06 de abril de 2019
06.04.2019
La Opinión de Murcia
Entrevista
Máximo goleador del FC Cartagena

Elady Zorrilla: "Gracias al Real Murcia, hoy estoy donde estoy"

El máximo goleador del Cartagena se reencuentra con el club donde jugó temporada y media y se despidió el pasado verano "engañado"porque "me querían bajar el sueldo a la mitad y luego te enteras de que firman a otros jugadores por un pastizal"

06.04.2019 | 04:00
Elady Zorrilla: "Gracias al Real Murcia, hoy estoy donde estoy"

Elady Zorrilla (La Puerta del Segura, 1990) es uno de esos jugadores que nunca pasa desapercibido. No tiene pelos en la lengua, habla con la sinceridad y normalidad de un jugador que no ha pasado por grandes canteras, que ha jugado más temporadas en Tercera División que las que lleva en Segunda B, y que sabe lo que es ascender (con el Real Jaén), pero no jugar, en el fútbol profesional.

Elady llega confiado a la entrevista. Su casa es el Cartagonova y se nota por cómo se mueve por sus pasillos. Es el máximo goleador del equipo y el pichichi del grupo. Un futbolista que sabe lo que significa llevar la camiseta del Fútbol Club Cartagena y del Real Murcia. Diferente, sencillo. Odiado por muchos y amado por otros, habla para LA OPINIÓN antes de que mañana (19:00 horas) se juegue el derbi.

¿Qué es para usted un derbi?

Para mí, realmente, son tres puntos. Es cierto que es un encuentro especial porque he jugado allí, pero no miro ya eso. Me darían lo mismo los tres puntos contra otro equipo o contra el Murcia. Es un partido que tenemos que ganar sí o sí.

¿Cómo es enfrentarse contra un exequipo?

Sé que hay mucha rivalidad, pero yo me siento orgulloso de todos los equipos en los que he vestido la camiseta. Gracias al Murcia, hoy estoy donde estoy. Es una sensación muy bonita porque te enfrentas a amigos. Allí tengo a Armando, Forniés y Víctor Curto.

Cuando jugó en el conjunto grana, ¿llegó a sentirse murcianista?

Yo allí caí de pie. La gente me quería mucho y me respetaba. Yo lo sentía. Soy una persona muy agradecida y cuando me dan cariño, respondo igual. Estaba muy a gusto. Aprecias tanto a la gente como al club. Por desgracia, ahora viven una situación complicada.

¿Guarda rencor por su salida? Fue con Víctor Gálvez y Toni Hernández.

Me querían bajar el sueldo a la mitad después de hacer una gran temporada. Yo no lo acepté. Tenía cosas de fuera y decidí tirar para Polonia. Rencor no tengo, pero es cierto que te sientes engañado. Juegan contigo cuando te dicen que te ponen la mitad de sueldo y luego te enteras de que firman a jugadores por un pastizal. Al final, cada persona queda retratada. El aficionado y el club no tiene culpa de que haya dos o tres personas que hayan jugado con el Murcia.

Pero recibió muchas críticas. ¿Las merecía?

La gente no sabía qué había pasado. El que se ha enterado de la verdad sabe que tengo razón. Tengo que alimentar a mi gente, ganar dinero para el día de mañana poder vivir bien y lo que no puedo hacer es quedarme con la mitad de lo que tenía. Al final, te salen ofertas mucho mejores y las aceptas. Luego, da la casualidad que no estoy a gusto, pues me vine a Cartagena que fue el club más interesado por mí desde verano.

¿Qué le parece la situación institucional que hay en el Murcia?

Creo que el Murcia está cambiando. Lo ha cogido gente mucho más formal y que está haciendo mejor las cosas. Al menos, lo que dicen lo cumplen. A mí me llamaron en su día para aplazar un pago, lo hice y cumplieron. Conmigo está todo solucionado y agradecido por ambas partes.

Si no fuera por la situación que atraviesan esta temporada, ¿dónde cree que estaría el Murcia en la clasificación?

No estaría donde está. Estaría en los puestos de play off. 

¿Qué diferencia hay entre el Elady grana y el albinegro?

Después del Mancha Real, donde hice muy buena primera vuelta, marqué 10 goles y muchas asistencias, llegué al Murcia y me vino grande. No sabes lo que es ese club hasta que llegas. Te sorprende. Creo que, hoy en día, soy mejor futbolista porque interpreto mejor el juego. Vengo de jugar en el barro, en la Preferente. No he pasado por ninguna cantera buena.

¿Quién llega peor al derbi?

Creo que 18 equipos del grupo se cambiaban por nosotros. Obviamente, el Murcia llega mucho peor que nosotros. Somos colíderes. Te diría que, incluso el Melilla, se cambiaba por nosotros. Respeto mucho al Melilla pero creo que somos el mejor equipo. Tenemos un plantillón. Últimamente, hemos tenido unos resultados que no son propios, ni hemos estado acertados, pero yo confío mucho en esta plantilla y creo que llegamos mucho mejor que el Murcia.

Ganar el derbi, ¿qué les supondría?

Sería coger la confianza que necesitamos. Nos daría ese empujón para mandar el mensaje de que el Cartagena va en serio. Estoy seguro de que se va a ganar el partido. Va a ser un encuentro duro, pero vamos a ganar.

¿Y perderlo?

No pienso en perderlo. No quiero empatar. Solo ganar.

¿Pero si pasara?

¿Qué te voy a decir? Perder otro partido más, un equipo que está hecho para ser primero, no entra en la cabeza. No lo vamos a pensar.

¿Qué ha significado para el equipo perder el liderato?

Es duro. Nos hemos visto a 6 o 7 puntos del segundo, y ahora nosotros estamos ahí. Estábamos haciendo las cosas muy bien y todo el trabajo, entre comillas, lo hemos tirado por tierra. Sabemos lo que es el grupo IV. Pero, ¿crees que el Melilla va a ganar todos los partidos? Puede ser, pero no creo. Estamos preparados para darle la vuelta a la situación ya este mismo domingo.

¿Contempla la opción de ser segundos?

No. Se contemplará si quedan dos partidos y estemos a 6 puntos del Melilla, que no lo creo.

¿Qué le ha pasado al Cartagena en las últimas jornadas?

Al final, los equipos te van estudiando y viendo dónde hacemos daño. Es éxito también de ellos. Creo que, por ejemplo, el Sevilla Atlético hizo un partidazo contra nosotros. Lo que no es normal es lo que hemos hecho antes, de llegar en el primer minuto y marcar. Son rachas. Lo mismo, llega el domingo y las dos primeras que llegas, las metes.

La presión por ascender, ¿se está transformando en ansiedad?

No creo. De lo que estoy seguro es que la afición tiene que estar tranquila, que no nos metan más presión de la que tienen que meternos. Si el domingo nos pitan, lo único que puede pasar es que nos pongamos más nerviosos. No tengo queja de la afición a día de hoy. Lo que nos ayuda es que nos animen. El ascenso se consigue entre todos. Estoy seguro de que el domingo van a responder como Dios manda.

¿Existe 'Eladydependencia'?

Por supuesto que no. Existe 'Cartagenadependencia'. Aquí, somos un equipo. Yo no sería nadie sin los pases de Julio (Gracia), Moyita, Santi Jara... Si me pones a jugar en otro equipo no metería tantos goles.
Pero cuando usted no está en el campo se nota...

Y también se nota cuando no está Moyita, Santi (Jara)... Todos. Somos jugadores muy buenos y todos aportamos mucho.

Complete la frase: «Cambiaría mis goles por...»

Ascender. Sé que con mis goles y los de mis compañeros vamos a ser primeros. Solo lo haría por el ascenso.

¿Debería estar el gol más repartido en el Cartagena?

Sí. Quiero que los goles los marquemos entre todos. Si todos los goles se concentran en un jugador, cuando este futbolista no esté tan acertado, o se lesione, no se note en el aspecto goleador. Pero este equipo tiene mucho gol y grandes jugadores.

¿Ve tranquilos a los dos delanteros, Aketxe y a Rubén Cruz?

Yo los veo tranquilos. Prefiero un delantero que marque 7 goles durante toda la temporada y luego, en el play off, te haga tres. Si lo hacen, yo le doy un beso en el pie y me voy con ellos a donde quieran (risas).

¿Qué es lo que aprende un jugador que viene de lo más bajo y llega a un equipo que aspira a ascender a Segunda División?

Que la ilusión es lo último que se pierde. Hace 4 años, cuando jugaba en el Mancha Real, estaba con mi padre en la obra 10 horas y, luego, me iba a entrenar. Todos los días hacía 286 kilómetros. Cuando una persona, después de luchar lo que he luchado, llega a donde estoy, sabe diferente. Valoras mucho más las cosas. Cuando pierdo un partido, estoy jodido de verdad. Incluso, cuando no lo hago bien, me duele. Sé que me ha costado mucho llegar y no quiero bajarme del carro. Todos mis tíos, por ejemplo, me llaman cada semana para ver cómo estoy. Saben lo que he sufrido para llegar hasta aquí. Cuando me pasa algo bueno, mucha gente me manda mensajes porque saben lo que me ha costado. Ahí te das cuenta que has hecho algo bien.

¿Cuántas veces ha soñado con jugar en el fútbol profesional?

Muchas, pero quiero llegar bien. Yo pude firmar en el fútbol profesional hace año y pico. Incluso este verano o este diciembre. Es más, a día de hoy, tengo ofertas de Segunda División. Lo que no quiero es subir de categoría para mendigar y te voy a decir por qué. Hay equipos que te ofrecen lo mínimo del salario base y te dicen que te pagues tú la ficha profesional. Si tú me quieres de verdad, me lo tienes que demostrar. No quiero un equipo donde un jugador cobre el mínimo y otro mucho más, porque entonces no estáis luchando por un puesto en igualdad. Así sabes que es el otro el que tiene ganado el sitio. Quiero llegar mereciéndolo de verdad. Yo no quiero un favor.

¿Se arrepiente de haberse ido a Polonia?

No, porque si no, no habría llegado hasta aquí. No me arrepiento de nada de lo que he hecho en mi vida. Una frase que siempre me ha dicho mi madre es que 'de lo bueno he disfrutado y de lo malo he aprendido'.

¿Y de qué está orgulloso?

De la familia que tengo y de la que estoy formando. Para mí, el fútbol es secundario. Lo que me da la vida es mi familia, mi mujer, mi chiquillo que viene en camino, que esté todo genial. Después de eso, lo más importante es el fútbol. Pero estoy orgulloso de la familia que tengo.

¿Qué está significando Cartagena para usted?

Estoy encantado. Vivo superbién. Tengo una estabilidad. Tenemos gente detrás que no nos fallan, aficionados que te respetan. Ojalá pueda tener esto mucho tiempo.

¿Se atreve con un resultado?

No va a ser un partido fácil. Creo que vamos a terminar 2-0. En la primera parte marcaremos uno, y en la segunda el otro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído