07 de mayo de 2019
07.05.2019
La Opinión de Murcia
Real Murcia

Un equipo a imagen y semejanza del KBusiness

Las instrucciones dadas por los responsables de las áreas económicas del Real Murcia y ejecutadas por Pedro Cordero en el mercado invernal destrozaron a una plantilla que está firmando uno de los mayores fracasos deportivos de la historia grana

06.05.2019 | 21:20
Un equipo a imagen y semejanza del KBusiness

«Hay que ser realista. Si el equipo se tiene que quedar décimo, se quedará décimo». Cuando a mitad de enero esas palabras salían de la boca de Pedro Cordero, entonces director deportivo del Real Murcia, pocos podían imaginar que solo unos meses después se convertirían en la verdad más absoluta que se ha escuchado en la sala de prensa de Nueva Condomina en los últimos años. El cartagenero solo se limitaba a transmitir el mensaje que habían ido grabando a sangre y fuego en las paredes de las oficinas granas todos los integrantes del consejo de administración presidido por José María Almela así como los miembros de la PARMU, avisando incluso antes de que se llegase al final del mes de enero, cuando acabaría un mercado invernal que ya ha pasado a encabezar la historia negativa del centenario Real Murcia.

Cuando Pedro Cordero llegó a Nueva Condomina no dudó en asumir las instrucciones dadas desde el KBusiness, que incluso sin nacer como empresa mercantil ya tenía el control ejecutivo del Real Murcia. También se adaptó Manolo Herrero. «La supervivencia del club está por encima de todo», repetía una y otra vez el técnico jienense. No había nadie en Nueva Condomina que no se sintiese cómodo pronunciando un discurso que solo tenía un objetivo, quitar importancia a un futuro fracaso en caso de no entrar en el play off. Sin embargo, nadie, ni los protagonistas, fueron capaces de pronosticar la tormenta que se les vendría encima y que se alarga toda la segunda vuelta del campeonato regular.

Se comenzó con un mensaje que quería calmar las ambiciones de los once mil abonados, se continuó con una reducción de presupuesto de la plantilla que se fue de las manos y se continuó con una guerra interna entre bandos. Todo ello, unido en la coctelera grana, se trasladó a un vestuario ya castigado psicológicamente y que, ante el terremoto del mercado invernal, decidió no solo asumir como propio el objetivo de sus 'jefes' -si hay que ser décimos pues se es décimo- sino también desconectar hasta el apagado completo, como se está viendo desde hace ya muchas semanas y como se ha agravado tras dos enfrentamientos ante rivales ya descendidos y en los que solo se ha podido sumar un punto.

El Real Murcia que hizo el ridículo en el campo del Atlético Malagueño (1-0) o el Real Murcia que no dio la cara en Nueva Condomina contra el Almería B solo es el Real Murcia confeccionado por el KBusiness a su imagen y semejanza el pasado mes de enero, cuando Pedro Cordero, más preocupado por mantener su cargo que por el bien del equipo grana, decidió hacer realidad todas las instrucciones del grupo comandado por Emilio García, Francisco Miró y Daniel Moreno, y que en ese instante contaba con el apoyo silencioso de un consejo de administración en el que Francisco Tornel lleva la voz cantante.

El objetivo era reducir el coste de la plantilla, y Pedro Cordero lo llevó a cabo. Sin embargo el cartagenero dejó de lado los criterios deportivos para seguir a rajatabla cada una de las instrucciones que recibía de los responsables de un área económica que jamás han trabajado en un club de fútbol ni tienen conocimientos de esas funciones. Así se ha confirmado después de ver no solo lo que sucedió durante ese mes de enero sino también tras el desarrollo de una crisis deportiva que ha hecho que el Real Murcia coquetee con el descenso a Tercera División, algo inimaginable en las últimas décadas.

Durante ese espolio nadie pensó en la necesidad de tener jugadores en todas las líneas, de ahí que los granas hayan jugado la segunda vuelta sin extremos; tampoco se tuvo en cuenta la importancia de tener defensas en la recámara, ni que los futbolistas que se quedaban carecerían de competencia, lo que trae consigo relajación. Manolo Herrero, el mismo que se había adaptado a los cambios por la supervivencia de la entidad, fue el primero en poner el grito en el cielo cuando en febrero se vio con una plantilla bajo mínimos. Su discurso pronto fue censurado por los que mandaban, de hecho, en los despachos se culpó al andaluz de todos los males. «Transmite un mensaje muy pesimista», llegó a decir el presidente, Chema Almela.

Se destituyó al entrenador jienense, y mientras que el KBusiness era incapaz de reunir 20.000 euros para pagar su finiquito, Javi Motos subía del Imperial al primer equipo para coger el guante, aunque el murciano nunca tuvo la confianza de unos 'jefes' que durante tres semanas antepusieron sus guerras internas a la estabilidad deportiva del vestuario.

Mientras el ridículo empezaba a tener ya cierto tamaño y el Real Murcia se hundía en la clasificación, Pedro Cordero fue despedido y Motos enviado de vuelta al Imperial. Por fin, el KBusiness conseguía imponer su criterio y Julio Algar, elegido para la dirección deportiva, se hacía cargo también del banquillo.

No necesitó ni una semana el madrileño para agradecer el favor de sus amigos, señalando que los movimientos en el mercado invernal no habían rebajado el nivel de la plantilla. El problema estaba en otro sitio, vino a decir, sin embargo después de siete jornadas, el preparador grana no ha conseguido sellar la salvación, ganando solo al Granada B y al Jumilla y firmando dos últimos encuentros más que penosos.

Quedan dos jornadas para la conclusión y el Real Murcia necesita un punto para eludir definitivamente el único peligro que le queda, el de caer al play out. Aunque ya todo el mundo desea que llegue el final y pensar en la siguiente temporada, nadie olvida el bochorno vivido desde enero, cuando el KBusiness decidió imponer sus conocimientos nulos de fútbol en la planificación deportiva para hacer un equipo a su imagen y semejanza. Y ya lo dice el refrán, «zapatero, a tus zapatos», como recordó Pedro Cordero el día de su despedida en otra frase que cayó como una losa en los despachos de Nueva Condomina.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Especial

 

Baloncesto Regional 2020-2021

Conoce todos los equipos y sus plantillas y el calendario de encuentros de ACB, LEB Oro, LEB Plata, EBA, LF2 y BSR ¡Adelante!


Especial

 

Guía del fútbol regional de Murcia 2020-2021

Guía de Fútbol Regional de Murcia de la temporada 2020-2021. Conoce todos los equipos y sus plantillas y el Calendario de encuentros de 2ª, 2ªB y 3ª. ¡Adelante!