23 de abril de 2019
23.04.2019
Ciclismo. Publicación

Un libro revive el triunfo de Alejandro Valverde en el Mundial

La periodista Ainara Hernando publica 'Cuando fuimos los mejores'

23.04.2019 | 16:03
Un libro revive el triunfo de Alejandro Valverde en el Mundial

La intrahistoria y las mejores anécdotas del Mundial que logró Alejandro Valverde el pasado 30 de septiembre en Innsbruck, "desde que sale de su casa hasta las lágrimas en el podio ya vestido con el maillot arcoíris", son el argumento de "Cuando fuimos los mejores" (Cultura Ciclista), el nuevo libro de la periodista Ainara Hernando (Vitoria, 31 años).

La obra de la periodista alavesa narra en un recorrido de 350 páginas "todo lo que no se ha sabido del título mundial ganado por el ciclista murciano" y cuenta las mejores anécdotas que se produjeron en el período de poco más de una semana que duró la convivencia del equipo español, donde se juntaron en torno a una idea común ciclistas que unos días antes eran rivales en la Vuelta a España.

La narración novelada empieza en el momento que Valverde sale de su casa en Murcia acompañado por su masajista, amigo y hombre de confianza Juan Carlos Escámez, rumbo a la concentración de una semana en Sierra Nevada (Granada) junto al resto del equipo nacional, dirigido por el seleccionador Javier Mìnguez.

El punto final y más emotivo de aquel mundial fue la consecución de un sueño por parte de un ciclista de 38 años que lo ha ganado todo, y que se expresa en una catarata de sentimientos que se resumen en un grito tan enorme como su alegría al cruzar la línea de meta, en un abrazo con Escámez y en litros de lágrimas mientras recibía el maillot arcoíris de su predecesor en el título, nada menos que un triple vencedor, el eslovaco Peter Sagan.

"Cuando fuimos los mejores" es el título de una canción de Loquillo que poco tiene que ver con el espíritu deportivo, pero la autora ha captado el concepto de unión y de equipo y el espíritu de afrontar como un solo hombre el reto de traer a España y en las espaldas de Valverde el título mundial.

"Valverde era el único corredor de Movistar y el resto de sus compañeros visten maillots diferentes en la carretera, pero en una semana de concentración se convierten en amigos íntimos en torno a la idea de ganar el arcoíris. Se conjuran para que "El Bala" sea campeón del Mundo".

Allí estaban, entre otros, Omar Fraile, Ion Izagirre, Mikel Nieve, Jesús Herrada y Enric Más, este último uno de los corredores que desalojaron a Valverde del podio en la Vuelta a España.

La autora de "Por amor al ciclismo" revela la anécdota que generó el ambiente previo al título mundial, cuando todos los ciclistas del equipo nacional bajaron desde Sierra Nevada a un centro comercial de Granada donde se compraron zapatillas idénticas, del mismo modelo para ir todos a juego.

Las siguientes anécdotas se van sucediendo en el libro. La expedición perdió el avión que debía llevar al equipo español a Innsbruck y llegó un día tarde a la capital del Tirol austríaco. Una vez en el escenario del Mundial todos inspeccionaron el circuito, donde se encontraron con el triple campeón mundial cántabro Óscar Freire y con el italiano Mario Cipollini, otro arcoríris.

Otra anécdota refleja el enorme susto de los corredores cuando a punto estuvieron de ser embestidos por las vacas que habían bajado a la población donde se encontraban, en el marco de una fiesta ganadera en aquella zona del Tirol.

El libro, que incluye fotos inéditas previas y posteriores al título mundial y un comentario de Peter Sagan a modo de colofón, desvela a los lectores qué amuletos llevó Valverde al Mundial de Innsbruck y lo que aconteció con ellos, así como el menú que satisfizo los estómagos de los componentes del equipo español.

"En el libro hay tres figuras centrales: el propio Alejandro Valverde, el seleccionador Javier Mínguez y el masajista Juan Carlos Escámez, aunque todos han colaborado, desde el conductor del autobús a los corredores, pasando por los auxiliares".

Para la periodista de "Ciclismo a Fondo", "Valverde es un personaje especial dentro del ciclismo, una leyenda en activo".

"Ver a un corredor de esta talla, de 38 años, llorando abrazado a Escámez y luego en la sala de prensa y zona mixta fue una imagen inolvidable, un momento muy especial que fue el que me animó a escribir el libro", dijo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes