28 de abril de 2019
28.04.2019
La Opinión de Murcia
Baloncesto

El UCAM necesita ganar en Manresa para salir de la UCI

El equipo murciano, con el estreno de Kyle Hunt, afronta un partido clave en la carrera por la salvación justo antes de recibir al Real Madrid

27.04.2019 | 23:00
El UCAM necesita ganar en Manresa para salir de la UCI

El UCAM Murcia CB, que con la victoria de ayer del Delteco ha caído al último puesto de la tablam se ha quedado margen de error. Le quedan siete partidos para concluir la temporada y está con el agua al cuello, colista de la clasificación y con los rivales directos en la lucha por la permanencia en línea ascendente. Ya no valen las excusas ni pensar en mejorar una semana después. Los oponentes aprietan y la situación es límite después de encadenar tres derrotas consecutivas. Encima, en el horizonte aparece el Real Madrid, que visitará el próximo jueves el Palacio de los Deportes. Por todo ello, el encuentro de esta tarde (17.00 horas, Movistar) en el pabellón Nou Congost de Manresa es vital, casi definitivo, ya que sumar otro fracaso, que sería el cuarto seguido, dejaría al plantel de Sito Alonso con el crédito bajo mínimos.

El estreno del 'cinco' Kyle Hunt es la principal novedad en el conjunto universitario, donde también estará Luka Mitrovic, quien se perdió la anterior jornada por una lesión. Por estas circunstancias el técnico tuvo que hacer de nuevo convocatoria. Como era de esperar, dejó fuera a Damjan Rudez. El ala pívot croata ha sido la gran decepción de la temporada, desaprovechando todas y cada una de las oportunidades que ha tenido a lo largo del curso pese a su dilatada trayectoria. La sorpresa fue que el técnico decidió también prescindir del veterano Álex Urtasun, dando entrada en su lugar a Edu Durán, quien pese a verse fuera del equipo, se ha ganado con el esfuerzo en los entrenamientos otra oportunidad. En cualquier caso, desde que llegó Sito Alonso al banquillo quedó claro que el escolta navarro no tenía sitio en sus esquemas.

El Baxi Manresa, por su parte, acaricia su pase a las eliminatorias por el título. Uno de los clubes con el presupuesto más bajo de la ACB, que ha sufrido multitud de contratiempos en forma de bajas y marcha de jugadores repentinas, ha sido capaz de levantarse cada vez que ha sufrido una adversidad. Ha dado igual que se lesionara Justin Doellman o que se fuera Alex Renfroe. Con un plantel de perfil medio-bajo, con solo un componente con pasado reciente al más alto nivel, Ryan Toolson, se ha colado entre los mejores de la liga por méritos propios. Ahora ha perdido por lesión a Corey Fisher, por lo que ha tenido que fichar a un joven base como Sergi García, con talento pero escaso bagaje en el Valencia Basket. Su entrenador, Joan Peñarroya, ha reconvertido también a un escolta, Gabriel Lundberg, a director de juego para tratar de paliar ese déficit. Pero además, hoy tiene también la duda del pívot Erik Murphy por una fascitis plantar.

Los murcianistas visitan una pista donde solo han ganado una vez en su historia. Por contra de lo que pudiera creerse, el Baxi Manresa de esta temporada no ha basado su éxito en los partidos de casa. En la primera vuelta, de los nueve encuentros que ganó, solo tres fueron en el Nou Congost. En la segunda ha cambiado un poco la tendencia, ya que ha triunfado en cinco ocasiones ante sus aficionados. Pero hay un dato que hace más temible a los manresanos: han vencido 15 de los 19 partidos disputados a lo largo de la temporada ante los equipos que ocupan los puestos del séptimo al decimoctavo. Esas victorias le han valido para adquirir esa confianza que no ha tenido en ningún momento el UCAM Murcia, que necesita recuperar la identidad que le llevó a ganar tres partidos consecutivos y que le permitió salir de los puestos de descenso en los que hoy en día está inmerso. La primera piedra no le queda más remedio que ponerla hoy en Manresa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook