22 de abril de 2019
22.04.2019
La Opinión de Murcia
UCAM Murcia
UCAM Murcia11UD Ibiza

Sin play off... y casi sin Munitis

El UCAM pierde la cuarta plaza al ceder un empate ante el Ibiza en La Condomina, donde conecta dos meses sin ganar, y deja a su técnico con el mínimo crédito a cuatro jornadas para el final de Liga

21.04.2019 | 21:33
Sin play off... y casi sin Munitis

Es imposible saber a ciencia cierta, más aún tratándose de un club como el UCAM Murcia, cual puede ser el factor clave o determinante para despedir a un entrenador.

Quizá abandonar los puestos de play off treinta jornadas después; sumar una única victoria en las siete últimas jornadas; o no ganar en La Condomina desde hace dos meses se han convertido en suficientes credenciales para despedir al técnico, Pedro Munitis.

Leyendo, así en frío, las posibles causas de la debacle del entrenador universitario al frente del equipo, parecen razones para efectuar un cambio. Pero también puede ser contraproducente llevar a cabo una revolución en el banquillo de La Condomina a cuatro jornadas para el final del campeonato y cuando has sumado cuatro puntos en las dos últimas jornadas recuperando, en cierta medida, tus señas de identidad.

Munitis ya recibió un toque por parte de la dirección deportiva, hace exactamente un mes, tras empatar en casa ante el Sanluqueño. Ahora, el afán revolucionario llega de más arriba, un pensamiento que poco tiene que ver con los hombres de fútbol del club universitario y que reniegan de llevar a cabo ahora un movimiento de tal calibre.

Si algo ha quedado claro es que la ansiedad por ganar está pesando demasiado en la mente de los jugadores, y la fatiga acumulada durante el curso por una plantilla corta y castigada por las lesiones ha acongojado en exceso las piernas de estos.

Como viene siendo habitual, las bajas y el mal estado de forma de algunos de los activos más importantes del plantel del UCAM volvieron a mermar el rendimiento del equipo. Javi Fernández y Arranz acusan ahora la acumulación de minutos; Luis Fernández regresó tras dos recaídas tras su lesión muscular y, tras media hora disputada, confesó sentirse de nuevo mermado por los dolores; Jean Jules, que según el club fue baja «por molestias de última hora», se retiraba lesionado de un entrenamiento durante la semana y es probable que no vuelva a jugar este curso.

Más allá de problemas físicos o incluso de actitud -Collantes volvió a desaparecer y fue sustituido al poco de iniciarse la segunda mitad-, la realidad es que es complicado que, con semejante huracán de condicionantes, las cosas funcionen. Solo Isi Ros y Kilian Grant, junto a los incombustibles laterales Gurdiel y Migue, tiraron del carro en el encuentro a la hora de atacar.

El UCAM salió en tromba desde el arranque, una fase que duró casi media hora de juego y que el propio equipo universitario dejó evaporarse como el humo de un cigarrillo. El propio Munitis lo calificó como «ansiedad» por querer cerrar el partido cuanto antes y no conseguirlo. La desconexión fue real, ya que eran buenos minutos, con control y generando espacios con mucho criterio, y el Ibiza desarboló todo el plan simplemente a base de empuje y una presión media y con un tanto que llegó en un abrir y cerrar de ojos.

El conjunto murciano saltó bien al césped, mostrando toda la actitud y todo el carácter que no había explotado en sus últimas comparecencias en La Condomina. Los pocos aficionados (y cada vez son menos) que ayer se dieron cita en el estadio así lo valoraron. Isi Ros tenía chispa, el doble pivote circulaba la pelota con fluidez y el UCAM sabía moverse muy bien tanto a lo largo como a lo ancho del campo.

Quizá el propio Ibiza no esperaba esa versión del UCAM. La moral parecía recobrada, al igual que las ganas por agradar y disfrutar del fútbol. Las piernas flotaban, y Collantes solo necesitó cuatro minutos para dar el primer aviso. Kilian Grant solo necesitó uno más para abrir la lata.

Tras bajarla Onwu de cara para su llegada desde atrás, el extremo del UCAM entró como un elefante en una cacharrería en el área. Protegió con fuerza la pelota, se mantuvo en pie, y aguantó hasta vencer al meta Lucas con un disparo alto, potente e inapelable.

Grego Sierra, de cabeza tras una jugada a balón parado, y Onwu, que no consiguió definir con buen criterio una transición rápida, pudieron ampliar la renta del UCAM. Pero, justo tras esto, el Ibiza varió el guion ante el equipo que dirige Munitis. El cuadro balear incordió en un par de llegadas a Germán Parreño, que tuvo que efectuar sus primeras intervenciones en el encuentro.

Ese descontrol originó el tanto de los de Pablo Alfaro. Rodado remató de cabeza, anticipándose a la zaga, un gran centro de Bonilla. La picó, y con el bote, aprovechó la potencia con la que salió el balón para firmar el empate. Acababa de sobrepasarse la media hora de partido, y de forma inexplicable, el UCAM se vio fuera del partido pese a seguir en pie sobre el césped.

Los universitarios se aceleraron, viéndose apoderados por los nervios y con la precipitación por bandera. Además, empezaron a surgir las primeras acciones polémicas alrededor de la figura arbitral de Ruiz Aguilera.

Tras el descanso, el Ibiza siguió con el plan establecido, lo que le sirvió para apoderarse casi por completo del partido. A balón parado y desde fuera del área, hasta en tres ocasiones probó fortuna tras la reanudación del choque. El nerviosismo dio paso a la desidia, provocando que llegaran los primeros abucheos desde la grada.

Munitis se vio obligado a mover el banquillo. Luis Fernández, quien reaparecía tras su rotura de fibras -con doble recaída incluida- disfrutó hasta de dos ocasiones clarísimas, en especial la primera de ellas, dentro del área, repelida levemente por el meta Lucas y salvada en última instancia sobre la línea por el central Gonzalo.

Hicham y Titi también entraron al campo, dotando de una marcha más al ataque universitario. El Ibiza no volvería a incordiar en exceso, salvo por alguna salida peligrosa del centrocampista Fobi. Pero el UCAM sería el único que tendría opciones reales de volver a marcar. El citado Hicham vio como Lucas repelía de forma felina, con una estirada soberbia abajo, un disparo desde la frontal. Y, además, casi en el último instante, vio como un disparo suyo se marchaba fuera con el tiempo cumplido.

El UCAM volvió a patinar en La Condomina, y Munitis casi no sale vivo del propio estadio. Su crédito queda reducido a cenizas y la próxima semana en El Ejido, a los que mandan, solo les valdrá una victoria como respuesta ante esa última vida disponible.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Especial

 

Baloncesto Regional 2020-2021

Conoce todos los equipos y sus plantillas y el calendario de encuentros de ACB, LEB Oro, LEB Plata, EBA, LF2 y BSR ¡Adelante!


Especial

 

Guía del fútbol regional de Murcia 2020-2021

Guía de Fútbol Regional de Murcia de la temporada 2020-2021. Conoce todos los equipos y sus plantillas y el Calendario de encuentros de 2ª, 2ªB y 3ª. ¡Adelante!