06 de abril de 2019
06.04.2019
La Opinión de Murcia
Ruta de las Fortalezas

Día de examen para los ruteros

La Ruta de las Fortralezas cumple su décima edición en una jornada marcada por la bajada de las temperaturas, el viento y la amenaza de lluvia

05.04.2019 | 22:07
Día de examen para los ruteros
Día de examen para los ruteros

Una jornada poco usual, marcada por la bajada de las temperaturas, el viento y la amenaza de lluvias espera desde esta mañana a los participantes de la Ruta de las Fortalezas. La carrera, organizada por la Armada, cumple su décimo año, y lo hace con una salud envidiable, con miles de corredores y corredoras y otros tantos de senderistas, que cumplirán, fieles a su cita.

Algo más de 54 son los kilómetros que les esperan a los inscritos este año en la línea de salida, situada en la Plaza Héroes de Cavite -en pleno Paseo del Muelle Alfonso XII-, hasta la línea de llegada-que está situada como cada año en la explanada de la Escuela de Infantería de Marina General Albacete y Fuster-.

A partir de las ocho de la mañana están citados los participantes en la línea de salida. A esa hora se procederá al izado de bandera, en presencia de las autoridades locales y militares y cinco minutos después comenzará una aventura que tiene 12 horas de caducidad. Todo aquel con dorsal que llegue después de las ocho y cinco de la tarde a la línea de llegada no lo podrá celebrar con todos los honores -diploma y medalla conmemorativa-.

Así pues, habrá que estar muy atentos, no dormirse en los laureles, porque los organizadores no esperan a nadie.

Recordemos que este duro recorrido que espera en la décima edición cuenta con el ascenso a dos baterías, las de Sierra Gorda y Fajardo, y cinco castillos, desde el inicial de Los Moros hasta el último de la Atalaya, con un constante sube y baja que supone un desnivel acumulado de 1.500 metros.

Los ruteros van a poder disfrutar de algunos de los parajes más bonitos de la ciudad y de su entorno. Las baterías de costa de Cartagena se han convertido en la huella de un pasado en el que la defensa del puerto tenía una enorme importancia estratégica. Ahora son un fantástico escenario y puesta de largo de la entrada a la ciudad por mar.

Algunos de los castillos como San Julián o Galeras ofrecen una espectacular vista del puerto de Cartagena. Si bien no habrá demasiado tiempo para deleitarse con las vistas, entre control y control se podrá disfrutar de una jornada única.

Atentos, especialmente, al ascenso y la bajada de Sierra Gorda, la primera de las subidas importantes de la carrera. Habrá acumulación de participantes en ese momento y ahí puede estar el primer problema de la mañana. En caso de lluvia, los corredores deben tener especial cuidado en la bajada de San Julián.

Cartagena vivirá durante todo este sábado una jornada festiva con miles de corredores que salpiquen las calles del centro y otros tantos de visitantes, amigos y familiares que disfruten y animen en una prueba singular y única.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook