10 de abril de 2019
10.04.2019
Segunda B

Rivales abrazados por la incertidumbre

Aunque el Murcia lucha por firmar la permanenia cuanto antes y el UCAM por meterse en el play off de ascenso, los dos equipos que se ven las caras el sábado en Nueva Condomina tienen en común que han perdido fiabilidad en el segundo tramo del torneo al poner en peligro sus objetivos

09.04.2019 | 22:35
El universitario Isi Ros, anotando el primer gol del duelo de la primera vuelta ante Charlie Dean y Mackay.

El UCAM ha hecho méritos este curso como para superar el aprobado sin ningún problema, mientras que el Real Murcia todavía anda liado con los exámenes más complicados para evitar el suspenso sea como sea. Sin embargo, en el duelo regional del próximo sábado donde ambos rivales se verán las caras en Nueva Condomina llegan dos equipos que, con objetivos distintos, no están manteniendo en la segunda vuelta el nivel y los resultados que en la primera. De hecho, los numerosos 'gatillazos' de ambos en este segundo tramo de la competición darían como resultado en una hipotética clasificación que los pupilos de Pedro Munitis serían décimos, mientras que los jugadores de Julio Algar ocuparían el puesto de promoción de descenso.

Pero ninguno está así actualmente en la clasificación por fortuna para ambos. El equipo universitario es el cuarto clasificado en la general y está metido de lleno en la pelea por disputar la fase de ascenso, mientras que el objetivo de los granas, que ocupan actualmente el undécimo puesto, cambió a mitad de curso con la nueva directiva y a los granas les faltan alrededor de seis puntos para evitar meterse en un sufrimiento innecesario.

Al conjunto que han dirigido esta campaña Manolo Herrero, Javi Motos y ahora Julio Algar, sí que le ha sonreído la suerte en este aspecto, ya que hay, prácticamente a día de hoy, un par de equipos que están casi descendidos a Tercera y otros tres que parece que van a luchar hasta el final por reservar plaza en la categoría de bronce. En esta pelea de la salvación sí va a estar otro equipo de la Región como es el Jumilla. En este mismo aspecto, el UCAM se ha encontrado con más dificultades tratando de mantenerse entre los cuatro primeros que solo preocuparse de no acercarse a la parte baja.

En cualquier caso, y a pesar de los objetivos marcados por cada club, lo que también es una realidad es que ambos conjuntos han perdido fiabilidad respecto a cómo llegaron al ecuador del torneo liguero en el momento más crucial de la temporada.

Por parte del Murcia, todos los aficionados se han resignado a que después de la 'operación limpieza' que llevó a cabo la directiva que preside José María Almela en enero, va a ser una suerte si se llega a las últimas jornadas sin tener que pensar en desgracias. Los equipos de la parte baja lo están haciendo tan mal que ni tras nueve jornadas sin ganar, los granas no han llegado ni a ocupar el puesto de promoción de descenso. El Real Murcia de la primera vuelta firmó 30 puntos y el actual solo ha sumado 11 puntos en lo que se lleva consumido de la segunda vuelta.

A seis jornadas antes de llegar los play off, es decir, 18 puntos en juego, el UCAM de Munitis acumula las mismas derrotas que en toda la primera vuelta. Cinco tropiezos que han llevado a los universitarios a perder un 'colchón' que ya no tienen y aunque dependen de ellos mismos, tienen que asumir que el San Fernando y el Badajoz ya han dejado claro que están a la espera de otro tropiezo de los universitarios para superarlos en la clasificación. El UCAM lleva tres goles más en contra que en las primeras 19 jornadas, aunque mayor virtud que la defensiva es la ofensiva, ya que los de Munitis llevan 20 goles a favor, muchos comparados, por ejemplo, con un Murcia que solo ha visto puerta en 9 ocasiones desde que se desmanteló la plantilla en enero en busca de un ahorro económico que lleva a los socios a rascarse el bolsillo para este choque por segunda vez en la temporada.

Es decir, con objetivos claramente distintos en todos los sentidos, Real Murcia y UCAM se ven las caras con ambos atravesando una mala racha, lo que hace todavía más imprevisible un partido con una rivalidad apenas inexistente, pero con tres puntos que quieren ambos conjuntos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes