26 de abril de 2019
26.04.2019
Real Murcia

Un buen día para sacarse espinas

Los delanteros del Murcia que elija Julio Algar para medirse al filial del Almería, ya descendido a Tercera, el domingo en Nueva Condomina, tendrán la ocasión de mejorar sus pobres registros

25.04.2019 | 21:53

Son apenas un par de jugadores los que se pueden salvar en el Real Murcia de poder decir sobre ellos que, dentro de lo vivido esta temporada, han cuajado una campaña más o menos regular, aunque en este capítulo ninguno de los tres delanteros ha conseguido números de esos que pueden acercarte a una zona más agradable de la clasificación. Víctor Curto seguía de la temporada anterior tras sufrir una grave lesión, Chumbi fichó sin tener el alta médica y ha tenido más problemas de lo que esperaba para ponerse a punto y Manel ha sido el que, aunque llegaba más desapercibido, ha aprovechado la poca regularidad de sus compañeros para ser el que más minutos lleva a sus espaldas. Sin embargo, la llegada de Julio Algar al banquillo ha sido clave para que Chumbi sea el que más reforzado ha salido, hasta el punto de que ahora se ha estrenado como goleador y acumula tres tantos en las cinco últimas jornadas.

Aunque la decisión de quién jugará el domingo a las seis en Nueva Condomina ante el Almería B, un equipo ya descendido a Tercera División, será lógicamente de Julio Algar, tampoco está claro ni mucho menos si optará por dos delanteros en el once inicial o solo por uno, ya que las dos opciones las ha puesto en práctica desde su llegada el preparador madrileño.

El aguileño Chumbi, tras una primera vuelta en la que pasó completamente desapercibido, ha notado la confianza que ha depositado en él Julio Algar y acumula sus tres primeros tantos desde que llegó al club en las cinco últimas jornadas. En Granada firmó el mejor de sus tres goles, pero Algar parece decidido a que al aguileño sea su delantero referencia en las cuatro jornadas de Liga que quedan hasta que finalice la fase regular.

Los problemas físicos y la recuperación de una lesión muy grave tanto por parte de Chumbi como de Curto ha sido la clave para que el '9' con más minutos de los tres este ejercicio haya sido Manel Martínez, quien con siete goles y tras la marcha de Aquino se ha quedado como el máximo artillero de la primera plantilla grana con siete goles. No son cifras espectaculares, pero dentro de una temporada en la que casi nadie ha estado a la altura, los números de Manel no están siendo tan desastrosos.

Víctor Curto, uno de los héroes de la grada tras aterrizar en el mercado de invierno del curso pasado y hacer goles de todos los tipos y colores, este año ha tenido el gran hándicap de que ninguno de los tres entrenadores que han pasado por el banquillo le han dado, de forma continuada, la titularidad. A punto de llegar al final de la fase regular, Curto acumula dos goles en su casillero particular y los consiguió a comienzo de temporada, donde tenía su mejor nivel físico, ya que después, entre un par de lesiones y la elección de los técnicos por otros compañeros, le ha tocado vivir una temporada complicada y casi siempre viendo los partidos desde el banquillo.

El Almería B, colista del Grupo IV y descendido a Tercera hace dos jornadas, visita el domingo Nueva Condomina con unos números de 56 goles encajados en 34 jornadas consumidas del campeonato. Es la ocasión perfecta para sacarse alguna de las espinas que tienen clavadas los delanteros, además de otros compañeros que tampoco han estado a la altura de lo que se esperaba de ellos. Los granas llevan sin ganar un partido ante su público en Nueva Condomina desde el 13 de enero ante el Sanluqueño.

Dentro del vestuario es el primer sitio donde cuesta sacar fuerzas a estas alturas de temporada, pero también son muchos los jugadores que saben que esta recta final del campeonato, además de para firmar la permanencia, también es una especie de examen para los jugadores que podrían formar parte del hipotético nuevo proyecto que se confeccione el próximo verano.

Con la permanencia prácticamente en el bolsillo tras la victoria del pasado sábado en Jumilla, ya con muy poco en juego, la directiva anunció que para el choque del domingo las entradas pasan a costar cinco euros en cualquier parte del estadio, mientras que cada abonado puede retirar dos localidades al precio de dos euros. Se trata de una de las últimas iniciativas de este curso después de que la afluencia de espectadores al estadio haya ido bajando al mismo tiempo que el equipo empeoraba cada semana tanto en resultados como en sensaciones, algo que al final nadie tendrá que lamentar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes