05 de mayo de 2019
05.05.2019
La Opinión de Murcia
FC Cartagena

En juego la llave del campeonato

El Marbella, invicto desde enero, pone a prueba la capacidad del FC Cartagena para alcanzar la primera posición

04.05.2019 | 19:30
En juego la llave del campeonato

La baja de Santi Jara obliga a Munúa a apostar por Orfila o Ramírez como carrileros o regresar al sistema de cuatro defensas

Esta tarde en el Cartagonova hay en juego mucho más que tres puntos. Tras dejar atrás la mala dinámica, el Cartagena se juega, ante su público (19:00 horas), las opciones de seguir presionando a Recreativo de Huelva y Melilla para arrebatarles la primera posición, o conformarse con entrar en un play-off que tienen prácticamente en la mano y tener que ganar tres eliminatorias para alcanzar la Segunda División. Enfrente estará un Marbella que pugna por la séptima posición, la que da derecho a jugar la próxima edición de la Copa del Rey, pero que ya no tiene ninguna opción de play-off y que está matemáticamente salvado.

Las lesiones trastocan esta semana el esquema que estaba consolidando Gustavo Munúa. Después de meses deslumbrando en la categoría con un 4-3-3 o un 4-2-3-1 de corte ofensivo, el uruguayo ha cambiado las piezas sobre el tablero. Sin variaciones significativas en el once inicial (salvo la aparición del venezolano Josua Mejías como tercer central), el 5-3-2 ha dado sus frutos en las últimas dos jornadas. Jesús Álvaro se ha convertido en un carrilero largo en la banda izquierda, y en el carril diestro Santi Jara se ha reconvertido un lateral de largo recorrido, capaz de ocupar toda la banda, pero con un perfil netamente ofensivo. La baja del jugador de Almansa, lesionado hasta que llegue la primera eliminatoria de play-off, abre una incógnita en el once albinegro.

Si Munúa sigue fiel a este sistema tan de moda en el fútbol español, tiene que elegir entre los dos laterales puros del equipo, Pedro Orfila y Óscar Ramírez, que no han sido capaces de consolidarse a lo largo de una temporada bastante mediocre para ellos.

De no ser así, Munúa siempre puede reubicar a otro futbolista en esa posición, aunque ningún jugador ofensivo de la plantilla tiene las condiciones para adaptarse al puesto.

En la vanguardia albinegra, Isaac Aketxe y Rubén Cruz vuelven a sonreír tras meses con la pólvora mojada y tras un ligero toque de atención del presidente de la entidad. Ambos marcaron en la victoria a domicilio en San Fernando, que deja al Cartagena a un solo punto de asegurar su plaza para el play-off. De hecho, un triunfo del Melilla contra el Badajoz por la mañana permitiría que los albinegros saltaran al césped esta tarde con la cabeza puesta exclusivamente en la primera posición.

Además de la baja de Santi Jara, Munúa tampoco puede contar con el canario Cristo Martín ni con el central Antonio López por lesión.

Por su parte, el conjunto de la Costa del Sol juega sin ningún tipo de presión. Una primera parte del campeonato desastrosa provocó un cambio de entrenador. Desde que David García Cubillo tomó las riendas del equipo, el Marbella ha dado un salto de calidad tremendo. En la primera vuelta estaban en zona de descenso. Esa desventaja acumulada les ha impedido pelear por ascender, porque los números de la segunda vuelta están a la altura de los mejores. Su última derrota data del 7 de enero. A partir de ahí, una sucesión de partidos invictos les ha llevado hasta el octavo lugar, empatados a puntos con el Ibiza, que con 54 puntos sería el último clasificado clasificaría para la Copa.

En las filas visitantes destaca el nombre de Alejandro Faurlín, centrocampista argentino muy experimentado que ha pasado por las filas del Getafe, el Mallorca y el Queens Park Rangers (en Premier League). Sin embargo, los goles llevan la firma del delantero Juanma (12 dianas este curso), que forma una temible dupla atacante con el brasileño Paulo Vitor. Llegan al Cartagonova en racha y sin nada que perder, lo cual les convierte en un equipo aún más temible.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes