03 de mayo de 2019
03.05.2019
La Opinión de Murcia
Segunda B. Cartagena FC

El Cartagena realza su fe como grupo

Los jugadores reivindican su compromiso como colectivo y desde el club dicen que nunca han perdido la responsabilidad como conjunto, ni han tenido que conjurarse para que las victorias regresaran tras una crisis que casi los apea de luchar por el título

02.05.2019 | 21:13
El Cartagena realza su fe como grupo

Hace unos días era Elady el que hablaba dando la cara por sus compañeros y por su entrenador. Recordemos que el máximo goleador del Grupo IV decía lo siguiente: «Todos confiamos en el modelo de juego que tenemos, en el cuerpo técnico y en los jugadores que tenemos para conseguir lo que queremos, que es el ascenso». Esta semana ha sido Rubén Cruz, delantero del equipo albinegro, el que resaltaba lo siguiente: «El domingo (pasado) teníamos que dar un golpe en la mesa y lo dimos».

Se ha hablado mucho en las últimas semanas de que el ambiente se había enrarecido dentro del vestuario y que los jugadores necesitaban mirarse a la cara y buscar un compromiso por el bien común.

El propio entrenador, Gustavo Munúa, mandó varios mensajes esclarecedores tras el encuentro del pasado domingo. «Se vio un grupo totalmente entregado en el campo»; « Se ha visto carácter, unión, mucha rabia dentro y ganas de salir del bache»; «Elady estuvo muy generoso en las dos ocasiones. Eso demuestra de la unión que hay en el equipo. Eso me encantó, también otras situaciones que se vieron durante el choque, que demuestra que el equipo está para pelear, está vivo y que tiene muchas ganas de conseguir cosas importantes».

Añade el presidente del Cartagena, por su parte, que el equipo «Nunca ha perdido la actitud. Quizá los buenos resultados nos han activado. Nosotros siempre hemos pensado que van todos a una. Hay compromiso y no ha hecho falta tener que mirarse a la cara, ya veíamos que la gente estaba jodida con los malos resultados. Con eso denotas si los futbolistas están o no comprometidos. Puede que en otras oportunidades con otros equipos pueda haber una relación más distante, pero en esta ocasión y con este equipo nunca lo hemos notado».

La realidad dice que el equipo ha cambiado, revitalizado en parte por la victoria ante el CD El Ejido y lo demostró la semana siguiente ante el San Fernando. Este Cartagena se parecía más a aquel que había ganado nueve partidos a domicilio en doce jornadas lejos de su campo.

Las causas por las que se ha llegado hasta ahí pueden ser muchas y muy distintas. Desde el seno de la entidad reiteran que el nivel de responsabilidad de sus jugadores para con el equipo nunca lo han puesto en duda, y una muestra de ello es que desde el comienzo se descartó premiar por partidos ganados o primar a los futbolistas en el caso de colarse en los play off o lograr el primer puesto a la finalización del campeonato.

Gustavo Munúa ha tratado en todo momento de mantener el compromiso de sus jugadores casi intacto. Ha intentado sacar pecho de sus jugadores cuando lo han hecho bien y cuando atravesaban un mal momento y con su carácter y trabajo ha minimizado en todo momento los problemas que le han ido surgiendo para intentar no airear nunca nada más lejos del vestuario.

Sabe el entrenador uruguayo que todo depende de sus jugadores, que son ellos los que deben dar el do de pecho en estos tres últimos encuentros de Liga y que para seguir opositando a la primera posición no caben los problemas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído