10 de mayo de 2019
10.05.2019
La Opinión de Murcia
Fútbol. Segunda B

"El Murcia se está jugando algo más que la categoría"

Julio Algar, entrenador grana, confía en que no se rompa la comunión entre afición de equipo para lograr la permanencia en Segunda B a falta de dos jornadas tras la mala segunda vuelta

10.05.2019 | 18:18
"El Murcia se está jugando algo más que la categoría"

El Real Murcia cerrará el domingo su temporada como local con la visita de la UD Melilla a la Nueva Condomina (18.00 horas). Sin embargo, para el penúltimo partido del curso, se respira en los últimos días un ambiente enrarecido por la actual situación deportiva del club. Y es que, a falta de dos jornadas, el conjunto grana no tiene la permanencia en Segunda B en su bolsillo y después de la debacle de la pasada jornada frente al filial del Málaga, regresará a casa con la intención de recuperar su imagen. Para el choque, la FEPEMUR ya avisó su intención de mostrar el malestar general con el primer equipo ante los últimos resultados y Julio Algar, entrenador murcianista, confía en que eso no sea para dividir fuerzas en el cierre de una temporada que se ha hecho larguísima para todos por la actualidad convulsa vivida durante todos estos meses tanto en los despachos como en el terreno de juego. "Es respetable. Pero creo que, como ya hemos dicho semanas atrás, el Real Murcia se juega más que la categoría. Se está jugando permanecer y seguir llamándose Real Murcia. Se ha trabajado mucho por parte de los aficionados, el consejo, los jugadores... y en definitiva tenemos que tener unidad. Después de hacer tanto no se puede dividir, el objetivo es terminar y salvar la categoría. Jugar el play off o luchar por la permanencia... el Murcia se está jugando algo más importante que es salvar su nombre, hay equipos que pueden estar jugando por el play off, pero han cambiado su nombre. Lo que se está haciendo es de admirar", dijo el técnico.

El Real Murcia no ha sido capaz de certificar la salvación matemática después de sumar tan solo un punto ante los filiales del Almería y el Málaga, ya descendidos a Tercera División, lo que ha provocado el malestar de un sector grande de la afición. Sobre todo por la imagen ofrecida el pasado domingo frente al Atlético Malagueño. "Es cierto que todo el mundo, equipo y aficionados, están deseando que acabe la temporada, en eso estamos todos de acuerdo. Pero todos lo queremos hacer mejor y el domingo el equipo quiere lavar su imagen. Muchas veces no estamos acertados, pero yo he sido jugador y estar en el campo es difícil porque tienes que estar psicológicamente preparado para los malos momentos", expresaba Algar y continuó diciendo que "cuando vine aquí sabía que era una situación complicada, pero a mí no me asustan los retos. Podía ocurrir que estuviéramos así o también podríamos estar mejor. Veo que a lo mejor el domingo hay algo de ruptura entre equipo y afición y no lo estamos jugando todo. No podemos ahogarnos ahora en la orilla después de todo el esfuerzo que se ha hecho".

Sobre el rival, la UD Melilla, Julio Algar aseguró que será "un partido complicado" en el que el resultado que se produzca en la Nueva Condomina también puede marcar la lucha por el liderato del grupo IV de Segunda B a falta de dos jornadas. "Lo dije hace varias semanas, hagamos lo que hagamos va a estar mal por beneficiar a unos a otros. Pero tenemos claro que somos el Real Murcia y que tenemos que salir a ganar. Lo más importante es darle una alegría a la afición el domingo, porque se lo merece", admitió. El técnico madrileño contará con las bajade los laterales Nahuel y Parras por lesión, que se unen a la ausencia de Charlie Dean al tener que cumplir su segundo ciclo de amonestaciones. "Esto no quiere decir que vayamos a jugar con tres o cuatro del filial por las bajas y porque tengan las cabezas más limpias que los jugadores, pero seguro que tendrán su momento", aseveró.

Sobre si el no tener sellada la permanencia podría afectar a la planificación del próximo año, Julio Algar comentó que "no trastoca para nada" los planes del siguiente curso. "Se trabaja para que el club se siga llamando Real Murcia, y a pesar de que están las cosas así seguro que habrán jugadores que querrán venir por jugar en un equipo histórico o en un estadio como la Nueva Condomina. Y no por dinero, como se ha venido haciendo los últimos años, porque de verdad quieren", afirmó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook