26 de abril de 2019
26.04.2019
La Opinión de Murcia
FC Cartagena

El ascenso como única prima

El Cartagena descarta incentivar a sus jugadores en estos últimos cuatro partidos en el que se juegan el título de Liga, ni tampoco los premiará económicamente en el caso de acabar campeones, algo que sí hizo le entidad en años anteriores

25.04.2019 | 21:18
El ascenso como única prima

No ha cambiado en nada, al menos de momento, la decisión del FC Cartagena de jugárselo todo al ascenso de categoría, a pesar de que el equipo albinegro ha llegado a las últimas cuatro jornadas con cierta dosis de incertidumbre por los malos resultados.

Ya advertía el presidente del club el pasado mes de octubre que la apuesta era a todo o nada, y parece que quiere mantenerse en esa determinación. Si bien en años anteriores el club llegó a ofrecer premios en metálico a sus jugadores en las últimas jornadas por partidos ganados, entrar en el play off o acabar como campeón de grupo, ahora todo se cierne en un único objetivo. El club ha negociado con sus futbolistas una única prima y ésta se cobrará en el caso de que el equipo logre dar el salto de categoría.

La entidad prefiere no dar pistas de cuánto dinero se ha comprometido a pagarles en el caso de que esto suceda, pero para que valga de ejemplo, el Hércules -según publica la prensa alicantina-, estaría dispuesto a pagar alrededor de 400.000 euros a sus jugadores si consiguen subir a la División de Plata.

El FC Cartagena ha perdido su condición de líder en la que se mantuvo hasta la jornada trigésima y la mala racha de resultados le ha ido perdiendo fuelle hasta caer a la tercera posición, superado ahora por el Melilla y el Recreativo. Le quedan cuatro partidos para concluir la competición y para tratar de revertir la situación.

Pero en nada se parece lo que ocurre este año a lo de la campaña anterior, con Monteagudo llevando la batuta del equipo. En aquel momento Paco Belmonte tenía otra manera de ver las cosas y abonaba un plus económico a sus jugadores cada vez que lograban ganar un partido. Además, también se premió el hecho de que el equipo entrara en la fase de ascenso como campeón de grupo y pudiera disputar la fase de ascenso de los campeones de Segunda B.

Los dirigentes han decidido que este año no hay otra manera de compensar que con el ascenso, por lo que queda claro que para Belmonte y Sánchez Breis no se entiende otro objetivo que el subir, sea como campeón del Grupo IV o en cualquier otra posición que da derecho a disputar los play off.

Tampoco han utilizado las renovaciones como motivación extra, algo a lo que han recurrido desde la entidad albinegra en los dos años anteriores.

Cerca del 80% de los futbolistas que forman la plantilla tiene, además, la renovación como gran premio por el reto logrado. «El futuro está asegurado de muchos de ellos en el caso de que ascendamos. Queremos indicarles a los jugadores que el único objetivo es estar en Segunda, porque el mensaje es pugnar por un único fin y a partir de ahí hablaremos. Al que queramos renovar no habrá ningún problema», explicaba el propio presidente esta misma semana en una emisora de radio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook