenta acorde a cómo se han desarrollado los acontecimientos en este turbulento ejercicio.

En cualquier caso se trata de último partido de la temporada en Nueva Condomina y seguro que más de los cuatro mil incondicionales fijos que tiene la grada de Nueva Condomina se puede añadir alguien que quiere ver cómo acaba la despedida de este año. Al Murcia, en teoría, le basta con un empate para la permanencia, pero el Melilla necesita la victoria para tratar de conseguir el ansiado liderato del Grupo.

El Cartagena, muy pendiente de lo que ocurra en Murcia

El FC Cartagena, enemigo íntimo de los granas y equipo que aspira también al liderato en estas dos últimas jornadas, va a estar muy pendiente de lo que ocurra esta tarde en la Nueva Condomina por el hecho de que un tropiezo de los nortefricanos les daría la oportunidad, siempre que ganen, de posicionarse para asaltar el liderato en la última jornada y dependiendo también de lo que haga el Recreativo de José María Salmerón. A lo largo de la semana han sido muchos los mensajes de apoyo de aficionados del Cartagena a través de las redes sociales incluso a los jugadores del Murcia para que le hagan un 'favor' a los albinegros logrando esta tarde una victoria ante ellos que sería clave.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes