01 de mayo de 2019
01.05.2019
La Opinión de Murcia
FC Cartagena

Un oportuno cambio de sistema

El Cartagena ha adaptado su modelo de juego en las dos últimas jornadas con la inclusión de tres centrales, que aportan más seguridad defensiva, y dos carrileros que proponen un mayor despliegue ofensivo

30.04.2019 | 21:45
Cartel del partido.

Llevar tus ideas hasta las últimas consecuencias no siempre es beneficioso para aquel que así lo decida. Por esto, son muchos los que piensan que hay que actuar rápido cuando aparezcan los primeros síntomas de que tus principios no tienen el entorno adecuado para cumplirse.

Al entrenador del FC Cartagena, Gustavo Munúa, la crisis de juego y resultados del equipo en los meses de marzo y de abril le cogió a contrapié. Hubo que esperar muchos partidos, cuando el equipo había liquidado su cómoda renta en el liderato y caía a la tercera posición en la clasificación, para que el preparador uruguayo cambiara su modelo de juego, al que había sido fiel tanto en casa como fuera (4-1-4-1), para apostar otro más conservador con el que detener la sangría y devolver la confianza perdida a sus jugadores.

Con la aplicación del sistema de tres centrales defensivos y dos carrileros, el Cartagena ha vuelto a salir a la superficie y respirar hondo. Tenía sobre sus pies un enorme peso que lo mandaba directo al fondo del mar, pero abrió los ojos, reaccionó, se quitó las cadenas y buceó hacia arriba.

Este modelo de 3-5-3 o 5-3-2, dependiendo si se ataca o se defiende, tiene, como todos los sistemas en el fútbol, sus pros y sus contras. De momento, con solo dos partidos desde que el preparador uruguayo lo ha puesto en práctica, los beneficios son más que evidentes.

«Yo creo que le aporta sobre todo solidez defensiva, más llegada por fuera con los carrileros sin la exigencia física de los laterales en un 4-4-2 y una mayor presencia en el área con la nueva posición de Elady acompañando al punta», dice Antonio García Albaladejo, entrenador de fútbol y un gran conocedor del juego que despliega cada semana el bloque albinegro.

Añade Antonio que este cambio obedece «a la necesidad, más que otra cosa», y añade: «El éxito en el fútbol radica en saber adaptarse al contexto. No es lo mismo jugar en un campo pequeño como el del Sanluqueño o el del Jumilla, que ir a Nueva Condomina y Munúa ha sido muy rígido en su modelo sobre el campo. No ha sabido adaptarse, porque le fue bien con el 4-1-4-1 en determinados momentos. Pero en las últimas jornadas ni en casa ni fuera era capaz de originar fútbol ofensivo ni de tener opciones para anotar y además le hacían gol con más facilidad».

¿Qué beneficios le aporta al Cartagena esta manera de jugar? Lo primero que se ve a simple vista es que con un central más -en este caso Josua Mejías-, el equipo gana en seguridad defensiva. El ejemplo es simple. En estas dos últimas jornadas solo ha recibido un tanto.

Afirman los entendidos en la materia que esta fórmula ayuda a que el equipo tenga un mayor equilibrio en todo el campo. Tiene tres jugadores con una única labor defensiva. Hay más jugadores en el centro del campo -Vitolo, Cordero y Moyita en este último partido- y se tiene más presencia arriba con hasta dos delanteros -Aketxe y Elady- y constante llegada por banda, a través de los carrileros, los cuales deben ser determinantes en este sistema -Jesús Álvaro y Santi Jara frente al San Fernando-. Aketxe se ha sentido mucho más acompañado ahora con la presencia en las inmediaciones del área de Elady. Han anotado cinco goles y todos han llegado de los atacantes con jugada bien por banda o rompiendo a la contra.

Por último, con un 3-5-2, la sorpresa llega por los costados, puede hacerlo por ambos, y hasta por el centro.

El presidente del FC Cartagena, Paco Belmonte, no es partidario de decir cuál es el mejor sistema, pues considera que es el entrenador el que debe tomar estas decisiones, pero sí puntualiza que independientemente del utilizado, «el equipo se ha desbloqueado mentalmente en cuanto a fútbol se refiere con dos victorias. El sistema nos ha venido bien para dar con la tecla, encontrar variantes para nuestra identidad y que nos hayamos quitado ese peso de encima. Nos va a beneficiar porque tenemos más cambios para nuestra identidad, que el jugador se sienta más cómodo y que esto nos viene bien para el tramo final. Eso, independientemente de que puedas jugar en el siguiente partido de una manera o de otra».

El equipo retoma la confianza y frena su caída. Ahora empieza lo más importante, por lo que básico es que este Cartagena sepa adaptarse de nuevo sin salir dañado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Especial

 

Guía del fútbol regional de Murcia 2020-2021

Guía de Fútbol Regional de Murcia de la temporada 2020-2021. Conoce todos los equipos y sus plantillas y el Calendario de encuentros de 2ª, 2ªB y 3ª. ¡Adelante!