09 de abril de 2019
09.04.2019
Segunda B. FC Cartagena

Regresan los viejos fantasmas

La pésima racha acumulada por el FC Cartagena en esta segunda vuelta hace recordar la penúltima temporada en la que el equipo pasó de ser líder, a meterse finalmente en el play off en cuarta posición con suspense y sufrimiento incluido

08.04.2019 | 22:29
Elady durante el encuentro jugado este pasado domingo ante el Real Murcia.

El 8 de enero de 2017, el FC Cartagena arrancaba el año con un empate y con el liderato por bandera en el Grupo IV de Segunda División B. Esta segunda parte de la temporada, el equipo entonces dirigido por Alberto Monteagudo solo fue capaz de ganar seis partidos de liga, el esto fueron siete empates y seis derrotas. La victoria frente al Sanluqueño en la jornada trigésimo tercera fue la última del equipo entrenado por el albaceteño. El equipo se situó líder por última vez esa campaña. Luego llegaron en las cinco últimas jornadas tres empates y dos derrotas, que lo mandaron hasta la cuarta posición, un solo punto por encima del Mérida en lo que supuso una auténtica agonía , sobre todo en ese tramo final de la competición.

El último traspié sufrido por el FC Cartagena este pasado domingo en el derbi ha provocado que Gustavo Munúa alce la voz por vez primera esta temporada para manifestar su preocupación por lo que es una enfermedad que pasa de ser más que un simple catarro.

El bloque albinegro sigue en una magnífica posición, segundo con los mismos puntos que el Melilla, pero la racha de cinco encuentros sin ganar vuelve a traer aquellos fantasmas del pasado que se hicieron más palpables que nunca en el derbi ante el equipo murcianista.

El bloque albinegro ha sido capaz de sacar hasta seis puntos de ventaja a sus inmediatos perseguidores y en esta lucha por la primera posición ha ido perdiendo enteros jornada tras jornada, hasta verse superado por el conjunto norteafricano -el golaveraje lo tiene en contra- y además tiene al Recreativo a solo dos puntos para darle alcance.

Esta racha actual es incluso peor que la de la primera vuelta, cuando en el arranque de la competición se sumaron dos empates y dos derrotas en los cuatro primeros partidos. Ahora son cinco partidos, con tres empates y dos derrotas, o lo que es lo mismo, tres puntos de los últimos quince en disputa.

Ha pasado este Cartagena de ser el segundo mejor equipo en los partidos a domicilio, a acumular tres enfrentamientos consecutivos en el Cartagonova con empate. Por otro lado, los de Gustavo Munúa destacaban del resto de clubes del Grupo IV por ser el equipo que más victorias acumulaba fuera de su campo. Pero sus dos últimas salidas: Sanluqueño y Badajoz se han saldado con sendas derrotas.

Al FC Cartagena le restan ahora seis jornadas de Liga contra rivales que no se juegan tanto como los Almería B, Sevilla Atlético, Sanluqueño, Villanovense o Real Murcia, con los que ha tropezado en esta segunda vuelta.

S0lo el San Fernando y el CD El Ejido tienen aún cosas que decir. El primero mantiene una disputa en estos momentos con el UCAM Murcia por meterse entre los cuatro primeros clasificados del grupo. El segundo ocupa la decimaoctava posición en la tabla

Ibiza, rival contra el que juega este próximo domingo a partir de las doce del mediodía, Marbella, Talavera y Linense andan en tierra ya de nadie, con poco que hacer en la competición.

No obstante, todo va a depender de la fortaleza anímica que desprenda esta plantilla en las próximas seis semanas de competición. A lo largo de las 32 jornadas que hemos visto hasta el momento, se ha podido ver a un Cartagena solvente, con personalidad y seguro, pero en este mes último nos hemos encontrado una cara menos conocida, la de un bloque que es capaz de ofrecer lo mismo que antes, pero a la vez inconsistente con su fútbol, irregular y falto de tensión, lo que le ha llevado a pasar ahora por el momento más delicado de la competición, justo cuando tanto se juega.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes