15 de abril de 2019
15.04.2019
Tenis

Carballés, un campeón de hierro

El tenista tinerfeño, pese a acabar en la clínica en los partidos de cuartos y de semifinales, remonta al joven sueco Mikael Ymer para hacerse con el Challenger del Murcia Club de Tenis, que vuelve a llenar sus gradas para despedir un brillante torneo

14.04.2019 | 23:38
Carballés, un campeón de hierro
Carballés, un campeón de hierro

Cuando el viernes por la noche acabó un maratoniano partido ante el madrileño Enrique López Pérez en cuartos de final, Roberto Carballés Baena se fue directamente a la clínica. Los problemas físicos empezaban a pasarle factura, pero se sobrepuso el sábado por la mañana en semifinales, donde tuvo que volver a jugar tres sets, en esta ocasión frente al Kimmer Coppejans, ante el que cedió la primera manga y remontó. Mientras tanto, el sueco Mikael Ymer, fibroso jugador de 20 años de edad, número 200 de la ATP, descansaba tranquilamente en el hotel porque su oponente, el holandés Tallon Griekspoor, había terminado su partido de la jornada de cuartos con el pie en carne viva y no podía ni calzarse la zapatilla derecha.

Con esos precentes se llegaba ayer a la final del Murcia Open, torneo de categoría Challenger 45.000 que durante toda la semana llenó las gradas del Murcia Club de Tenis para celebrar el centenario de la entidad. Con 30 grados de temperatura en la pista se medían los dos mejores jugadores de un torneo que ha vivido el despertar de la Alcarazmanía y el adiós de Nico Almagro. Si el partido se iba a tres sets, se reducían las opciones de Carballés de alzarse con el título en un año de trayectoria irregular para él, con unos cuartos de final en el ATP 250 de Buenos Aires como mejor resultado. Pero el tinerfeño afincado en Barcelona, que el sábado, tras las semifinales, volvió a tener que pasar por las manos del fisioterapeuta para aliviar varias contracturas, demostró que es de hierro. En ningún momento bajó la cabeza, ni siquiera cuando cedió el primer set. Y en la segunda y tercera manga parecía que quien había descansado el día anterior había sido él y no su oponente, al que pudo la presión. Al final se impuso por 2-6, 6-0 y 6-2, en 2 horas y 12 minutos de juego.

Ymer marcó el ritmo en el primer set desde que logró una rotura de servicio en el primer juego. Después, con 2-3, el sueco evitó una situación comprometida y sumó el punto para ponerse 2-4 tras salvar una bola de break. Ganando todos los peloteos largos desde el fondo de la pista, el jugador de color, que este mismo año jugó con su país ante Colombia en Copa Davis y tiene varios hermanos tenistas, se hizo con el set (2-6). El choque se le puso muy cuesta arriba a un Carballés al límite. Además, el termómetro seguía subiendo, pero el tinerfeño no tiró la toalla. Todo lo contrario. En el segundo juego del segundo set le rompió el servicio al sueco y metió la directa. Ymer 'desconectó' ante el primer problema y el canario, un jugador con motor diésel, salvó dos bolas de break en el siguiente para situarse con 3-0 y disparase a por el triunfo, dejando en blanco a su oponente tanto en el 5-0 como en el 6-0.

La incógnita era cómo respondería el físico de Carballés en el último set. La duda se despejó rápidamente. El español mantuvo su servicio sin apenas dificultades y en el sexto juego le rompió el servicio a su rival, quien ya no aguantaba como antes los peloteos desde el fondo de la pista. Con el partido ya resuelto, el sueco requirió la asistencia del fisioterapeuta cuando ya acumulaba un 5-2 de desventaja. Cuando el juego se reanudó después de unos minutos con el servicio de Carballés, el canario sentenció dejando en blanco a su rival y alzándose así con su primera título de la temporada, el quinto Challenger de su carrera deportiva, en el que sumó 80 puntos ATP.

El torneo se cerró coronando a Carballés y rindiendo el último homenaje a Nico Almagro, quien recibió una placa tanto de la Federación Española, que estuvo representada en Murcia por su presidente, Miguel Díaz, como por el Murcia Club de Tenis. El éxito del campeonato, marcado, sin duda, por el desparpajo de Carlos Alcaraz, abre la puerta a su continuidad en 2020.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes